Arrow

Lo que Parot nos dejó


1
Iñigo Gómez Zubeldia

Periodista. Máster de Comunicación Institucional y Política. Aprendiendo en Inforpress. Antes en Torres y Carrera, consultora de comunicación. Ex Radio San Sebastián y Punto Radio Gipuzkoa. Apasionado de la política y todo lo que la rodea.


Escrito el 4 de noviembre de 2013 a las 9:53 | Clasificado en Nacional

La sentencia del TEDH sobre la doctrina Parot ha desagradado a gran parte de la sociedad española: más de 60 etarras podrían salir de la cárcel en los próximos meses.

Henri Parot, ante el juez
Henri Parot, ante el juez

Hace una semana se conocía la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, que anulaba la retroactividad de la llamada ‘doctrina Parot’. Un día recordado para las víctimas del terrorismo, que aclamaban contra la sentencia dictada desde Europa en una decisión no aceptada por la mayoría de la sociedad española, que causó revuelo e indignación, y se propagó con la manifestación multitudinaria en la Plaza de Colón el pasado domingo.

Antes de entrar en prejuicios o juzgar tal sentencia, se debería explicar con claridad, ¿qué es la doctrina Parot?

La doctrina Parot

La doctrina Parot se le conoce a la jurisprudencia establecida a raíz de la sentencia del Tribunal Supremo de España el 28 de febrero de 2006 (tras un recurso presentado por Henri Parot, miembro de la organización terrorista ETA) que dictaba una reducción de penas por beneficios penitenciarios (trabajo, estudios…) aplicadas a cada una de ellas individualmente y no sobre el máximo legal permitido en prisión.

Una condenada de ETA, Inés del Rio, presentó el mismo recurso. El 10 de julio de 2012, la Sala Pequeña del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sentenció que la Doctrina Parot, cuya aplicación retroactiva violaba los artículos 7 y 5.1 de la Convención Europea de Derechos Humanos, fue “irregular” e instó al gobierno español a poner en libertad a la etarra Inés del Río Prada. Ligada al histórico ‘comando Madrid’ a mediados de los años 80, lideró el atentado con coche bomba en julio de 1986 perpetrado en la plaza de la República Dominicana, donde murieron 12 guardias civiles. Fue culpada por 23 asesinatos a 3.000 años de cárcel, de los cuales 2.232 pertenecían a esa acción.

El Tribunal Europeo argumentaba que debía ser puesta en libertad el 3 de julio de 2008 por haber obtenido los beneficios penitenciarios establecidos en el Código Penal de 1973. La ejecución de la totalidad de la condena comienza con las penas más graves y los beneficios se aplican individualmente para cada una de ellas, y no sobre el máximo legal de 30 años de permanencia en prisión.

El Gobierno de Mariano Rajoy discrepó “severamente” la sentencia y presentó un recurso ante la Gran Sala del Tribunal de Estrasburgo, aduciendo que existía riesgo de fuga “sin ningún género de dudas”. El fallo definitivo sobre la condena dictada contra España por la aplicación de la Doctrina Parot a la etarra Inés del Río consideró “detención ilegal” la permanencia en prisión de la etarra.

Afecta a los principales presos de ETA

La sentencia afecta a históricos jefes etarras, que mantendrían un alto grado de influencia. Dirigentes como Santi Potros, Txikierdi o Josu Amantes forman parte de ese grupo, tanto del ‘aparato político’, como ‘militar’ o ‘logístico’, que podrían salir de la prisión. Santi Potros, jefe del ‘aparato militar’ de ETA, fue condenado como impulsor del atentado contra el Hipercor de Barcelona. Txikierdi fue ‘jefe de comandos’ y el ‘aparato de seguridad’ contra los GAL. Josu Amantes participó en el ‘aparato político’ desde 1986 hasta 1992, cuando fue detenido. Fueron los momentos más sangrientos de la banda terrorista ETA.

El Ministerio del Interior cifra en 61 los etarras podrían quedar en libertad en los próximos meses, mientras las plataformas de apoyo a los presos de ETA como Etxerat mantienen la cifra en 71 presos. De ellos 52 hubieran estado en libertad si no se hubiera aplicado la doctrina de 2006. Además, aseguran que otros 22 terroristas puestos en libertad retrasaron su salida de la prisión por esta norma.

Mezclar posturas

Los diarios españoles abrieron sus portadas digitales con titulares “El Tribunal Europeo de Derechos humanos ha tumbado la doctrina Parot”, pero la verdad es que nadie tumbó esta doctrina: sigue en cumplimento de la legislación vigente. Es más, este tribunal no ha querido rechazarla.

El tribunal consideró “irregular” e inadecuada con el Convenio Europeo de Derechos Humanos la aplicación retroactiva de esta doctrina a presos que comenzaron sus penas y, por medio de una decisión de 2006, el Tribunal Supremo español dictaminara cambiar las directrices legales y alargar el tiempo en prisión más tiempo del que le corresponde a una terrorista.

Las normas penales no tienen carácter retroactivo. Cualquier ciudadano tiene el derecho de recibir el castigo correspondiente a un delito, establecido en la ley, y no poder cambiarlo, pasado un tiempo, sea el Estado, el Gobierno, ni los propios jueces.

Duele que un Tribunal Europeo dé lecciones (con razón) sobre las reglas de juego a seguir. Aún así, es un ejemplo para entender que los derechos humanos están por encima de todas las cosas. Un derecho prioritario que no se debe violar, a pesar del desagrado de las autoridades nacionales.

A veces prevalece la justicia y no la propia ley vigente. Los propios jueces del Tribunal Supremo trabajaron con el ‘corazón’ y no con la profesionalidad exigida. Sí, es injusto que un delincuente obtenga el mismo castigo por un asesinato que por 20. Los jueces quisieron tomar una decisión inapropiada e inasumible por nuestras reglas de juego. Porque ya decía Cicerón que no había verdadera libertad sino cuando todos somos esclavos de la Ley. Y porque no hay, en suma, nada que se sitúe por encima de ella; ni siquiera, curiosa paradoja, la Justicia.

Los votantes dicen...
  1. Giorgio dice:

    Hay que tener mucho cuidado, en primer lugar los presos citados no forman parte de ningún aparato de ETA. Militaron en las diferentes ramas de la organización, pero una vez detenidos cada activista pierde los galones. La organización ha consolidado el “principio de democracia absoluta”.

    En segundo lugar, hoy en ETA no existe diferencia entre aparto “logístico” y “militar”, siendo ambos liderados por los mismos terroristas. En la historia de la banda no ha existido ningún “aparato de seguridad” contra los GAL, recayendo la labor de información sobre la rama militar de la organización.

    Detalles, pero muy importantes para un artículo de todas formas bien escrito.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>