Arrow

Se acabó el pluriempleo


0
Asier Martiarena

Soy periodista y escribo en La Vanguardia y Yahoo! después de haberme encargado de la sección de política del diario Metro y de echar a andar en La Voz de Galicia.


Escrito el 23 de octubre de 2013 a las 8:21 | Clasificado en Nacional

El 87% de sus señorías compagina la actividad parlamentaria con otras de muy diversa índole, pese a que a sus señorías se les pide dedicación absoluta.

Aspecto del Congreso de los Diputados en un Pleno reciente (Fuente: Congreso.es)
Aspecto del Congreso de los Diputados en un Pleno reciente (Fuente: Congreso.es)

“Con un cuarto de la población activa en paro, los diputados españoles no dejan de coleccionar actividades laborales”. Esta sentencia, ligeramente populista, ha calado en las redes sociales desde que la Cámara Baja decidiera publicar las actividades paralelas de sus señorías. Pero el debate ha calado hasta el punto de que el Partido Socialista ha decidido abanderar la cruzada contra el pluriempleo de sus señorías.

Para ello tendrá que fajarse de lo lindo porque la tarea se antoja difícil de vender. Incluso entre los suyos. Porque según los últimos datos facilitados por el Congreso de los Diputados, el 87% de sus señorías compagina la actividad parlamentaria con otras de muy diversa índole. Y eso que la Ley Electoral sanciona esta práctica al señalar explícitamente que los diputados no puedan cobrar por actividades privadas, y añade que la labor parlamentaria requiere una dedicación absoluta.

El texto exacto aparece en el actual artículo 157.1 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General y establece que “el mandato de los Diputados y Senadores se ejercerá en régimen de dedicación absoluta en los términos previstos en la Constitución y en la presente Ley (art. 157.1 LOREG) … (y que) el mandato de los Diputados y Senadores será incompatible con el desempeño, por sí o mediante sustitución, de cualquier otro puesto, profesión o actividad, públicos o privados, por cuenta propia o ajena, retribuidos mediante sueldo, salario, arancel, honorarios o cualquier otra forma … ” (art. 157.2 LOREG).

Sin embargo, las excepciones añadidas al reglamento se han convertido en norma, como recopiló  ‘El País’ hace unos meses. Si no lo creen, basta con echar un vistazo a la relación de actividades de los diputados:

- 112 conferenciantes o con actividad artística o literaria

- 90 colaboran con medios de comunicación

- 45 no tienen ninguna otra actividad

- 41 patronos o miembros de fundaciones o asociaciones de utilidad pública sin ánimo de lucro

- 40 ejercen alguna profesión privada

- 35 abogados ejercientes

- 30 concejales o similares

- 22 tienen cargo orgánico en su partido

- 17 administran sus empresas, sin relación con el sector público

- 13 son miembros el Gobierno

- 12 docentes en universidades públicas

- 6 docentes en universidades privadas

- 4 están en consejos de cajas de ahorros

- 4 cobran pensiones de viudedad y gran invalidez

- 1 economista

- 1 arquitecto técnico

- 1 veterinario

- 1 médico

- 1 farmacéutico

La regeneración democrática que quiere emprender la oposición pivota sobre tres líneas maestras: que se aplique a los parlamentarios el mismo régimen de incompatibilidades que tienen los altos cargos del Gobierno; que cuando se ejerza un cargo orgánico y otro institucional no se pueda cobrar de los dos sitios (por tanto, eliminar los sobresueldos en los partidos); y que, aunque los diputados puedan tener otra actividad compatible reconocida, no puedan ingresar nada por esa actividad.

Así que, de prosperar, sus señorías tendrán que consolarse con el salario base de un diputado medio por provincia distinta de Madrid (y sin responsabilidad alguna añadida) que, tras los recortes, ha quedado en 60.290,42 euros brutos anuales. 44.500 más que el sueldo bruto anual en España.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>