Arrow

Víctimas de ETA sin votar al PP


0
Asier Martiarena

Soy periodista y escribo en La Vanguardia y Yahoo! después de haberme encargado de la sección de política del diario Metro y de echar a andar en La Voz de Galicia.


Escrito el 29 de enero de 2014 a las 8:38 | Clasificado en Nacional

El 90% de las 20.000 personas consideradas por Interior como víctimas del terrorismo simpatizan con la AVT, aunque ya se observa un acercamiento a UPyD y Vox

Representates del PP en una manifestación contra la excarcelación de presos de ETA. (Flickr. PP)
Representates del PP en una manifestación contra la excarcelación de presos de ETA. (Flickr. PP)
  • “Tener a Ortega Lara en las filas del PP es un lujo incalculable”.
  • Lamento la baja de Ortega Lara, se trata de un hombre “excepcional en muchos sentidos”.
  • Sentimos la decisión de Ortega Lara, un “gran patriota con una clarísima idea de España y un inquebrantable sentido de Estado”.

Frases como estas, cuyos autores son la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, el vicepresidente primero del Senado, Juan José Lucas, y el portavoz del Grupo Popular en el Parlamento de Extremadura, Luis Alfonso Hernández Carrón, respectivamente, demuestran el temor que el Partido Popular tiene a que se abra una brecha entre sus siglas y las víctimas de ETA.

Dejando a un lado las asociaciones minoritarias, el 90% de las 20.000 personas consideradas por el Ministerio del Interior como víctimas del terrorismo –no hay datos oficiales por la Ley de Protección de Datos- simpatizan con la Asociación de Víctimas del Terrorismo, más conocida como la AVT. Un organismo con una posición política en sintonía con las tesis del Partido Popular y que éste cuida como un tesoro, como evidenció la rápida movilización de sus dirigentes -incluyendo recepción en Moncloa- cuando Estrasburgo tumbó la doctrina Parot.

Sin embargo, muchas víctimas creen que el PP solo tuvo un gesto con ellos de cara a la galería y que, en lo esencial, les ha traicionado no luchando judicialmente contra la excarcelación de etarras. Este sentir, que en los últimos tiempos ha provocado la salida de víctimas como el ya mencionado funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, se está extendiendo conforme se acercan las próximas elecciones europeas. Formaciones como VOX -impulsada por el propio Ortega Lara-, o UPyD -quien está tratando de reclutar a la propia presidenta de la AVT para que dé el paso a la política- ponen en peligro un buen saco de votos que, como reflejan las últimas encuestas, pueden hacer que el PP pierda la mayoría de la que goza.

Esa fuga también se ha producido en Euskadi donde muchas víctimas del terrorismo conformaban Covite (el Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco) al tiempo que apoyaban al PP. Pero la actual cúpula ha ido endureciendo las críticas dirigidas al Gobierno por su gestión del fin de ETA, mientras que gran parte de sus directivos se han dado de baja. Entre ellos la propia hermana de Gregorio Ordóñez, concejal del PP vasco asesinado por ETA y símbolo de la lucha contra el terror. Y los afiliados también han secundado el cambio de siglas.

En Génova han tratado de negar el problema, hasta que el secreto se ha roto a todo volumen. La prueba gráfica tuvo lugar el pasado jueves  en el cementerio donostiarra de Polloe. Durante un homenaje a Gregorio Ordóñez la presidenta del colectivo -Consuelo Ordoñez- abroncó a la formación por distanciarse de las víctimas: “Estamos cerca de que logren lo que no pudieron mientras mataban; el PP no respeta a las víctimas, las desprecia”, señaló.

Y no es la única. Además de Covite, asociaciones como Dignidad y Justicia también se han plantado ante Rajoy.

Las señales de alarma se han encendido en el salpicadero del PP, que circulaba a velocidad de crucero hacia otra victoria en la próxima cita electoral. Con el miedo de no alcanzar el objetivo, Mariano Rajoy está incluyendo a las víctimas en sus actos para tratar de recuperar el control de un grupo más influyente que numeroso. El ala dura del partido -los José María Aznar, Jaime Mayor Oreja…- se está apartando del proyecto de Rajoy y le apremian a coser la herida cuanto antes porque, de no cerrarse pronto, se hará más grande y serán muchos más los miembros del PP que den el paso de cambiar unas siglas por otras. Algo que hasta ahora parecía impensable. Asociar a las víctimas de ETA con el PP parecía un ejercicio mental innato.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>