Arrow

La semana negra de Rajoy


0
Cristina Puebla

Periodista, en la actualidad en la web de elEconomista, antes en la Cadena Ser (Hora 25) y en política en Europa Press


Escrito el 31 de enero de 2014 a las 8:37 | Clasificado en Nacional

Hay crispación en el Partido Popular. El malestar del ciudadano, los malos resultados en las encuestas, las deserciones y los cruces de acusaciones están haciendo mella en el partido del Gobierno.

Mariano Rajoy durante el pleno del Congreso del 22 de enero de 2014. (La Moncloa)
Mariano Rajoy durante el pleno del Congreso del 22 de enero de 2014. (La Moncloa)

Mariano Rajoy continúa con su labor al frente del Ejecutivo como si nada pasara a su alrededor, queriendo mostrar una imagen de tranquilidad, como restando importancia a los acontecimientos, aunque en realidad los últimos días han sido un pequeño infierno. Esta es la cronología de la semana negra del Presidente.

Las movilizaciones de Gamonal han sido la primera piedra en el camino. La crispación de todo un barrio, que se ha unido para luchar por sus derechos como ciudadanos y como pueblo, se ha convertido en el símbolo de que sí se pueden cambiar las cosas. No es sólo la construcción de un boulevard, que por cierto fue encargado a una empresa cuyo dueño está condenado por corrupción, sino el hartazgo de la gente que ve como sus dirigentes se toman los votos como si fueran una carta blanca para actuar sin tenerles en cuenta, movidos por intereses personales en detrimento del bien común.

Sondeos negativos de cara a las elecciones europeas

La pasada semana, el diario El País publicó los resultados de la encuesta de Metroscopia, según la cual el PSOE adelantaría en 1,6 puntos al PP en las próximas elecciones al parlamento europeo, que se celebrarán el próximo mes de mayo. Sería una victoria por la mínima ya que la diferencia según la encuesta es de tan sólo un escaño. Pero estas elecciones entrañan un problema mayor. El PSOE no tiene candidato y el PP se acaba de quedar sin él, después de que el portavoz popular europeo, Jaime Mayor Oreja, haya anunciado que no se presentará.

La renuncia de Mayor Oreja

Es el final de una serie de desencuentros entre él y el presidente del Gobierno. Ambos tenían una relación muy estrecha ya que han compartido gobierno en la época de una ETA muy activa y sanguinaria. Pero ha sido precisamente eso, el final de la banda terrorista lo que les ha distanciado. Jaime Mayor está centrado en los temas de lucha antiterrorista y no ha podido ocultar su desagrado en la toma de algunas decisiones, como la excarcelación del etarra Josu Uribetxeberria Bolinaga. Por ello, ha anunciado que lo deja, se va por eso y porque no quiere competir contra José Antonio Ortega Lara, el ex funcionario de prisiones secuestrado por ETA, que ha fundado el partido VOX, aunque éste ha dicho que no acudirá como cabeza de listas a dichos comicios.

Deserciones en la filas ‘populares’

El vicepresidente del Parlamento Europeo y expresidente del PP de Cataluña, Alejo Vidal-Quadras, abandona el partido. Se va a VOX, el partido que han fundado el propio Antonio Ortega Lara y el ex popular Santiago Abascal. Se va porque no comulga con la política de Rajoy, con un Estado “hipertrofiado” con la subida de los impuestos y, en definitiva, por “la falta de democracia” que impera en el partido del Gobierno. Su metáfora sobre el rebaño flanqueado por mastines muestra de manera clara su ruptura con la cúpula del partido y con el Ejecutivo. Rajoy, sin embargo, juega su papel de mostrar indiferencia, como si no le importara que un hombre fuerte del partido le acuse de estar en las antípodas de los ciudadanos y de sus votantes, y reacciona como si casi no le conociera, sin llamarle por su nombre, convirtiendo en un instante a uno de los suyos en “esa otra persona”, y haciendo ver que su salida no le afecta ni a él ni a su partido.

Un ministro maleducado y desquiciado

Por si fuera poco la cascada de acontecimientos que está arrollando al Partido Popular, el ministro de Economía, Luis de Guindos, manda ‘a tomar por el culo’ a una periodista a su llegada a la reunión del Eurogrupo. De Guindos consideró “alucinante” que le preguntara por una posible subida del impuesto de los carburantes y los micrófonos le captaron enfadado e indignado mascullando la afamada frase. Un ejemplo más de la animadversión que tienen los miembros del Gobierno a los periodistas, que prefieren marcharse y no contestar porque no tienen respuestas que ofrecer ni nada que decir. Si no, que se lo pregunten al ya ex director de El Mundo.

Fracaso de la privatización de la sanidad en Madrid

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid anunció el pasado lunes que mantenía la suspensión del proceso de externalizacion sanitaria en la Comunidad de Madrid, el intento del Ejecutivo del popular Ignacio González de privatizar los hospitales de la capital. Esto le ha costado la cabeza al consejero de Sanidad madrileño, Javier Fernández-Lasquetti, y ha debilitado el ejecutivo de Madrid, que ve cómo sus medidas altamente impopulares, tales como las privatizaciones o el euro por receta, no sólo no son aceptadas por los ciudadanos, sino que tampoco lo son por los jueces. Los barones populares pierden fuerza.

Estas son algunas de las piedras con las que se ha topado el Presidente, aunque le quedan otras muchas que seguro que le suponen más de un tropezón: disputas internas, desavenencias entre los dirigentes y una gran desafección ciudadana. Rajoy tiene las cartas sobre la mesa, con las que tendrá que jugar, manejando los tiempos, los momentos y los rivales, aunque le vengan mal dadas, porque ya se sabe que aquí “o jugamos todos…. o se rompe la baraja”.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>