Arrow

En Navidad, ¿cava castellano?


0
Pablo Vega

Periodista por la Universidad de Navarra. Master en Comunicación Politica y Corporativa por la misma universidad. He realizado practicas en medios como Diario de Noticias y Expansión. También formé parte del departamento de comunicación de la Fundación La Caixa. Centrado y apasionado en temas politicos, económicos y culturales


Escrito el 21 de diciembre de 2013 a las 8:21 | Clasificado en Castilla y León

El enrevesado debate nacional acerca del futuro de Cataluña como parte del Estado puede traer efectos colaterales beneficiosos para los productos castellanos. De hecho, este fenómeno lleva viviéndose durante los años en los que ha habido mayor tensión con los gobiernos de la Generalitat.

Cava no catalán. (Jot Down)
Cava no catalán. (Jot Down)

Ya entramos en fechas navideñas y, como tradición, toca poner un vino sobre la mesa. Los espumosos que se han producido en Castilla y León normalmente han gozado de éxito a nivel nacional, pero es curioso observar cómo cuando, en los años en los que más se ha incidido en el discurso soberanista desde Cataluña, son estos vinos los que mejor responden a la crisis. La política también se sienta a la mesa en estas fiestas.

Quizá se trate, simplemente, de un boicot más o menos encubierto al cava y los productos de origen catalán (nadie lo ha manifestado públicamente esta vez, aunque siempre ha estado en el aire). También puede tratarse, simplemente, de un reconocimiento popular al gran momento que vive la gastronomía de Castilla y León.

De todas maneras, los datos hablan por sí solos. La producción de estos caldos ha crecido de nuevo en 2013, concretamente en un 6%, al pasar de las 560.000 botellas del año precedente a las 594.360 actuales.

La que más provecho ha sacado de la crisis ha sido la Denominación de Origen Rueda, que produce un 60% de todos estos espumosos.

Los factores que han incrementado el número de bodegas castellanas que decidieron experimentar con espumosos son muy variados, aparte de un territorio dotado excepcionalmente para el cultivo de la vid (solo Valladolid concentra cinco denominaciones de origen que abarcan todas las clases de vino), la impresionante demanda que encontraron los bodegueros castellanos recientemente, y la excelente calidad que atesoran sus espumosos, sobre todo los elaborados con uva verdejo, son las principales causas de este éxito.

En 2012, tras la Diada catalana y la convocatoria de elecciones anticipadas, ya se produjo un incremento de la cuota de mercado de los espumosos castellanoleoneses en un 115%.

Con una producción global a la baja, debido a la permanente crisis económica y el ahorro de las familias en los productos alimentarios, se considera que Freixenet y otras marcas catalanas de espumosos son las que más están sufriendo (por los factores tanto políticos como sociales) durante los tres últimos años dentro de España. Estén atentos a las compras de cava este año, puede que cada vez vean menos espumosos catalanes y más castellanos en otras cestas de la compra.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>