La negociación de la Ley Sinde, que finalmente fue sacada del proyecto de Ley de Economía Sostenible tras su rechazo en el Congreso, ha sido un ejemplo más de cómo nuestros políticos mercadean con las leyes en función de sus intereses. Como el PNV –principal socio del Gobierno junto con Coalición Canaria- se negó a apoyar al PSOE en este punto, los socialistas se dirigieron a CiU para intentar salvar los muebles. Lo intentaron hasta el último minuto, pero no lo consiguieron.

A los nacionalistas catalanes no les importaba la Ley Sinde, sino sus enmiendas a la parte económica de la LES. Pero utilizaron la ley antidescargas para intentar exprimir al máximo al Gobierno y sacarle cuanto más mejor.

Ante el plante de CiU, PNV y Coalición Canaria –que también se negó a apoyar la Ley Sinde- el PSOE utilizó su último cartucho: el PP. ¿PSOE Y PP juntos en la Ley Sinde? Todo vale con tal de no sufrir una derrota.

Como la votación se retrasó varias veces para que los letrados pudieran ordenar el elevado número de enmiendas a la LES, el Grupo Socialista utilizó este tiempo para acercarse al PP y proponerle apoyar sus enmiendas. Los populares se dejaron querer durante unas horas. Pero pusieron como condición que el Gobierno se comprometiera a eliminar el canon digital.

¿Desde cuándo el PP ha sido un arduo defensor de una medida así? La estrategia del PP es buena porque deja en evidencia a lo que puede llegar el PSOE con tal de sacar adelante una ley, a la vez, aparecen como defensores del canon. Pero pocos se lo creen.

Y la Ley Sinde no es el único ejemplo. La reforma electoral también ha unido a PP y PSOE para no cambiar la Ley D’Hont y mantener un sistema de elección que les sigue siendo muy favorable.

Publicado por Beatriz Toribio

Periodista que cubre lo que ocurre en el Congreso y el Senado para lainformacion.com, además del Consejo de Ministros.

Únete a la conversación

2 comentarios

  1. Pero, … precisamente, elegimos a nuestros representantes para que negocien en nuestro nombre. El parlamento es precisamente un lugar para mercadear. Si no se mercadea, mal vamos, significa que no hay negociación. Mal iríamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.