Arrow

Parar el huracán Susana Díaz


0
Zoomnews

ZoomNews es un diario digital de información general cuyo principios básico son la independencia y la pluralidad informativa.


Escrito el 19 de noviembre de 2013 a las 18:49 | Clasificado en Nacional

La presidenta autonómica se ha vuelto incómoda para aquellos correligionarios que se ven eclipsados por su fuerza emergente, así como para un PP que pierde terreno en Andalucía. Génova espera tener un nuevo líder regional antes de que acabe el año.

Susana Díaz en la Conferencia Política del PSOE. (Flickr: PSOE)
Susana Díaz en la Conferencia Política del PSOE. (Flickr: PSOE)

Hay quien dice que todavía no se le conoce obra, que lo suyo es mucha imagen y “promoción exterior” porque su gran reto es coger de verdad las riendas del gobierno autonómico, mostrar gestión y luchar contra la corrupción en forma de fraude masivo con los ERE. Ella, por su parte, ha sido lo suficientemente cauta como para asegurar, por vía interpuesta, que no aspira a la candidatura a la presidencia del Gobierno; que se debe a su Comunidad para la que, en puridad, no fue elegida. Pero a estas alturas, Susana Díaz aparece como una de las grandes apuestas de futuro para el PSOE, sensación acrecentada en la Conferencia Política de los socialistas celebrada del pasado fin de semana, donde brilló con luz propia.

Tal es así, que la andaluza ha eclipsado a muchos otros nombres de su partido que hasta ahora aparecían como los mejor posicionados para presentar batalla en unas primarias, de fecha aún indeterminada. El vasco Eduardo Madina ha sido subido a los altares y descendido de los mismos casi con la misma celeridad. Otros apuntan a Carme Chacón, de la que dicen que está descolocada por la irrupción de la andaluza. Quizá sea una afirmación apresurada, ya que si bien Díaz cerró filas con Rubalcaba para salvarle la Conferencia otra cosa es con quién se alineará a la hora de hacer campaña y pedir el voto en las primarias, siempre y cuando no sea ella la que se presente. Los ‘otros’, esto es, el también vasco Patxi López y el toledano Emiliano García Page, decidieron dejarse ver –más el segundo que el primero—pero sin marcar mucho músculo ni querer secundar a ese verbo suelto que se llama Tomás Gómez. La disciplina de partido no la impuso Ferraz sino el Palacio de San Telmo, y si Díaz dijo que no había lugar a debatir en la Conferencia la fecha de las primarias, pues no lo había y punto y final.

Díaz acaricia la idea de viajar a Barcelona para entrevistarse con sectores económicos y sociales catalanes

También a ella se le atribuye el respaldo que el Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados dio a la moción de UPyD en contra del derecho a decidir y que sirvió para acentuar, más si cabe, la división con el PSC, cuyos parlamentarios se abstuvieron. Sin embargo, parece que no estuvo sola en este empeño dado que el presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, fue de hecho el que advirtió a su homóloga de la votación que esa tarde iba a tener lugar en la Cámara Baja y la pretensión del PSOE de abstenerse. Ella levantó el teléfono y cambió el signo de una votación que, acaso sin pretenderlo, contribuyó a dar alas a Rosa Díez.

Convertida en uno de los puntales más importantes del PSOE tras un proceso sucesorio diseñado con tiralíneas por José Antonio Griñán, –destinado a asegurarse su elección por la vía de hacer imposible la celebración de unas primarias autonómicas–, busca Susana Díaz extender su espacio vital. Hizo el pasado fin de semana un guiño al PSC al proclamar aquello de “os necesitamos” pero también defendió la unidad de España. Sentadas estas bases no es muy aventurado adelantar que, a no mucho tardar, la andaluza hará una mini gira por Cataluña, dejándose ver no sólo con las peñas andaluzas, que para eso no se recorre tantos kilómetros de AVE, sino con representantes de distintos sectores económicos y sociales catalanes. Porque ella lo vale.

Y vale tanto que se ha convertido en un escollo para los que aspiran a algo, dentro del PSOE, pero también para el PP, que ve, aún impotente, como la presidenta de la Junta de Andalucía consigue comerles terreno en esta Comunidad sin un adversario que le haga frente. La jugada le ha salido tan redonda a los socialistas que de celebrarse ahora elecciones autonómicas no sólo ganarían, sino que, incluso, podrían aspirar a la mayoría absoluta. Pero con ser eso grave para el PP no es lo peor.

Andalucía tiene una representación en la Cámara Baja de 60 diputados, lo que la convierte en indispensable para ganar las elecciones generales. Esa es la gran preocupación que existe tanto en Génova como en el Grupo Parlamentario, donde si bien se da por perdido ‘sine die’ el gobierno autonómico, creen que es necesario dar la batalla por tener un buen resultado en las legislativas de dentro de dos años y para ello es necesario ser un referente político en Andalucía.

Génova ha iniciado la búsqueda de ese oponente. Es muy probable que antes de que termine el año haya un nuevo nombre al frente de las riendas del PP andaluz, huérfano desde la salida de Javier Arenas tras el infructuoso paso de Juan Ignacio Zoido, que, por su parte, garantiza la alcaldía de Sevilla. La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, está hablando con los ocho presidentes provinciales del partido para ofrecerle a Mariano Rajoy una terna de nombres consensuada, encabezada por el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto.

El mensaje oficial es que Díaz no marca los tiempos del PP andaluz. No es verdad. Díaz marca los tiempos de los ‘populares’ andaluces y también de Ferraz, y por eso se ha convertido en el huracán al que muchos, por distintas causas, quieren poner freno.

Fuente: Objetivo: parar el huracán Susana Díaz

Autora: Cristina de la Hoz

 

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>