Algo huele a podrido en Polanco

El Tribunal Superior de Justicia en Cantabria ha abierto a instancias del Tribunal de Cuentas una causa en la que todos los ediles populares del ayuntamiento de Polanco han sido imputados. El motivo: un incremento de más de 450.000 € en la construcción del Pabellón Municipal de Requejada.

Es el segundo procedimiento que se abre al respecto. En el primero declararon como imputados los ingenieros redactores y el alcalde de la localidad y diputado regional por el PP, Julio Cabrero, el cual fue absuelto del delito de prevaricación administrativa.

Sin embargo, la sala de lo civil y penal del TSJC en el auto a fecha  3 de julio ha imputado a todo el grupo popular del consistorio ante los indicios de que el modificado de las obras del pabellón no se tramitó de la manera correcta.

La oposición inmediatamente ha cargado contra el equipo de Gobierno. El portavoz socialista del ayuntamiento, Felipe Tapia, ha acusado al alcalde de “haber cometido errores de bulto inexplicables” al aprobar un proyecto que “no incluía la techumbre” o “pagar sin el certificado de obra”, provocando por ello que “ante un presupuesto al que solo le quedaban 7.000 euros, faltaran por ejecutar trabajos por valor de más de 200.000 euros”.

Tapia también ha denunciado que “la irresponsabilidad e incapacidad del alcalde y del resto de concejales del PP ha provocado un quebranto económico de casi 500.000 € a las arcas municipales, lo que es una barbaridad para un ayuntamiento como el de Polanco”.

Pablo Ortega

Estudiante de Derecho. Participé como tertuliano en Onda Cero Torrelavega. Interesado en la actualidad Política y en temas de Cultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.