Arrow

Detrás de las pelotas de goma


0
Asier Martiarena

Soy periodista y escribo en La Vanguardia y Yahoo! después de haberme encargado de la sección de política del diario Metro y de echar a andar en La Voz de Galicia.


Escrito el 20 de noviembre de 2013 a las 8:57 | Clasificado en Nacional

La decisión de retirarlas del arsenal de los Mossos ha sido celebrada, pero aún le falta un paso para conocer si el aplauso se convierte en ovación cerrada o en palmas aisladas. Eso dependerá de cuál es la alternativa.

Un policía vigila las calles junto a un Dispositivo Acústico de Largo Alcance LRAD. (Fuente:Wikipedia)
Un policía vigila las calles junto a un Dispositivo Acústico de Largo Alcance LRAD. (Fuente:Wikipedia)

La decisión de la Generalitat de Catalunya de eliminar las pelotas de goma del arsenal de sus Fuerzas de Seguridad ha sido aplaudida desde diversos ámbitos de la sociedad como las víctimas, los partidos políticos o asociaciones como Stop Balas de Goma. Todos ellos aplauden que se retire un arma que en España ha causado dos muertes (Rosa Zarra en 19995 e Iñigo Cabacas en 2012) y que desde 2009 ha propiciado la pérdida de un ojo a siete personas.

Aunque a la medida aún le falta un paso para conocer si el aplauso se convierte en ovación cerrada o en palmas aisladas. Eso dependerá de cuál es la alternativa.

Porque si los Mossos van a dejar de disolver marchas y manifestaciones con pelotas de goma es porque han encontrado un método alternativo. Aunque éste aún no ha sido confirmado oficialmente, fuentes cercanas a la consellería de Interior han comenzado a filtrar la posibilidad de que el arma elegida sea el subfusil de proyectiles viscoelásticos GL-06.

La Generalitat de Catalunya apenas tiene dinero para renovar su arsenal

Según describen revistas especializadas en munición, el proyectil empleado es de 40 x 46 milímetros y está recubierto de foam, una espuma viscoelástica de poliuretano de alta densidad. El impacto de la nueva pelota –del tamaño de una de golf- en la pierna produce inhibición muscular inmediata y paraliza la persona, que no puede caminar hasta al cabo de un minuto: la cojera posterior se prolonga durante días y la secuela puede durar hasta 45 días.

Lo malo es que la Generalitat apenas dispone de dinero para pagar sus propias facturas, por lo que el presupuesto destinado a la renovación de este material es mínimo. De ahí que, ante el elevado precio de los subfusiles, también se esté barajando adquirir altavoces de alta frecuencia. En concreto, los cañones de sonido LRAD, altavoces suficientemente potentes como para dispersar movilizaciones violentas. El asunto puede sonar a coña, pero no lo es, a tenor de las imágenes disponibles en Youtube que dan fe del funcionamiento de los altavoces.

El ruido puede resultar lesivo y aturdidor para los manifestantes que los reciban aunque, a diferencia de las pelotas de goma, no está considerada un arma letal como se pudo comprobar durante los disturbios de Pittsburg durante la cumbre del G-20.

El Ejército estadounidense está testando otra posible arma que, de momento, no es más que un prototipo. Se trata de un ‘cañón’ que dispara un haz de microondas a una distancia de hasta mil metros y que provoca un calentamiento tan molesto que obliga al ‘blanco’ a huir asustado. Varios periodistas que asistieron al ensayo del prototipo comentaron que los rayos que emite el arma te hacen sentir como si estuvieras en un horno.

Para prevenir posibles daños a la salud, los fabricantes señalan que el rayo se apaga automáticamente tras permanecer activo durante tres segundos aunque en las pruebas dos personas resultaron heridas por quemaduras de segundo grado. Así que, sin ser letal, sí resulta ser bastante lesivo.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>