Arrow

Refranero popular


0
Lucía Guerrero

Licenciada en Traducción y Humanidades, posgraduada en Edición. Gestiona proyectos de traducción para instituciones nacionales e internacionales en CPSL. Analiza la actividad de políticos en redes sociales desde un punto de vista cualitativo a través de su blog.


Escrito el 11 de julio de 2013 a las 11:08 | Clasificado en Nacional

Los políticos españoles no se prodigan mucho en refranes, pero de vez en cuando sueltan alguna perla.

Mariano Rajoy emplea, en no pocas ocasiones, refranes populares. "Al pan, pan y al vino, vino", ya se sabe. (lamoncloa.gob.es)
Mariano Rajoy emplea, en no pocas ocasiones, refranes populares. "Al pan, pan y al vino, vino", ya se sabe. (lamoncloa.gob.es)

Válame Dios –dijo don Quijote–, y qué de necedades vas, Sancho, ensartando! ¿Qué va de lo que tratamos a los refranes que enhilas? Por tu vida, Sancho, que calles; y de aquí adelante, entremétete en espolear a tu asno, y deja de hacello en lo que no te importa.

(Miguel de Cervantes: “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha”. Edición interactiva de la BNE)

Con estas palabras espetaba don Quijote a Sancho Panza en el capítulo XXV de la Parte I, después de que este soltara una retahíla de refranes que al parecer no venían a cuento. No es muy habitual que nuestros políticos intercalen refranes en sus discursos. Probablemente, el principal motivo sea que refranes, proverbios y adagios se asocian más al lenguaje coloquial (¿les parecerán demasiado vulgares, o quizá no quieran identificarse con Sancho Panza?).

Por otro lado, los refranes, pese a ser figurados, unen lo abstracto con lo concreto; en pocas palabras encierran un trocito de la valiosa sabiduría popular, y lo cierto es que demasiado a menudo los discursos de los políticos están plagados de expresiones vacías, como las del novio invitado en este anuncio de una conocida marca de bebidas energéticas:

En esa línea iban las disculpas del ministro de Defensa colombiano a Zapatero en 2009, que, tras dirigirle un “Zapatero a tus zapatos”, pidió perdón no por el uso de ese refrán en concreto, sino por usar un refrán, argumentando que es “un hombre de campo”.

Más de uno dirá que hacen bien los políticos, pues, en mantenerlos alejados de su vocabulario, ya que pueden provocar incidentes diplomáticos. Pese a ello algunos dirigentes del PP  nos ofrecen de vez en cuando muestras del refranero “popular”.

María Dolores de Cospedal

“Quien la hace, la paga”

Según el refranero multilingüe del Instituto Cervantes, es más común la forma “El que la hace, la paga”, y expresa la idea de castigo.

“Que cada uno aguante su vela”

Así se defendía Cospedal de las acusaciones de sobresueldos en su partido. El refrán original en realidad, también según el Instituto Cervantes, es “Cada palo aguante su vela” y expresa sufrimiento (que cada uno sufra lo que se merece o le corresponde).

“La hora más oscura de la noche es justo antes del amanecer”

Esta frase hecha en realidad suele construirse así: “El momento más oscuro de la noche es precisamente el previo a la luz”, y la secretaria general del PP echó mano de ella en 2012 para pintar un esperanzador futuro para 2013.

Cospedal parece pensar: “No hay moros en la costa”.
Mariano Rajoy

Aunque el presidente del Gobierno se cuida mucho de dejar cabos sueltos en sus discursos y prefiere leer a improvisar, le hemos cazado estas dos conocidas expresiones:

“De donde no hay, no se puede sacar”

Esto fue lo que dijo Rajoy a Zapatero en febrero de 2011 sobre las pensiones: “Hasta un niño sabe que donde no hay no se puede sacar. Para prometer dinero a los jubilados hay que saber primero generar dinero, y después no malgastarlo”.

Expresa necedad; pone en evidencia la poca inteligencia de quien no ve la carencia de algo.

“¡Joder, qué tropa!”

En realidad no se trata de un refrán, sino de una frase atribuida al conde de Romanones (1863-1950) cuando, tras ser propuesto para formar parte de la Real Academia de la Lengua Española y hacer una visita de cortesía a sus miembros, le comunicaron que finalmente no había obtenido ni un solo voto. La soltó Rajoy en 2006, en plena presentación de la biografía de Esperanza Aguirre, obra polémica por sus dardos a Ruiz-Gallardón, explicando que esa fue su reacción al conocer algunos extractos del libro.

Ana Pastor

“Obras son amores, que no  buenas razones”

La ministra de Fomento lo dijo esta semana en el Senado al afirmar que “el Gobierno pondrá a Granada a tres horas de Madrid“. Si esto es cierto, el refrán no podía estar mejor escogido, pues expresa promesas que se van a cumplir.

Curiosamente el diputado socialista Vicente Guillén le dedicó el año pasado su particular versión de otro refrán en un debate sobre las infraestructuras de Aragón: “por su desorientación de ministra en su periplo por los distintos ministerios, le iría bien el refrán ‘ojos que no ven, trompazo que te pegas'”.

Luis de Guindos

“Vamos todos en el mismo bote”

No es un refrán propiamente dicho pero sí una frase hecha muy común. Con ella el ministro de Economía y Competitividad se refería a que la crisis no solo afecta a España, sino a todos los países de la UE.

Cospedal y De Guindos sonríen al hablar de la crisis que azota la UE: mal de muchos, consuelo de tontos.
Alfredo Pérez Rubalcaba

“Pagar justos por pecadores”

Al secretario general del PSOE también le hemos cazado esta conocida frase hecha con la que manifestó su recelo por el rescate a la banca: “El rescate a la banca no lo pueden pagar justos por pecadores y todo el dinero público que salga para los bancos tiene que volver a las arcas públicas”.

Castigo, sufrimiento, pecadores… Resuenan ecos bíblicos en esta pequeña muestra del refranero popular. Queda claro, pues, que los refranes no abundan en la oratoria política. Una lástima, ya que los ciudadanos apreciamos la brevedad y la claridad por encima de los circunloquios. Al final, será verdad aquel otro refrán que dice que en España, ni las cerillas arden, ni los sellos pegan, ni los Gobiernos gobiernan… ni los políticos hablan claro.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>