Arrow

El adiós no inesperado de Griñán


0
Isabel Jarillo

Periodista. He centrado mi carrera en la prensa escrita, con una década de experiencia y casi ocho años dedicados a Diario Qué! (Vocento) en Málaga como redactora y jefa de Información. También he pasado por Sur.es, Diario Málaga, El Correo de Málaga y Diario de Cádiz.


Escrito el 24 de julio de 2013 a las 17:07 | Clasificado en Andalucía

Muchos andaluces andarán despistados o de vacaciones y aún desconocen cómo Susana Díaz se ha alzado como la candidata para relevar al presidente Griñán al frente de la Junta. Estas son las claves de una elección sin elección.

Griñán en Almería con Juan Carlos Usero (fuente: Flickr PSOE-A).
Griñán en Almería con Juan Carlos Usero (fuente: Flickr PSOE-A).

Transparencia, renovación y democracia interna. Bajo estas premisas alardeaba el PSOE de Andalucía sobre su intención de organizar las primeras primarias para elegir al candidato como presidente a la Junta en las próximas elecciones autonómicas. Y lo hacía apenas 48 después de que José Antonio Griñán anunciara en el debate del estado de la Comunidad que no volvería a optar a este cargo.

Así pues, el 28 de junio se abría una carrera a contrarreloj para algunos aspirantes que sacaban pecho ante una bien posicionada y apenas sorprendida Susana Díaz que, casualmente, había intensificado su agenda institucional en la región dos semanas atrás. Y es que la consejera de Presidencia e Igualdad, y candidata oficial a la corona de lideresa, consiguió los avales necesarios sin despeinarse. En concreto, aunó el apoyo de la mitad de la militancia. De este modo, las primarias se resolvían sin primarias, pero lo que sí primaba eran las voces del aparato del partido, que ni siquiera se molestaron en disimular su apoyo a Díaz.

En vano resultaron las críticas de Luis Planas y José Antonio Rodríguez, los otros precandidatos que no consiguieron los avales necesarios, por la desigualdad de condiciones en un proceso que brilla, si no por su transparencia, por su intención cristalina de no abrir esta decisión a los afiliados y menos aún a la sociedad. E igual de claro se reflejan las aptitudes de Griñán como estratega en un tablero político donde mandan las presiones internas y las colocaciones en instituciones públicas.

Además, parece ser que las diligencias debían resolverse con la mayor premura posible, a tenor del calendario de declaraciones por el caso de los supuestos ERE irregulares que, al parecer, han decantado los acontecimientos.

Así, el 26 de junio Griñán anuncia que no optará más al cargo; el día 28 arranca el proceso para elegir nuevo candidato a la Junta; el 17 de julio se conoce que sólo Díaz ha conseguido los 6.860 avales necesarios y el apoyo del 15% de la militancia, alzándose como la única candidata posible; menos de una semana después, el martes 23, se filtran los planes de marcha inmediata de Griñán antes de agotar su mandato, los cuales se harían oficiales al día siguiente ante la dirección de los socialistas andaluces.

Precisamente Griñán acudió a Madrid acompañado del número dos de su partido, Mario Jiménez, para almorzar con el secretario general y la vicesecretaria del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba y Elena Valenciano, a quienes les trasladó de primera mano sus planes de salida de la política.

El paso siguiente y definitivo, según fuentes del partido consultadas, podría darlo Griñán el próximo 26 de agosto, fecha en la que dejaría definitivamente el cargo para que, el 2 de septiembre, sea investida Susana Díaz, coincidiendo con el inicio del nuevo curso político. Todo apunta, además, que IU está dispuesta a aceptar el relevo, por lo que el bipartito no sufriría más modificaciones, a priori.

¿Coincidencia en la elección de las fechas?

El anuncio oficial de la marcha definitiva de Griñán ante la dirección del PSOE andaluz tampoco es casual: coincide con el día en que el partido ratificará a Díaz como la próxima candidata a la Junta, pero también con la declaración ante la juez del caso de los ERE fraudulentos, Mercedes Alaya, del exinterventor general de la Junta, Manuel Gómez.

Se trata precisamente de la persona que acusó al presidente de no actuar ante las irregularidades durante la comisión de investigación y, por tanto, de un testimonio clave para el futuro procesal de Griñán. Y es que la intervención hizo varios informes alertando de la asignación irregular de ayudas cuando el presidente de la Junta era consejero de Economía y Hacienda.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>