Arrow

‘Prohibido prohibir’


0
Asier Martiarena

Soy periodista y escribo en La Vanguardia y Yahoo! después de haberme encargado de la sección de política del diario Metro y de echar a andar en La Voz de Galicia.


Escrito el 14 de enero de 2014 a las 8:30 | Clasificado en Nacional

El auto de la Audiencia Nacional provocó que la marcha uniera, por primera vez desde 1999, a los nacionalistas del PNV y a los independentistas del entorno ‘abertzale’ más radical.

Imagen aérea de la marcha de apoyo a los preos de ETA en Bilbao. Fuente: Flcikr Sortu
Imagen aérea de la marcha de apoyo a los preos de ETA en Bilbao. Fuente: Flcikr Sortu

El Gobierno cometió el viernes un pequeño error estratégico prohibiendo, vía Audiencia Nacional, la marcha original de apoyo a los presos del grupo terrorista ETA prevista este fin de semana en Bilbao. La prueba es que la enorme columna de manifestantes que el sábado por la noche desafió a Madrid después de la prohibición por la justicia ha servido para reforzar las peticiones del colectivo que exhibe su musculatura en un momento en el que, supuestamente, todas las partes implicadas deberían moderar su tono y dar pasos hacia la desintegración de la banda. Las 500.000 personas -según los convocantes- o las 110.000 -según las Fuerzas de Seguridad- conformaron una enorme marcha que superó el mejor de los escenarios imaginados por los convocantes del acto.

Calcular cuánta gente hubiera ido de no haber sido prohibido el acto forma parte de la videncia más que de los hechos contrastados. Pero no es difícil imaginar que un acto que secundan dos formaciones va a ser más multitudinario que si lo convocara solo una de ellas. Y eso mismo es lo que provocó el auto de la Audiencia Nacional. Que la marcha uniera, por primera vez desde 1999, a los nacionalistas del Partido Nacionalista Vasco y a los independentistas del entorno ‘abertzale’ más radical.

El efecto rebote de las prohibiciones no parece que haya calado en el Gobierno amparado en su mayoría absoluta. Ninguno de los embrollos provocados por sus prohibiciones le ha hecho cambiar de parecer como demuestran estos casos:

‘Caso Bankia’

El Gobierno decidió prohibir en 2012 que los supuestos responsables de la crisis de la entidad comparecieran en el Parlamento. El secretismo con que la Administración ha querido silenciar el caso ha motivado la filtración de centenares de correos de los implicados llegando a conocerse -y, por extensión, encendiendo los ánimos- muchos más datos de los que se hubieran sabido de haberse llevado a cabo por vía tradicional .

‘Rodea el Congreso’

Ninguna concentración reciente en contra de la casta política española convocó a tantos manifestantes como las de ‘Rodea el Congreso’. Centenares de miles de personas acudieron envalentonados por el ‘efecto llamada’ de la prohibición que la Justicia acabó decretando en Madrid. Lo mismo ha ocurrido con las concentraciones en contra de la ley de seguridad ciudadana recientemente presentada por el Gobierno.

Sin embargo, puede que el aborto haga cambiar de parecer al Ejecutivo. La intención del Gobierno de penalizar el aborto en España, considerándolo un delito salvo en escasos supuestos, se ha vuelto en su contra. A pesar de que la norma aún está siendo sometida a debate en el seno del Gobierno, son muchas las encuestas que revelan el descontento generalizado de la mayoría de los españoles. Pese a que la reforma aún no ha sido ratificada son varios los sondeos que resaltan cómo el efecto rebote podría hacer perder al PP la mayoría electoral que ostenta en la actualidad en España.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>