Arrow

Lenguas en el Senado


0
Lucía Guerrero

Licenciada en Traducción y Humanidades, posgraduada en Edición. Gestiona proyectos de traducción para instituciones nacionales e internacionales en CPSL. Analiza la actividad de políticos en redes sociales desde un punto de vista cualitativo a través de su blog.


Escrito el 14 de noviembre de 2013 a las 10:49 | Clasificado en Nacional

El pasado 5 de noviembre, el PP rechazó la propuesta de UPyD de prescindir de los intérpretes de lenguas cooficiales en el Senado recordando que una medida de este tipo requeriría la reforma del Reglamento de la Cámara Alta.

Fachada del Palacio del Senado de España, en la plaza de la Marina Española. (Wikipedia)
Fachada del Palacio del Senado de España, en la plaza de la Marina Española. (Wikipedia)

Los diputados de la formación magenta sostienen que este gasto, de alrededor de 350.000 euros anuales, es totalmente innecesario, ya que todos los senadores pueden usar el castellano como lengua común como se vino haciendo hasta 2011. Ese año, a instancias de la petición de 34 senadores nacionalistas, se aprobó la reforma por la que el catalán, el gallego y el euskera se puedan usar en todos los plenos y durante el debate de las mociones. Desde entonces, gracias al trabajo de los intérpretes, todos los senadores, invitados y periodistas pueden oír a través de unos auriculares (comúnmente conocidos como “pinganillos”) la traducción al castellano de lo que digan los senadores que decidan hablar en cualquiera de las tres lenguas cooficiales.

En cada una de estas sesiones plenarias trabajan siete intérpretes (tres de catalán y valenciano, dos de gallego y dos de euskera) que van rotando semana tras semana entre los 25 seleccionados. Imma Aguilar, asesora de comunicación de Entesa, grupo parlamentario del Senado, nos explica que los intérpretes realizan su trabajo en remoto, siguiendo el pleno por monitores desde la sala Enrique Casas del Senado, que dispone de cabinas de interpretación simultánea que hasta ahora se usaban sólo para reuniones internacionales.

Sala Enrique Casas del Senado, desde la que trabajan los intérpretes. (Web del Senado)

Más allá de que se suele hablar de “traductores” en vez de “intérpretes”, que sería lo propio, puesto que es el término correcto para el discurso oral, la petición de UPyD y la negativa del PP ha reavivado el debate sobre la necesidad de este servicio. Conviene recordar, en primer lugar, que desde 2005 el Senado ya ofrece interpretación simultánea de las lenguas cooficiales al castellano en las sesiones de la Comisión de Comunidades Autónomas. El paso a su uso en los plenos puede considerarse como una evolución natural, ya que, tratándose de una cámara de representación territorial, es el lugar ideal para reflejar la diversidad lingüística de nuestro país.

Pero, sobre todo, hay que tener en cuenta que, lejos de ser un caso aislado, nuestra Cámara Alta es solo una entre tantas que, además del Parlamento Europeo (en el que pueden escucharse hasta 24 lenguas con la reciente llegada del croata), ofrecen servicio de interpretación simultánea, como por ejemplo las de Bélgica (francés, neerlandés y alemán, las tres lenguas oficiales, desde 1936), Suiza (alemán, francés e italiano, también lenguas oficiales, desde 1946), Canadá (inglés y francés, ambas oficiales, desde 1959), la India (hindi e inglés desde 1964 y otros idiomas más desde 1969) o Nueva Zelanda (maorí e inglés desde 2010).

La gran variedad de idiomas oficiales, por ejemplo, no es un problema para los parlmentos de países como la India, con más de 20 idiomas oficiales. El Lok Sabha, cámara baja del parlamento hindú, cuenta con servicios de interpretación de inglés a hindi y viceversa desde 1964, y en 1969 incorporó los siguientes idiomas: canarés, malayalam, manipurí, maratí, oriya, panyabí, sánscrito, tamil y telugu. Los discursos pronunciados en cualquiera de estas lenguas se interpretan simultáneamente a inglés y a hindi (el único requisito es comunicar la intención de hablar una de estas lenguas con al menos media hora de antelación); no obstante todavía no se ofrece interpretación simultánea de inglés o hindi a ninguna de estas lenguas.

Barack Obama en el Parlamento de la India en 2010 . (Wikipedia)

El escaso número de hablantes de un idioma tampoco ha supuesto trabas en otros países. El hecho de que el maorí, idioma oficial en Nueva Zelanda junto con el inglés desde 1987, sea solo hablado por el 4,1% de la población no ha impedido que el parlamento neozelandés haya lanzado los servicios de interpretación entre ambos idiomas en 2010.

La anécdota en la historia de la interpretación simultánea la puso Tapihana Paraire “Dobbie” Paikea, parlamentario neozelandés de 1943 a 1963, que cada vez que hablaba en maorí provocaba carcajadas en la bancada de hablantes de esta lengua, mientras que el resto de parlamentarios, de habla inglesa, los observaba atónitos, ya que su interpretación al maorí no daba pistas de qué era aquello que les divertía tanto. Esto siempre ocurría los viernes, hasta que se descubrió que estaba usando la retransmisión radiofónica de los plenos para contar a su mujer las muchas ganas que tenía de llegar a casa para verla, además de otras intimidades conyugales.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>