Arrow

La política real no interesa


0
Alberto Sotillos

Padre. Sociólogo. CEO Social Media en Mr.President Consulting Group. Asesor de Comunicación en Redes Sociales y Estrategia de Presencia en Red para organizaciones, particulares y empresas. Columnista.


Escrito el 3 de marzo de 2014 a las 10:31 | Clasificado en Nacional

La audiencia del Debate sobre el Estado de la Nación fue ocho veces inferior a la del documental de Jordi Évole. Lo que pasa en el Congreso sólo interesa a los que están en él.

Mariano Rajoy durante el pleno del Congreso del 22 de enero de 2014. (La Moncloa)
Mariano Rajoy durante el pleno del Congreso del 22 de enero de 2014. (La Moncloa)

Tendrán razón los que dicen que Rubalcaba ganó el debate, los que aseguran que trató más sobre la “España real”  de lo que hizo Rajoy y que dialécticamente estuvo mejor que su opositor, pero nadie lo vio.

Mentira, yo sí. Pero apenas hubo 72,999 personas más copiando mi gesto y eso con una audiencia potencial de millones de espectadores es prácticamente la nada.

Los españoles, por tanto, se han informado de lo ocurrido en el debate sobre el Estado de la Nación a través de la prensa, de los informativos y leyendo las redes sociales, donde el debate se siguió con intensidad hasta el punto de arriesgarse a apostar porque esos 73,000 espectadores tenían todos un usuario de Twitter. Eso en el caso de que hayan querido informarse.

Por el contrario, el falso documental de Jordi Évole sobre el 23F logró una audiencia de más de cinco millones de espectadores, concretamente 5.229.000.

La política real, la que teóricamente tiene repercusión en el día a día de todos los españoles, no logró el interés de ningún español, pero una mentira documentada como mentira sobre falsa política logró superar los cinco millones de espectadores.

Por tanto no se puede concluir que no se trata de una falta de interés absoluto por la política, sólo respecto a una política concreta.

De Évole se esperaba una información novedosa, presentada por políticos con más credibilidad que la media y en colaboración con periodistas a los que el espectador medio venera, empezando por el propio director del “documental”. Tal oferta -información política relevante, políticos respetados y periodistas de renombre con un formato agresivo, joven, innovador y atrevido- concitó el interés de millones de españoles. Que luego resultara ser completamente falso es otro debate: la audiencia se logró antes, en las promociones, con el anuncio de lo que -teóricamente- se iba a ofrecer.

Por el contrario, del debate sobre el Estado de la Nación no se esperaba nada. No se esperaba una política innovadora ni arriesgada, no ofrecía referentes políticos que conecten con la ciudadanía ni representantes jóvenes que puedan aportar una nueva forma de hacer política. Que luego resultara especialmente interesante, que por una vez se escucharan discursos duros y encarados entre Gobierno y oposición, es accesorio: la audiencia se perdió antes, en la trayectoria de los representantes políticos que iban a hablar, en la experiencia previa de cada uno de ellos…

Se puede concluir que la ciudadanía ‘pasa’ de un tipo de política, de la que le ha venido decepcionando una y otra vez y de la que sigue sin recibir alertas que provoquen de nuevo su interés. En cambio sí está interesada en una política que no se acomoda, que trata de hacer política en mayúsculas, que presenta rostros nuevos y caras que son referentes sociales.

Ya pude hacer Rubalcaba el discurso de su vida, que sigue siendo Rubalcaba. Ya podrá decir Rajoy que España está como quiera decir que está, que los ciudadanos tienen claro cómo es su día a día.

Mientras al Congreso no llegue la política que lleva meses funcionando paralelamente en los ámbitos no oficiales en forma de movimientos sociales, de plataformas de afectados, de nuevas formaciones políticas… el Congreso seguirá resultando de interés sólo para aquellos que están en él, para quienes seguimos en detalle toda la política y para aquellos que sientan que lo que ocurre allí supondrá un cambio significativo en su vida. Unos 73,000.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>