Arrow

Campaña sin candidato


0
Zoomnews

ZoomNews es un diario digital de información general cuyo principios básico son la independencia y la pluralidad informativa.


Escrito el 5 de noviembre de 2013 a las 19:59 | Clasificado en Europa, Nacional

Dirigentes de Génova andan de bolos para convencer a las direcciones regionales del PP de la importancia de las elecciones europeas, para las que no tienen cabeza de lista.

Simpatizantes y militantes del PP celebran la victoria del partido en las europeas del 2009. (PP)
Simpatizantes y militantes del PP celebran la victoria del partido en las europeas del 2009. (PP)

Los departamentos de electoral y organización de Génova han puesto en marcha la maquinaria electoral de las elecciones europeas con el objetivo de convencer a los propios de la importancia de una cita que no se presenta nada fácil para PP y PSOE. Los populares dan por descontado que el electorado aprovechará para castigar los dos años de legislatura de ajustes y recortes, a falta, además, de que los brotes verdes económicos sean visibles en las casas particulares para el mes de mayo del año que viene. Es, sin duda, un escenario poco halagüeño, pero, puestos en lo peor, se trata de atemperar el batacazo en la medida de lo posible y, ante todo y sobre todo, alzarse con el triunfo aunque sea por la mínima.

Perder estos comicios daría sensación de descomposición interna, de desgaste y de declive en el ecuador de la legislatura

No sería la primera vez que un partido en el Gobierno pierde las elecciones europeas. De hecho, le pasó a José Luis Rodríguez Zapatero en 2009. Apenas un año después de revalidar su triunfo en unas generales, vio cómo perdía por 23 eurodiputados del PP frente a 21 del PSOE. Aquello le permitió a Mariano Rajoy levantar un dique de contención ante los que cuestionaban su liderazgo. Ese mismo año recuperaría el gobierno gallego y cosecharía en el País Vasco unos resultados que les permitieron ser determinantes para apuntalar al socialista Patxi López, lo que constituyó para él un enorme balón de oxígeno.

Mariano Rajoy y Jaime Mayor Oreja en el balcón de Génova 13 en la noche electoral de las europeas 2009. (PP)

Ahora es el sexto inquilino de la Moncloa y, como en 2009, necesita ganar aunque sea por un voto. Perder estos comicios daría sensación de descomposición interna, de desgaste y de declive en el ecuador de la legislatura, un golpe del que sería posible recuperarse, pero partiendo de una situación demasiado adversa. Europa, no sólo España, se prepara para el declive de las dos grandes fuerzas políticas que han sido determinantes en la historia de nuestro continente en los últimos setenta años: los conservadores y democristianos por un lado, y la socialdemocracia, por otro.

La Eurocámara puede pasar a tener una composición aún más diversa y fragmentada que la actual, en la que las dos grandes fuerzas políticas van a tener que ensayar muchas sinergias si quieren sacar cabeza. El PP sabe que es una quimera aspirar a los 23 eurodiputados de 2009, pero el PSOE también lo tiene crudo para repetir los 21. Ambos descienden, lo importante es saber cuánto y quién, a pesar del desastre, puede decir al día siguiente que ha salvado, al menos, los muebles.

Pues en eso está el equipo de María Dolores de CospedalCarlos Floriano y Esteban González Pons, vicesecretario general uno y vicesecretario de Estudios y Programas el otro, andan de bolos como las artistas vendiendo en las direcciones territoriales del partido que las elecciones europeas no son algo menor, sino que de ahí depende en buena medida el aliento con el que se culmine la legislatura sin olvidar que en Europa se dirimen nuestros asuntos de comer, aunque la Eurocámara, bien es cierto, no pinta demasiado en este tipo de decisiones.

Mayor Oreja sigue siendo una de las opciones con más papeletas porque su relevo podría provocar la espantada electoral del “macizo de la raza” popular

Movilizada pues Génova para impedir el desastre, falta por saber un dato fundamental: quién encabezará la lista a las elecciones europeas. Se admiten apuestas, análisis e intuiciones, pero no sería aventurado afirmar que Rajoy no se lo ha contado ni al cuello de su camisa, por mucho que dicha decisión pueda afectar a la composición del Consejo de Ministros, o quizá, precisamente por ello. Viendo los antecedentes, el misterio será revelado entre febrero y marzo del año que viene, para qué correr más.

En principio, el perfil del candidato no tiene por qué afectar al diseño de campaña ni a la puesta en marcha de la ingente maquinaria del partido, aunque todas las direcciones regionales quieren siempre meter a alguno de los suyos en puestos de salida de la lista europea. Habrá puñaladas, habida cuenta de que muchos serán los llamados pero pocos los elegidos.

Quinielas hay para todos los gustos, a saber, Miguel Arias CañeteAna MatoJavier ArenasEsteban González Pons… De hecho, no paran de desfilar nombres como posibles cabezas de lista, aunque quizá tanta elucubración termine generando cierta melancolía, porque Jaime Mayor Oreja sigue siendo una de las opciones con más papeletas. Y es que su relevo podría provocar un ‘efecto arrastre’ de lo que llaman los eurodiputados populares el “macizo de la raza”, esto es, el sector durillo del PP para el que Rajoy es, por contraposición, un blando con ETA y con Cataluña. Ojo, ese mismo sector de votantes ‘populares’ podría encontrar acomodo en formaciones como UPyD o Ciutadans si finalmente el Movimiento Ciudadano de Albert Rivera deriva en alternativa electoral. ¿Cómo retenerlos sin perder por el otro lado? Bueno, nadie dijo que ésto fuera fácil.

Fuente: Europeas: el PP diseña su campaña sin tener candidato elegido

Autora: Cristina de la Hoz

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>