Las elecciones europeas han dejado un arco político que nada tiene que ver respecto a las anteriores de 2009. PP y PSOE han abierto un agujero en su saco, por el cual han perdido cerca del 50% de los votos, pasando ambos partidos de aglutinar el 90% de los mismos hace cinco años en las anteriores elecciones, al 49% en las de este domingo.

Si las elecciones europeas han dejado una alta dosis de reflexión de cara al futuro para PP y PSOE a nivel nacional por los resultados obtenidos (PP 16 escaños frente a los 24 de 2009 y PSOE 14 frente a los 23 de 2009), también han de hacerlo ambos en Cantabria, pues el escape de votos que han sufrido ha sido sonrojante como forma de castigo a sus políticas.

En total 469.378 ciudadanos estaban llamados este domingo a participar en la jornada electoral en Cantabria. Desde la constitución de las mesas hasta el cierre de los colegios electorales, 220.318 Cántabros acudieron a ejercer su derecho, lo que supuso un 46,94 % de votantes, cuatro puntos por debajo de los que acudieron en 2009, pero por encima de los resultados a nivel nacional. Estos datos auguraban un firme descontento de los ciudadanos respecto a la clase política, pero más aún hacia el bipartidismo formado por PP y PSOE, que pese a ser los más votados, fueron los grandes derrotados de la noche electoral.

El PP ganó las elecciones, como cabía imaginar, pero con pérdida contabilizada en 51.312 votos (obtuvo 74.379 votos frente a los 125.691 votos de 2009). El PSOE fue la segunda fuerza más votada, pero también con fuga de votos ya que perdió un total de 46.851 votantes (obtuvo 52.056 votos frente a los 98.907 votos de 2009), y la tercera fuerza política fue el partido liderado por Pablo Iglesias, Podemos, siendo en Cantabria una de las regiones donde más sorprendente fue su irrupción. El partido de extrema izquierda se hizo con 19.733 votos, un 9,2 % del total, recogiendo votos de descontentos con el PSOE. La cuarta fuerza política fue IU con 19.246 votos y la quinta UPyD con 17.554 votos.

De estos resultados ha hablado Rosa Eva Diaz Tezános, secretaria general del PSOE en Cantabria, manifestando que “evidentemente los socialistas no estamos satisfechos con el resultado, porque es un mal resultado, pero los ciudadanos quieren un cambio hacia la izquierda, lo que hace al PSOE redoblar sus esfuerzos y su trabajo para las próximas elecciones autonómicas y municipales de 2015”.

Ignacio Diego, presidente de Cantabria por el PP, también ha valorado los resultados afirmando sentirse satisfecho, pues “el PP ha obtenido un respaldo mayoritario y ha logrado un margen grande respecto al resto de partidos, con diez puntos de ventaja sobre el PSOE, lo que supone una gran diferencia”.  Además, ha destacado que “el PP gana las elecciones europeas en España, en Cantabria y en 86 de los 102 ayuntamientos de la región, cuatro más que en 2009”. Ha añadido también que “en Santander el PP mantiene una diferencia de 15 puntos respecto a los socialistas, y en Torrelavega se ha recortado ostensiblemente la distancia con el PSOE, de ocho puntos en 2009 a algo más de tres ahora”.

[do action=”ladillo”]Santander[/do]

En la capital de Cantabria estaban llamados a las urnas 139.177 ciudadanos, siendo la asistencia a las urnas y la abstención en sintonía con los resultados de la autonomía: se abstuvieron un 53,39% de los ciudadanos.

El PP ganó con 22.868 votos frente a los 13.346 del PSOE. Podemos se alzó con el tercer puesto al obtener 33 votos más que UPyD y 161 más que IU.

[do action=”ladillo”]Torrelavega[/do]

La capital del Besaya y segunda ciudad más importante de la autonomía fue de las pocas ciudades que obtuvo más asistencia a las urnas que abstenciones, siendo el 51,1% los que ejercieron su derecho frente al 48,9% que declinaron ejercerlo. En lo referente a los resultados que reflejaron las urnas, tampoco hubo sorpresa pues el PSOE repitió resultado ganando con 6.602 votos frente a los 5.859 del PP, que quedaron como segunda fuerza más votada. IU ganó a Podemos por menos de 100 votos y UPyD quedó como la quinta con 1.478 votos.

Tras estos resultados, queda claro que en estas elecciones el bipartidismo ha sufrido un descenso muy serio de votantes, lo cual debe suponer un serio correctivo para ambos de cara a las elecciones del año que viene. En sus políticas está arreglar la fuga de votantes, pues los ciudadanos han manifestado que no hay miedo en votar a otras opciones del abanico.

Publicado por Pablo Ortega

Estudiante de Derecho. Participé como tertuliano en Onda Cero Torrelavega. Interesado en la actualidad Política y en temas de Cultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.