Arrow

Aznar pierde dinero con Rajoy


0
Joaquín Ortega

Periodista. Participé en el arranque de varios medios digitales informativos y estuve en el mundo de la comunicación y la política, pasando por dos ministerios. También colaboro en la revista GQ.


Escrito el 30 de enero de 2014 a las 8:56 | Clasificado en Nacional

La operación de ruptura total entre Rajoy y Aznar coincide con la salida del expresidente de la nómina de Endesa; el nacimiento de Vox liderado por Abascal tiene sus similitudes.

Aznar, en el cénit de su liderazgo (Foto: SSGT M. Michaud, USAF)
Aznar, en el cénit de su liderazgo (Foto: SSGT M. Michaud, USAF)

A diferencia del camino elegido por José Luis Rodríguez Zapatero, el ex presidente Aznar decidió hacer dinero con el poso personal y político que en su biografía había dejado su paso por La Moncloa. Una agenda de lujo, contactos importantes y un halo de poder “inducido” como ex presidente del Gobierno de uno de los países más importantes de la Unión Europea era una llave para abrir puertas, al servicio de cualquier empresa que quisiera pagar un buen dinero para abrirlas.

Gracias a la correspondencia de Miguel Blesa, ex de Caja Madrid, hemos conocido, vía Infolibre, cómo funcionaba Aznar intermediando a favor de una empresa, en este caso del ámbito industrial. Que sepamos, hacía lo propio de manera fija y constante con News Corporation, Barrick Gold y Endesa.

Un lobista de lujo

El trabajo real de un lobista no es fácil. Estudiar legislación, elaborar alternativas, tener contactos que sepan influir en las disposiciones legales que luego llegan al BOE, reuniones con diputados, senadores, etc. Un trabajo de fondo sin garantías de éxito, que es, básicamente, que una ley tenga en cuenta los intereses de la empresa que paga. Para eso lo mejor es una reunión con el ministro del ramo… Y tampoco eso da garantías.

Por eso, perfiles como el de Aznar son tan preciados. Pueden, con una sola llamada de teléfono, conseguir una reunión con un presidente latinoamericano o, casi mejor incluso, que éste le pida a uno de sus ministros que lo reciba en su lugar. El mensaje llega directamente a donde tiene que llegar, y las posibilidades de éxito aumentan extraordinariamente. Los honorarios de estos intermediarios estrella fluctúan según consigan hacer creer a las empresas que los contratan que efectivamente tienen capacidad para abrir puertas.

Como no siempre los gobiernos son permeables, el éxito o no de la gestión, muchas veces imprevisible, no importa tanto como el tener acceso al legislador, en competencia con otras empresas que también lo tienen o se presupone que también lo tienen. Hay en todo el proceso un juego de apariencias y sobreentendidos propio de un entorno versallesco, más que de algo cuantificable con datos concretos.

Una dura pérdida de ingresos

Por esta razón resultó rarísimo que Aznar confesara en televisión, en horario de máxima audiencia ante Gloria Lomana, que el presidente Rajoy no le hacía caso. Que no hablaba con él. Los profesionales como Aznar viven de hacer creer a todo el mundo justo lo contrario. Así que semejante anuncio, que nacía de una intencionalidad expresa de confesarlo, sólo podía tener dos explicaciones: era un llanto para pedir una rectificación porque en Moncloa nadie le cogía el teléfono… o un ladrido de respuesta ante una situación ya irrecuperable. Meses después, a toro pasado, algunas evidencias apuntan a lo segundo.

Hace unos días, El Confidencial publicaba que Endesa había decidido prescindir de los servicios de Aznar con fecha 1 de enero de 2014. La duda es si la decisión es posterior a las declaraciones del ex presidente en Antena 3 en mayo del año pasado, o si precisamente el bombazo mediático de Aznar es porque ya se le había comunicado que visto el escaso éxito de sus gestiones, Endesa iba educadamente a despedirle.

Pero la realidad es que, si Aznar ingresa unos 250.000 dólares por trabajar para NewsCorp, sus emolumentos por intermediar en favor de la eléctrica española ascendían a entre 300.000 y 400.000 euros. Aún siendo del ámbito privado, la totalidad del montante de ingresos de Aznar como conferenciante y mediador de alto standing por todo el mundo, la comparativa entre lo que le paga Murdoch y lo que dejó de pagarle Borja Prado nos da una pista sobre el volumen de lo que estamos hablando. A Aznar, literalmente, la actitud de Rajoy le estaba costando mucha pasta.

Santiago Abascal y el nacimiento de Vox

Coincidencias o no, tras la presentación del partido Vox, el anuncio de Alejo Vidal-Quadras de dejar el PP y sumarse al nuevo partido y la renuncia de Mayor Oreja a ir en la lista de las europeas, llegó el campanazo final con la cancelación de la presencia de Aznar en el acto de Valladolid. La escenificación de la ruptura ya es total y el mensaje a sus posibles clientes del presidente de honor del Partido Popular es de salida del mercado local. De renuncia. Precisamente donde se supone que debería obtener el mayor margen de clientes, que es España. Si tienes un problema con el PP, contratar a Aznar ¿ya no sirve de nada?.

Precisamente en el nacimiento de Vox subyace una historia parecida de merma de ingresos del protagonista. El líder político visible del nuevo partido es Santiago Abascal. Este ex diputado del Parlamento vasco, cercano a María San Gil, fue fichado para ser director de la Agencia de Protección de Datos por parte de Esperanza Aguirre, en un movimiento de la lideresa para dar cobijo a uno de los miembros del sector crítico anti-marianista. Tras dejar en diciembre de 2012 este cargo, de evidente perfil técnico, pasó a ser Director de la Fundación para el Mecenazgo y Patrocinio Social de la Comunidad de Madrid.

La mano de González

Este “arreglo” con Abascal, sin embargo, saltó por los aires cuando la prensa reveló que dicha Fundación, que en 2012 tuvo una subvención de 230.000 euros pese a los recortes circundantes, dedicaba gran parte de ese dinero a pagar el sueldo de sus dos empleados y a promocionar la propia fundación. UPyD lo calificó como “un chiringuito para colocar personas afines”. El sueldo de Abascal era de 82.000 euros al año. Tras estas revelaciones, la Comunidad de Madrid decidió suprimir la fundación a partir de enero de 2014.

Algunos mal pensados vieron en esta decisión la mano del propio gobierno de Ignacio González, filtrando el presupuesto de la fundación, deshipotecándose del legado de Esperanza Aguirre y quedando bien con el entorno marianista. Esto ocurre en noviembre del año pasado. Poco después, Abascal “rompe su silencio”, anuncia su salida del PP y, posteriormente, su participación en la fundación de Vox. Qué coincidencia todo…

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>