“La prensa debe ser tu amiga, hay que tener una buena relación con ella”. Lo dice Steve Jarding, experto de la Kennedy School of Government en dirección de campañas. Mientras que los plumillas tratamos de arrancar información, los políticos intentan colar su mensaje. Amigos, sí, pero a qué precio: las ruedas de prensa sin preguntas se extienden como una plaga.

Este remedo del periodismo, “cervezas sin alcohol” al fin y al cabo, empobrece la profesión y engaña al público. No somos grabadoras, no. Ni nuestros lectores idiotas.

La FAPE apostó en septiembre por rechazar las “grabaciones enlatadas y las ruedas sin preguntas”. “Si los políticos no se someten a la fiscalización y la crítica, perderemos credibilidad”, declaraba entonces su presidenta, Elsa González Díaz.

Camps ya abrió la veda en 2009 y multitud de políticos de uno y otro signo le siguieron. El vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, fue aún más allá tras el alto el fuego etarra: despachó su comparencia sin responder a nadie. Rubalcaba, incluso, se interpeló cuatro veces: él pregunta, él responde. La necesaria discreción como enemiga de la transparencia. Inaceptable.

La amistad o el mero compadreo resultan útiles pero estos vínculos no pueden obviar la función social de nuestro oficio: un periodista pregunta. E interpreta, y cuenta, y cientos de cosas más. Pero pregunta.

Publicado por Íñigo Urquía

Urquía, como el país pero sin 'te'. Periodista, adicto a la política e interesado en el terrorismo. En ese orden.

Únete a la conversación

7 comentarios

  1. @cmgorriaran Más razón que un santo, sí. La izquierda abertzale radical fue la primera. No lo mencioné porque hablaba de partidos no ilegalizados. Pero no queda claro, gracias por el apunte. http://goo.gl/otcJJ

  2. Todas las ruedas de prensa de HB que tuve, en tiempos, que cubrir incluían turno de preguntas. Otra cosa es lo que contestasen, pero parecida o peor sensación de haberse ido por los cerros de úbeda me he llevado de algunas comparecencias de concejales de urbanismo o medio ambiente de respetabilísimos partidos de orden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.