Un verano muy político

La última semana ha sido complicada en Cataluña. A los conflictos que se vienen viviendo desde hace meses se une el escándalo que ha protagonizado el expresident Jordi Pujol, que tras reconocer que ha mantenido una fortuna oculta en un paraíso fiscal, se ha visto obligado a renunciar a todos los privilegios que le otorgaba haber sido presidente durante 23 años. La polémica está servida.

Pujol ha señalado que esa fortuna es fruto de la herencia de su padre (a pesar de que su hermana desconocía la existencia de tal dinero), pero no termina de señalar de dónde procede ni tampoco especifica la cantidad de dinero depositado fuera de España.

Ante semejante escándalo, Josep Antoni Duran i Lleida, “consternado y desolado”, ha manifestado que “se equivocan” quienes crean o piensen que este escándalo no afecta a la consulta soberanísta, porque sí afectaha dicho. Duran, que dimitió como número dos de CiU hace unos días, ha señalado que es necesario “liderar una reflexión” sobre la pérdida de credibilidad de los partidos políticos.

En Cataluña quieren que Pujol dé la cara y ofrezca explicaciones. Será la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlament quien solicite esa comparecencia, aunque Pujol, alejado ya de la política activa, no está obligado de acudir. El PP ha ido un paso más lejos y ha pedido una Comisión de Investigación, pero se ha quedado solo, y el pseudosindicato Manos limpias ha presentado una denuncia contra él por evasión de impuestos que ha sido admitida a trámite.

[do action=”ladillo”]Aguas revueltas en el PP[/do]

El PP tampoco esta pasando un verano tranquilo. A pesar de la insistencia de apartar del partido a aquellos condenados por delitos de corrupción, la realidad es que el expresident balear y exministro de medio ambiente en el gobierno de Aznar, Jaume Matas, ha ingresado en prisión, condenado por un delito de tráfico de influencias. Matas, que solicitó el indulto al gobierno, tendrá que pasar nueve meses entre rejas al habérsele denegado la conmutación de la pena.

También el expresidente de la diputación de Castellón, Carlos Fabra, ingresará en prisión. Está citado el 3 de septiembre para que le sea comunicado oficialmente su ingreso en la cárcel, a pesar de que militantes y afines al político estén reuniendo firmas para pedir su indulto. En el partido le apoyan: el portavoz de economía en el Congreso, Vicente Martínez Pujalte ha señalado su pesar por la condena ya que a su juicio ha cometido un delito “muy liviano”.

Del PSOE trasciende la actividad de su nuevo secretario general, Pedro Sánchez y de Podemos, que ya supera en militancia a otros partidos como Esquerra o Cuitadans. En tan sólo dos días superaron los 32.000, con lo que se iguala al PNV. En cuatro días llegaba a 42.000 afiliados, superando a UPyD e IU y colocándose como tercer partido, por detrás de PP y PSOE.

De esta manera termina el mes de julio. Empiezan las vacaciones, pero la política siempre continúa.

Cristina Puebla

Periodista, en la actualidad en la web de elEconomista, antes en la Cadena Ser (Hora 25) y en política en Europa Press

Un comentario sobre “Un verano muy político

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.