Arrow

Ejemplos políticos


0
Isabel Jarillo

Periodista. He centrado mi carrera en la prensa escrita, con una década de experiencia y casi ocho años dedicados a Diario Qué! (Vocento) en Málaga como redactora y jefa de Información. También he pasado por Sur.es, Diario Málaga, El Correo de Málaga y Diario de Cádiz.


Escrito el 6 de noviembre de 2013 a las 8:22 | Clasificado en Andalucía

Los políticos han impuesto la ley del más fuerte en forma del ya manido “y tú más”, un alegato que a veces se vuelve en su contra con acciones tan reprochables como el escrache a la presidenta de la Junta en Málaga. Más plausible es la renuncia en bloque de la ejecutiva de UGT en Cádiz tras la detención de su secretario general por los ERE.

Salvador Mera, ex secretario general de UGT de Cádiz. (UGT Andalucía)
Salvador Mera, ex secretario general de UGT de Cádiz. (UGT Andalucía)

Los políticos deberían dar ejemplo con su buen hacer a la sociedad, pero, en los tiempos que corren, esta premisa no sólo se pone en tela de juicio, sino que resulta irrisoria, a tenor de los casos de corrupción de gran calado que salpican tanto a partidos como a organizaciones de carácter público.

Un ejemplo muy gráfico del espectáculo cuasi circense en el que se ha convertido el debate político en Andalucía es la lamentable actuación de varios dirigentes y alcaldes del PP, que protagonizaron recientemente un escrache a la presidenta de la Junta, Susana Díaz.

Una protesta contundente para la que estimaron oportuno acudir al hotel donde se alojaba Díaz para esperarla a su salida y, no contentos con zarandear el coche oficial, trasladaron la reivindicación hasta las puertas del Museo Picasso, tratando de robar así protagonismo a los actos por el décimo aniversario de la pinacoteca.

Dejando a un lado el hecho de que el turismo constituye uno de los principales motores económicos para Málaga y, por tanto, la gravedad intrínseca que conlleva intentar sabotear este tipo de eventos, lo más bochornoso del asunto es el tiempo que ha tardado el partido en asumir el error: cuatro días. Una equivocación que reside básicamente en las formas y que el presidente del PP y la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, asumió alegando que a partir de ahora buscarán otros canales para hacer sus peticiones al Gobierno andaluz. Los propicios, vamos.

Esperemos que ambos bandos hayan entendido que lo más penoso de todo no son los malos modos, que también, sino que éstos provengan de personas que han sido designadas para velar por los intereses de los ciudadanos y que actualmente se encuentran enzarzadas en un estado de crispación permanente nada constructivo. Y por el cual pierden la razón que pueden tener, en este caso, al demandar a la administración el dinero que se les adeuda.

Mayor grado de dignidad puede apreciarse, al menos de cara a la galería, en la reacción de la ejecutiva provincial de UGT en Cádiz, que ha presentado su dimisión en bloque esta semana ante la situación generada en la organización tras la detención y puesta en libertad con cargos de su secretario general, Salvador Mera, en relación con el caso de los ERE fraudulentos.

Por su parte, Mera también ha abandonado el cargo, que puso a disposición de UGT después de que el pasado 8 de octubre fuera arrestado en el marco de la segunda fase de la investigación, denominada Operación Heracles, contra el cobro de sobrecomisiones en los ERE subvencionados por la Junta y la supuesta financiación irregular de los sindicatos.

Todo apunta a que en unos días la ejecutiva provincial nombrará una gestora que, en el plazo de unos tres meses, deberá organizar un congreso extraordinario para nombrar a otro equipo capitaneado por un nuevo secretario general. En esta ocasión, la técnica del borrón y cuenta nueva ante un escándalo de este calibre se antoja el menor de los males en un sistema que navega a la deriva en un mar de corrupción y crispación permanente.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>