Arrow

“Narco” y otros acortamientos


1
Lucía Guerrero

Licenciada en Traducción y Humanidades, posgraduada en Edición. Gestiona proyectos de traducción para instituciones nacionales e internacionales en CPSL. Analiza la actividad de políticos en redes sociales desde un punto de vista cualitativo a través de su blog.


Escrito el 4 de abril de 2013 a las 9:18 | Clasificado en Actualidad

La foto de Feijóo junto a Marcial Dorado es la polémica de la semana. Y, de paso, abre la oportunidad de iniciarse, algo, en el ‘narcolenguaje’.

Feijóo y Dorado, en un barco de éste en 1995, en la ría de Vigo. Fuente: El País.
Feijóo y Dorado, en un barco de éste en 1995, en la ría de Vigo. Fuente: El País.

El revuelo causado por la publicación en El País de unas fotos de los años 90 en las que Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia, aparece en un yate junto con Marcial Dorado, narcotraficante actualmente en la cárcel cumpliendo condena por 14 años, ha conseguido distraer nuestra atención de una actualidad económica cada vez más pesimista.

De este asunto nos interesa la reaparición en los titulares de “narco”, acortamiento de “narcotraficante”, un “palabro” que aparece en redonda en la mayoría de medios, como El País o El Mundo, y entrecomillada en otros:

“Narco” en los titulares de EuropaPress, Terra, Qué!, Nueva Tribuna y Noticias de Gipuzkoa.

El Diccionario de la Lengua Española de la RAE (DRAE) recoge “narco” como acortamiento de “narcotraficante” y, como la forma de la que procede, puede ser tanto adjetivo como sustantivo, así que basta con escribirlo en redonda, sin añadirle ningún tipo de realce tipográfico (ni cursivas ni comillas).

Definición de “narco” en el DRAE.

En lingüística, el acortamiento consiste en la reducción de la parte final o inicial de una palabra para crear otra nueva. El DRAE, en su definición, cita como ejemplo cine, bici, bus y fago por cinematógrafo, bicicleta, autobús y bacteriófago, respectivamente. Si bien no vacilamos a la hora de escribir en redonda estos últimos ejemplos, sí lo hacemos con otros como “narco”, ya que los primeros, pertenecientes al lenguaje general, cuentan con un uso muy extendido y su significado no ofrece dudas, mientras que consideramos que sí podría haberlas en el segundo y por eso hay quien decide entrecomillarlo.

Derivados de “narco-”

El DRAE también recoge “narco-” como elemento para formar compuestos, pero en este caso es acortamiento de “narcótico” o, en otro contexto distinto del que nos ocupa, de “sueño”:

Definición de “narco-” en el DRAE.

Al respecto, la Fundéu recomienda que también se escriban en redonda aquellas palabras formadas con el acortamiento de narcóticoseguido de sustantivos relacionados con el comercio de dicha sustancia, estén o no en el DRAE. Los términos relacionados con el narcotráfico (normalmente procedentes del español de México y no todos necesariamente derivados de “narco”) son tantos que hace unos años se empezó a hablar del “narcolenguaje” y “narcocultura”, y el DRAE recoge varios de ellos en un esfuerzo por reflejar la realidad y su invasión de los medios. Por cierto, si de mujeres se trata, la Fundéu nos recuerda que debemos hablar de “la narco”.

Otros acortamientos en el DRAE… y fuera de él

El DRAE recoge varios acortamientos relacionados con la política y la economía, no todos necesariamente coloquiales. Algunos ejemplos son “nazismo” y “nazi” (del alemán “Nationalsozialismus” y “Nationalsozialist”, nacionalsocialismo y nacionalsocialista, respectivamente), “contra” (de “contrarrevolucionario”, movimiento de oposición al Gobierno revolucionario de Nicaragua en la década de 1980), “euro” (la moneda, de “europeo”), “facha” (del italiano “fascista”) y “sociata” (de “socialista”, nuevo artículo en el avance de la 23ª ed. del diccionario). También recoge acortamientos relacionados con las drogas, como “anfeta” (de “anfetamina”) y “coca” (de “cocaína”).

Ya que nos movemos entre el tráfico de estupefacientes, hemos hecho una búsqueda en el DRAE de jerga relacionada y, para nuestra sorpresa, todos estos “palabros” figuran ya en el diccionario: “caballo”, “camello”, “capo”, “drogata”, “jaco”, “maría”, “mula”, “yonqui”.

¿Quedará en agua de borrajas la polémica desatada con la foto de Feijóo y Dorado? De momento, en la rueda de prensa que convocó el pasado 1 de abril, el presidente de la Xunta restó importancia a dichas imágenes, aunque aún queda pendiente que se someta al pleno del parlamento gallego, previsto para el 10 de abril. Al día siguiente de la rueda de prensa, en las redes se anunciaba la recogida de firmas en Change.org a favor de su dimisión por “no ser digno” de la presidencia del parlamento gallego. Veremos si todo esto no acaba en un “acortamiento” de la carrera política de Feijóo, al que todos apuntaban como posible sucesor de Rajoy.

Los votantes dicen...
  1. […] vía, dexindexación, narco, empoderar, fracking, austericidio… Estos son solo algunos de los ‘palabros’ […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>