Arrow

Montoro haciendo amigos


0
Cristina Puebla

Periodista, en la actualidad en la web de elEconomista, antes en la Cadena Ser (Hora 25) y en política en Europa Press


Escrito el 14 de diciembre de 2013 a las 9:10 | Clasificado en Nacional

Primero fueron los actores; después, los medios de comunicación. El ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, ha iniciado una guerra contra todo “díscolo” que ponga en tela de juicio su labor.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. (Flickr: La Moncloa)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. (Flickr: La Moncloa)

Montoro lo tenía claro: “Que saquen las grabaciones”, repetía una y otra vez cuando los periodistas le preguntaban sobre la polémica que suscitó su comentario sobre los socialistas en la Agencia Tributaria. Días antes, en los pasillos del Congreso, a micrófono cerrado con la prensa, en los corrillos que se formaron el día de la Constitución, el ministro dijo aquello de que el problema de la Agencia Tributaria es que “está llena de socialistas”.

El ministro de Hacienda, de esta manera, deja en el aire la posible veracidad del comentario, -del que no hay ninguna duda a merced de los compañeros que estaban delante y que lo escucharon- algo que no le deja en buen lugar, ya que por motivos obvios, ese comentario y el resto de la conversación no están grabados porque se enmarcan en un encuentro informal en el que se intercambiaron algunas opiniones de manera distendida.

No obstante, el titular de Hacienda ha pedido disculpas por la “torpeza” de sus palabras, y ha matizado que lo hace “a micrófono abierto, y con grabación”, ya que han aparecido teletipos con titulares que no reflejan sus palabras, ha dicho. Algo así como ‘yo no lo he hecho, pero si te ha molestado te pido perdón’. Un perdón a medias si no reconoce el error.

No están siendo días tranquilos para el ministro. De hecho, en la Sesión de Control al Gobierno de esta semana, Montoro ha sido el protagonista. Las destituciones y dimisiones de los Inspectores de Hacienda han colmado las interpelaciones al Gobierno. Así, la portavoz parlamentaria socialista, Soraya Rodríguez, ha acusado a Montoro de no ofrecer explicaciones y de “no contestar ni una sola de las preguntas” sobre este tema, y ha insistido en que el verdadero problema que tiene el titular de Hacienda no es con la afiliación ni con el color político de los empleados de la AEAT, sino que su problema lo tiene con los “funcionarios que se niegan a cumplir las instrucciones e injerencias del Gobierno”.

Contra los medios

Pero el ministro ha ido más allá y en lugar de ofrecer las explicaciones pertinentes sobre la cadena de ceses de los inspectores y los motivos que han llevado a esta situación, ha preferido abrir la caja de los truenos contra los medios de comunicación. Montoro ha cargado contra la prensa una vez más, en esta ocasión desde la Tribuna del Congreso, y ha señalado que los medios de comunicación hacen daño porque difunden informaciones que no son veraces. Asimismo, ha concluido su discurso apuntando que algunos de ellos tienen muchos problemas económicos: “Lo sé, porque viene a decírmelo a mi despacho“, ha dicho.

“¿No puedo decir yo que los medios de comunicación tienen una gran deuda con la Agencia Tributaria?”. El ministro se hizo retóricamente esa pregunta. La respuesta, si la quiere, es no. No, porque vulnera la Ley Tributaria por revelar ese tipo de informaciones, y no, porque en un Estado de Derecho intentar amedrentar y presionar a los medios de comunicación tiene muy poco de Estado y muy poco de Derecho. El ministro ha encontrado en la prensa un nuevo enemigo, al que ve como un ente que va en contra de sus intereses, y al que hay que intentar callar, lanzando mensajes desde su escaño para el que quiera darse por enterado. Un mensaje poco sutil, con el objeto de rebajar la crítica directa que tan mal encaja Montoro.

Los Depardieu

Probablemente, el ministro es de los que piensa que ‘la mejor defensa es un buen ataque’, ya que no es la primera vez que arremete contra los que él considera díscolos con el Ejecutivo. Hace unos meses se metió con los actores españoles en el Senado. En la tribuna y con su gracejo particular, ironizó diciendo que en España no había ningún Depardieu, haciendo alusión al actor francés que se nacionalizó en Rusia para tributar en ese país, porque los actores españoles no cotizan en nuestro país.

Le faltó llamarlos ‘los de la ceja’ para así estigmatizarlos aún más y ver si la gente se les echaba encima. No es de extrañar esta falta de respeto ante los actores españoles si tenemos en cuenta que poco después de este comentario, en una entrevista, el ministro dijo que “los problemas del cine español no tienen que ver sólo con las subvenciones, también con la calidad“. Esto debe de ser a lo que el Gobierno se refiere con defender la ‘Marca España’.

De momento, ningún miembro del Gobierno ha salido en defensa de Montoro, puede ser porque las salidas de tono del ministro son ya muy habituales y empieza a existir un cierto hartazgo entre las filas ‘populares’ a ejercer de cortafuegos, o porque son conscientes de que Montoro ha elegido mal al enemigo, ya que no hay ninguna duda de que en una sociedad democrática los medios de comunicación son un elemento básico y esencial para ejercer un equilibrio entre la sociedad y todo lo demás. O quizá, simplemente, porque como dijo la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ‘qué cada palo aguante su vela’.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>