Arrow

Por la boca viven ustedes


1
Isabel Jarillo

Periodista. He centrado mi carrera en la prensa escrita, con una década de experiencia y casi ocho años dedicados a Diario Qué! (Vocento) en Málaga como redactora y jefa de Información. También he pasado por Sur.es, Diario Málaga, El Correo de Málaga y Diario de Cádiz.


Escrito el 28 de enero de 2014 a las 12:05 | Clasificado en Andalucía

Son hombres y mujeres de prestigio, con dilatadas carreras profesionales y bien mirados por sus compañeros de partido, pero en cuanto tratan de llevar su discurso a la vida cotidiana, a menudo pinchan con sus explicaciones. El último ha sido el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, quien defiende que es capaz de ducharse con once litros de agua con tal de justificar la subida de la tasa municipal.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, visto por I Love Clicks (iloveclicks.es)
El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, visto por I Love Clicks (iloveclicks.es)

Con más de cinco años de crisis a las espaldas, y la calculadora más a mano que nunca, los españoles reciben con un lógico recelo cualquier modificación que se anuncie en las tasas e impuestos que deben afrontar. La última polémica en este sentido ha sido el incremento del coste del agua en la capital de la Costa del Sol para los hogares con uno o dos residentes.

Ante las críticas, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, reaccionó en un intento de justificar el nuevo sistema tarifario de Emasa, que entró en vigor el pasado noviembre, llegando a defender que estaría dispuesto “a demostrar ante notario” que es capaz de ducharse con sólo once litros de agua. Pero sus declaraciones no eran una mera apreciación, pues el primer edil explicó minuciosamente que había corroborado, con ayuda de su esposa, que es posible invertir menos de 15 litros en tal empresa. De este modo, comprobó -cronómetro en mano- los segundos que tardaba en asearse para luego llenar un barreño durante el mismo tiempo y calcular cuántos litros gastaba mediante una botella de litro y medio. Muy científico no es, pero ingenioso, sin duda.

Tanto como las bromas y chascarrillos que el experimento ha despertado en Internet y redes sociales, además de las pertinentes quejas por parte de la oposición.

Pero no es el único mandatario andaluz que no está demasiado acertado en sus explicaciones. Algo parecido le ocurrió en 2001 a la también malagueña y ex alcaldesa de la ciudad Celia Villalobos quien, tras dejar el bastón de mando para ser ministra de Sanidad, puso el foco de atención sobre su persona en plena crisis de las ‘vacas locas’, al animar a las amas de casa a no usar hueso de ternera para darle sustancia a los caldos, sino que lo sustituyeran por el de pollo. Flaco favor le hacía al titular de Agricultura y al sector ganadero en un momento tan delicado, en el que el consumo de carne de vacuno había caído en torno a un 25%.

Y sin abandonar la cesta de la compra, no podemos obviar las declaraciones de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, quien primero se hizo un lío con las frutas, al afirmar que “las manzanas no son las peras. Si se suman una manzana y una pera nunca pueden dar dos manzanas”, en relación con la ley del matrimonio homosexual, que ese año -2005- se estaba tramitando en el Congreso. Estas eran sus declaraciones más polémicas hasta el “relaxing cup of café con leche en Plaza Mayor” del pasado verano, aunque en el ámbito doméstico tampoco podemos dejar pasar perlas como la que nos dejó en 2003, cuando dijo que “la Cenicienta es un ejemplo para nuestra vida por los valores que representa. Recibe los malos tratos sin rechistar, busca consuelo en el recuerdo de su madre”. Sin comentarios.

Pero en el PSOE tampoco faltan los desatinos al tratar de llevar la política o la economía a un entorno más relajado. La que fuera ministra de Sanidad, Leire Pajín, dejó varios, como cuando insistía al decir que el problema del decrecimiento del PIB era ser “masculino, claramente masculino” o calificaba de “histórico para el planeta” que Zapatero y Obama liderasen a la vez. Por su parte, la titular de Vivienda, María Antonia Trujillo, trataba de vender los minipisos de 30 metros insistiendo en que “la mayoría de mis compañeros diputados, incluso del PP, tiene uno”.

Y volviendo a Andalucía, otra de las intervenciones más cuestionadas recientemente ha sido la del concejal de Alternativa Mijeña Juan Porras, quien durante un pleno del Ayuntamiento de Mijas se mostró en contra de que le pusieran a una calle el nombre de ‘El descubrimiento’, aludiendo a la “limpieza étnica que llevaron a cabo los españoles en los pueblos latinoamericanos”. Sin embargo, su oferta no estuvo demasiado atinada, pues propuso que la vía se denominara ‘Villa romana’, a lo que el regidor del municipio contestó que “los romanos también invadieron la península y sometieron a los íberos”. El vídeo, que sembró reacciones en todo el país, supera ya las 250.000 visitas en la red.

Los votantes dicen...
  1. Laura C. Izquierdo dice:

    Esa ingenuidad de nuestros gobernantes…

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>