Arrow

Terminología de una valla


0
Lucía Guerrero

Licenciada en Traducción y Humanidades, posgraduada en Edición. Gestiona proyectos de traducción para instituciones nacionales e internacionales en CPSL. Analiza la actividad de políticos en redes sociales desde un punto de vista cualitativo a través de su blog.


Escrito el 17 de abril de 2014 a las 8:54 | Clasificado en Nacional

La triple valla de 6 metros que separa Marruecos de Melilla no solo trae quebraderos de cabeza a los gobernantes españoles y, en definitiva, europeos, sino también a los periodistas, que deben esforzarse por usar la terminología correcta.

Valla de Melilla. (Flickr: Stéphane M. Grueso)
Valla de Melilla. (Flickr: Stéphane M. Grueso)

Los continuos saltos de inmigrantes subsaharianos que intentan huir de su miseria diaria deslumbrados por el espejismo de una prometedora vida en Europa nos han traído terminología antes poco vista en los medios. “Sirga”, “antitrepa” o “CETI” son palabras ahora habituales en las noticias. El término “concertina”, que se utiliza para referirse al “alambre reforzado con cuchillas y enrollado en grandes bobinas para permitir su fácil y rápido despliegue”, fue precisamente escogido “palabro del año 2013” por “Punto y coma”, el boletín de los traductores de la Unión Europea.

La justificación enviada por Blanca Collazos, de la Comisión Europea, es de lo más acertada, pues alude a lo paradójico de usar un término que normalmente designa un instrumento (“acordeón de forma hexagonal u octogonal, de fuelle muy largo y teclados cantantes en ambas caras o cubiertas” según el DRAE) para designar también un objeto que provoca cortes, infecciones y que incluso ha causado la muerte de algunas personas.

Esta semana, además, ha circulado por Twitter una información publicada en medios fiables (Europa Press y El Confidencial) pero difícil de creer:

Como posteriormente aclara el autor del tuit (y como puede comprobarse tras una búsqueda de “bosa”, no “bossa”, y “Melilla” en internet), resulta que lo que realmente gritan los inmigrantes que logran cruzar la frontera no es “Barça, Barça”, sino “bosa, bosa”, que significa “victoria” en fula, lengua hablada en África occidental por la etnia fulani. El fula o fulani, que recibe un nombre distinto en cada país, cuenta con nada menos que 24 millones de hablantes que la tienen como primera o segunda lengua, y es lengua oficial (regional o nacional) en Senegal, Nigeria, Guinea, Mali y Níger.

Si bien se cuenta que en Marruecos la población está dividida entre los hinchas del Barça y los del Madrid, no resultaba creíble que la pasión por el fútbol llegara tan lejos.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>