Arrow

Mariano “Rayor”


0
Lucía Guerrero

Licenciada en Traducción y Humanidades, posgraduada en Edición. Gestiona proyectos de traducción para instituciones nacionales e internacionales en CPSL. Analiza la actividad de políticos en redes sociales desde un punto de vista cualitativo a través de su blog.


Escrito el 13 de marzo de 2014 a las 9:20 | Clasificado en Nacional

El pasado viernes Mariano Rajoy pudo ver cómo su apellido aparecía mal escrito (“Rayor” en vez de “Rajoy”) en la pantalla de fondo mostrada durante su intervención en el foro de Dublín del Partido Popular Europeo (PPE).

Intervención de Mariano Rajoy en el foro de Dublín del Partido Popular Europeo (PPE).
Intervención de Mariano Rajoy en el foro de Dublín del Partido Popular Europeo (PPE).

Como de costumbre, las redes sociales en seguida se hicieron eco del gazapo y es posible leer un buen surtido de comentarios e ingeniosas bromas al respecto en Twitter, buscando con la etiqueta #MarianoRayor. No es la primera vez que le ocurre algo así al actual presidente del Gobierno: en agosto del año pasado, TVE le llamó mentiroso:

Aquí sobra algo

En el rótulo debía leerse “Bárcenas” y no “Rajoy”, amén de que a “Deejemos” le sobra una “e”. El ente público aprovechó para culpar de tamaño error a EFE, agencia a la que se había externalizado la redacción de los rótulos, mientras que EFE se defendió diciendo que RTVE no había hecho un buen uso de sus servicios.

Los lectores  quizá recuerden también aquella vez en que TVE mostró por error la imagen de José María Aznar sobre un rótulo en el que se leía “De ángeles y diablos”, película protagonizada por Penélope Cruz y Victoria Abril, cuyas imágenes debieron salir en lugar de la de Aznar.

Aznar, ¿ángel o diablo?
Errores “populares” y errores ominosos

Parece que los ex presidentes del Gobierno acumulan mala pata, pero lo cierto es que no son los únicos. Fue muy sonado el gazapo que en 2011 se coló en multitud de medios (prensa impresa y ‘online’, TV y hasta radio) al anunciar la muerte de Osama bin Laden: varios medios internacionales como el canal Fox y la BBC escribieron Obama en vez de Osama en titulares como “Obama bin Laden is dead” (“Obama bin Laden ha muerto”). Todo un fenómeno a escala internacional.

Obama Bin Laden

Según Michael Erard, autor de “Um…: Slips, Stumbles, and Verbal Blunders, and What They Mean”, en este caso pueden adivinarse varios motivos. El principal sería un error de anticipación debido a la subvocalización, el proceso de lectura mental que todos solemos hacer al leer o cuando nos preparamos para escribir: el autor del texto anticipa la “b” de “bin” y reemplaza con ella la “s” de “Osama”. No es casualidad que el error apenas ocurra cuando solo se dice “Osama”. Además, es más común que este tipo de equivocaciones se produzcan cuanto más similitud léxica tengan las palabras en cuestión (es decir, cuanto más se parezcan). Y por último, está también el criterio de la frecuencia; es decir, que siempre nos acude a la mente antes la palabra que más se usa, aunque no sea la que toca en ese contexto.

Errores en los rótulos los hay para todos los gustos, o disgustos, y algunos incluso fruto de la mala fe, como el del canal de televisión estadounidense que identificó a los pilotos de un accidente aéreo con nombres asiáticos inventados (“Sum Ting Wong,” “Wi Tu Lo,” “Ho Lee Fuk” y “Bang Ding Ow). El canal señaló a la NTSB (la Junta Nacional de Seguridad del Transporte estadounidense) como fuente de la información, quien a su vez culpó a un becario temporal que actuó por cuenta propia y sin autorización.

El manual de estilo de RTVE, en concreto el apartado 2.2.8, trata sobre los rótulos, y desafortunadamente no anda desencaminado cuando indica que la reducción de filtros puede dar lugar a errores:

 

“Conviene ponderar la importancia del rótulo que acompaña al titular porque significa condensar una noticia en muy pocas palabras. En ocasiones, esas pocas palabras pueden resultar más elocuentes que todo el texto de la noticia. La importancia del rótulo se acrecienta si tenemos en cuenta que el telespectador, por diversas circunstancias, puede estar fijando la atención más en lo que ve que en lo que oye.

 

[…]

 

Del mismo modo, es necesario extremar la precaución en la escritura del texto. Los cambios introducidos en los sistemas de trabajo y la reducción de filtros correctores pueden propiciar errores, especialmente ortográficos”.

 

Es imprescindible poner mil ojos en la redacción de titulares, rótulos y elementos destacados, ya que las herramientas de corrección automática son un complemento, no un sustituto, de una última lectura. Así que señores y señoras rotulistas: que santa Lucía les conserve la vista.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>