A pesar del golpe estratégico que ha supuesto para el PP la decisión de Zapatero de no repetir candidatura, siguen con la misma inercia manteniendo una máxima poco habitual en los nuevos tiempos: ante situaciones y escenarios cambiantes ofrecer siempre la misma respuesta. Pocos estrategas lo recomendarían y tal vez tenga que ver con la llamada ‘agenda oculta’ del PP, o puede que sea una forma de cubrir la poca aceptación política de Rajoy.

En todo los análisis coinciden en que el Partido Popular no ha variado un ápice su campaña que, en cambio, sí dista mucho de las anteriores. Si en años anteriores estábamos acostumbrados a una lucha por el centro ideológico, ahora el PP está dispuesto a ganar unas elecciones sin complejos, ofreciendo una alternativa claramente de derechas.

Usando ese teórico colchón de más de 12 puntos que otorgan todas las encuestas, Rajoy (o sus ideólogos de cabecera) está ofreciendo una batalla desde la derecha, obviando la moderación e inclinándose más por esos votos conservadores que tanto parecen crecer en Europa.

Habrá que ver si la estrategia es positiva y si la distancia generada por el descontento ante la crisis es lo suficientemente grande -cualitativa y cuantitativamente- como para que se produzca una victoria electoral de la derecha sin máscara en España.

Publicado por Alberto Sotillos

Padre. Sociólogo. CEO Social Media en Mr.President Consulting Group. Asesor de Comunicación en Redes Sociales y Estrategia de Presencia en Red para organizaciones, particulares y empresas. Columnista.

Únete a la conversación

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.