Arrow

‘Toyotizar’ la Administración


0
Ángela Paloma Martín

Documentalista y Periodista. Máster en Comunicación Política por la Universidad de Navarra & The George Washington University. Asesora de comunicación en Ideograma y editora de C&E en español. Doctoranda en Análisis y Evaluación de Procesos Políticos y Sociales en la U. Carlos III de Madrid cuya tesis está enfocada al liderazgo femenino.


Escrito el 11 de diciembre de 2013 a las 9:18 | Clasificado en Nacional

Muchos son los debates en torno a cómo agilizar los procesos para incorporar más aún al ciudadano en ellos y que se pase de “acumular problemas” a “acumular soluciones”. La filosofía LEAN puede ayudar a esas soluciones.

Taiichi Ohno supervisa la cadena de montaje. (Toyota)
Taiichi Ohno supervisa la cadena de montaje. (Toyota)

Podría ser un hecho incuestionable el aplicar nuevas fórmulas para la mejora de las instituciones públicas, sobre todo en nuestro país. El discurso que se viene escuchando mucho tiene que ver no únicamente con la crisis económica, sino con una crisis institucional, donde el coleccionar problemas en una oficina pública ya es casi el deporte diario.

El sistema necesita un cambio desde sus entrañas, pero ante todo un cambio de cultura, una nueva visión, un nuevo enfoque. Recientemente se ha publicado el libro “Tendencias emergentes en la comunicación de las instituciones”. Un libro que pone de manifiesto la crisis de las instituciones públicas, crisis de confianza, crisis de insatisfacción, de credibilidad. Y un libro que aporta, desde la comunicación como base central, ideas estratégicas para mejorar la situación de las instituciones, cuyo fin último sea ganar la confianza perdida, apostando por una nueva cultura e incluyendo al público en la toma de decisiones.

Filosofía LEAN

Pero por otro lado, existen procesos y filosofías que llevan tiempo entre nosotros y que podrían suponer ese cambio de paradigma que las instituciones públicas de nuestro país necesitan. Quizás se trate de aventurarse, pero aventurarse para agilizar los procesos, ser más eficientes, más eficaces, creíbles. Aventurarse para implementar una filosofía cuyos resultados se ganen la confianza de los ciudadanos. Esta es sencillamente una idea… ¿Podría ser?

La filosofía LEAN simplemente responde a un modelo de organización que surgió en los años 50. El padre de esta filosofía es Taiichi Ohno, director y consultor de la empresa Toyota. El libro “Las claves del éxito de Toyota. LEAN, más que un conjunto de herramientas y técnicas”, nos introduce por qué Toyota tuvo éxito. Pero, ojo, también nos clarifica el porqué otras empresas que lo han intentado no lo han tenido.

¿En qué se basa esta folosofía? Se define como “producción ajustada” y se trata de una filosofía de trabajo cuyo objetivo es mejorar la calidad reduciendo el tiempo y el coste e implicando a cada uno de los agentes que componen la organización. El modelo de Toyota se basa en 14 principios organizados en 4 conceptos en forma de pirámide que empieza por su base: i) Filosofía: pensamiento a largo plazo; ii) Proceso: eliminación de los despilfarros; iii) Gente y socios: respeto, retos y continua evolución; iv) Resolución de problemas: mejora continua y aprendizaje.

El caso del Ministerio de Hacienda holandés

La industria internacional ya ha empezado a hacerle guiños a esta filosofía en plena crisis, sobre todo aplicándola en sus departamentos de tecnología. Sin embargo, hay instituciones que también han optado por estudiar la puesta en marcha de LEAN IT (IT haciendo referencia a Information Technology). Parece ser que la aventura tiene poco de locura cuando se trata de aplicar el sentido común basándose en las personas como eje central. Un caso de éxito ha sido el Ministerio de Hacienda en Holanda donde la clave estuvo en el cambio cultural de la organización. Tras su aplicación, se aumentó la satisfacción de los usuarios, se redujeron los costes, se aumentó la productividad y aumentó la motivación de los empleados.

Quizás LEAN no sea la solución a todos los problemas de nuestra Administración, pero sí es un gran paso en cuanto a eficiencia se refiere. La comodidad y la conformidad nunca llegan a nada en plena crisis y tratar de obtener resultados diferentes haciendo siempre lo mismo ya nos susurró Einstein que suponía encaminarse a la locura. El secreto para poner la primera piedra puede que sea tener predisposición a ese cambio de cultura…

Recursos de interés

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>