Arrow

¿Cambiar para que siga igual?


9
David Espinós

Consultor de comunicación. Socio-fundador de BraveSpinDoctors. Periodista licenciado en Humanidades y postgrado en Ánalisis y Marketing Político.


Escrito el 14 de septiembre de 2013 a las 9:59 | Clasificado en Cataluña

Mucho entusiasmo y poca concreción. El miércoles se celebró en Cataluña la Vía Catalana que reforzó muchos aspectos y dejó algunas preguntas en el aire.

Ciudadanos catalanes se preparan para la cadena humana de la Diada. (assemblea.cat)
Ciudadanos catalanes se preparan para la cadena humana de la Diada. (assemblea.cat)

1. Éxito de la organización de la Asamblea Nacional Catalana (ANC): la logística era complicada y los organizadores consiguieron con éxito el objetivo de llenar los 400 kilómetros del recorrido. Las imágenes lo constatan, por mucho que algunos no quieran verlas. La guerra de cifras no podrá borrar las imágenes de miles de personas unidas de las manos con camisetas amarillas y banderas catalanas y “estelades” pidiendo la independencia. Fue una jornada constructiva. Sin ningún incidente. No hubo gritos contra nadie, solo a favor de la independencia. ¿Servirá este impulso ciudadano para ir más allá y reclamar, además, de la independencia una Catalunya más social y en la que se luche de forma implacable contra la corrupción, por ejemplo?

2. Más movimiento antes y durante que después: la multitudinaria manifestación del año pasado causó una gran convulsión en la política catalana. Muchos partidos no estaban preparados para encajar el impacto. La Vía Catalana está teniendo mucha menos repercusión política. Eso sí, la mediática ha sido muy importante tal y como pretendían los organizadores.

Artur Mas, un día después de la Diada del año pasado, hizo una rueda de prensa que fue retransmitida en directo por la mayoría de medios catalanes donde se hizo eco del clamor popular y donde se sumó al carro, y una semana después fue a Madrid a decir lo mismo. Días más tarde al intuir –erróneamente- que podía irle bien un adelanto electoral convocó elecciones. Los resultados no fueron precisamente los que esperaba. Este año, la resaca es mucho más suave. Este año ha imperado la prudencia. Las posturas estaban mucho más claras y no han sido necesarios tantos gestos de cara a la galería.

3. ¿2014 o 2016?: es innegable que una parte muy importante de los catalanes reclaman poder decidir sobre su futuro como país por mucho que algunos apelen, ante la incapacidad de encontrar otra solución, a la siempre recurrente mayoría silenciosa. Ahora está por ver si, como pedían los participantes en la cadena, la consulta será en 2014 o si CiU, a pesar de que estos días asegura que sí, intentará demorarla hasta que lleguen las elecciones de 2016, donde probablemente tendría un panorama más favorable.

Un año antes se habrían celebrado las elecciones generales, con un parlamento previsiblemente más dividido y sin mayorías absolutas. Además, puede que la situación económica haya mejorado y puedan asegurar que ha sido gracias a ellos. Mientras la presión de la ANC y de ERC principalmente será celebrar la consulta el próximo año. Eso sí, quien negocia en Madrid son Artur Mas y Duran i Lleida, quecomo ya sucedió el año pasado casualmente se encontraba en el extranjero el día de la Diada.

4. ¿La Independencia es la solución a todos los problemas de Cataluña?: en este debate sobre la independencia de Catalunya hay mucho entusiasmo – y está muy bien-, pero se echan de menos los debates de ideas de fondo y las propuestas concretas tanto de los partidos que quieren la independencia cómo de los que no la quieren. ¿En qué mejoraría la vida de los catalanes si se logra la Independencia? o ¿qué valor añadido ofrecen los que optan por seguir en España para tratar de convencer a los que quieren independizarse? Son preguntas sin respuestas claras por parte de quienes deberían darlas. Además de apelar unos a la “libertad” y los otros al “mejor unidos” estaría bien ir un poco más allá y empezar a concretar qué modelo de país quieren unos y otros.

Saben los partidos qué propuestas aplicarían para salir de la crisis, cómo piensan mejorar la educación y la sanidad pública- si la piensan mejorar-, qué medidas van a tomar contra la corrupción, que modelo de medios comunicación públicos quieren, qué política exterior pretenden… Las respuestas a estas preguntas, entre otras, probablemente ayudarían a clarificar conceptos y facilitarían una información imprescindible a los ciudadanos para votar en un referéndum con conocimiento de causa. Porque si no se corre el riesgo de que todo cambie para que todo siga igual.

Los votantes dicen...
  1. Argent dice:

    4 puntos, 4 preguntas/reflexiones

    1: ¿Porqué siempre se nos pide a los catalanes que luchemos por una Catalunya más social? ¿Dónde está la lucha por una España más social? ¿Porqué separas la lucha por la independencia de la lucha por el cambio social?

    2: El año pasado había una única foto de la manifestación, este año la foto es más difícil de hacer, el año pasado pillo por sorpresa y los cambios fueron rápidos. Este año serán más pausados pero firmes, espera los próximos 6 meses. La ola puede parecer menos alta, pero es más profunda y sólida.

    3: Si CiU intenta esperar al 2016, caerá en el pozo (ahora esta en el borde). Si pacta para esperar al 2016 con el PSC o el PP, será un pacto de perdedores. Tal vez esperaremos al 2016, pero entonces el soberanismo arrasará. Recuerda que las anteriores elecciones ya fueron un poco plebiscitarias.

    4: La independencia lleva implícito un proyecto de renovación (o muchos proyectos), esto es lo que atrae e ilusiona, el proyecto colectivo. ¿Dónde están las propuestas concretas y proyectos de España para convencernos de que no nos marchemos? España no ofrece nada, solo ministro Wert y más de lo mismo.

    • David Espinós dice:

      Hola Argent,
      1. Creo que para el proceso y para ganar adeptos al independentismo estaría bien ir un poco más allá y no solo pedir la independencia. Estaría bien demostrar que se quieren hacer las cosas diferentes de la España a la que tanto se critica y demostrarlo con gestos claros de lucha contra la corrupción, de política participativa, de potenciar la educación, la sanidad pública… Hacen falta actos concretos y de momento nos quedamos en los lemas.
      Hay partidos que la buscan y otros no, como en Cataluña. Pero sí hablamos de Cataluña hablemos de Cataluña y no tengamos miedo a reconocer las prioridades.
      Porque no veo que vayan unidas de ninguna manera. Hay quien dice que primero la independencia y después el proceso cambio social. Creo que unidos tendrían mucha más fuerza. Pero lógicamente cada uno tiene sus prioridades.
      2. Coincido en que la ola es profunda y sólida.
      3. Puede que tengas razón.
      4. Cierto, España no ofrece nada para que los catalanes que apuestan por la Independencia decidan quedarse. En mi artículo mi crítica por falta de propuestas concretas también es para ellos. Discrepo en que la Independencia sea un proyecto de renovación, de momento no la veo por ningún lugar. ¿En qué puntos?
      Saludos y gracias por el debate constructivo.

      • Raimon dice:

        Dues questions:
        Un nou estat s’hauria d’obrir amb un procés constituent on es posessin les bases de com funcionarà el nou estat. Començant de zero i amb unes esquerres catalanes fortes, el nou Estat Català pot ser molt més just socialment del que mai ho pugui arribar a ser l’Espanyol. En cas que fos la dreta qui pilotés aquest procés constituent, tot i que en menor mesura, Catalunya també hi sortiria guanyant perquè afortunadament la dreta espanyola no és igual que la dreta catalana (i ho dic sense cap simpatia per les dretes)

        Un altre tema que és important i que cal no menystenir és que la independència és, a mitjà termini, l’única possibilitat real de supervivència de la identitat i la cultura catalanes (al mateix nivell que qualsevol poble del món) És una evidència palmària que un dels objectius bàsics de l’Estat Espanyol (compartit per PP i PSOE amb diferents matisos) és la anihilació total de tot el que no sigui castellà. Només cal veure la llei Wert, el Lapao o la reforma educativa de Bauzà perquè ens n’adonem del que farien a Catalunya si tinguessin el poder.

        • David Espinós dice:

          Hola Raimon,
          Podria produir-se l’escenari que planteges, però de moment no es veuen masses símptomes que apuntin en aquesta direcció. Caldrà esperar per veure sí s’aconsegueix la independència es
          produeix aquest gir social.

          És cert que el PSOE i PP no han sabut gestionar la situació a Catalunya els darrers anys. Han deixat passar oportunitats per millorar les relacions i ara tenen una patata calenta i no poden fer marxa enrere. És massa tard. Potser per aquesta raó els més integristes premem l’accelerador a fons amb propostes indignes de polítics del segle XXI.
          La crisi i actuacions com aquestes dels polítics d’aquest dos partits estan ajudant a que d’independentisme no deixi de créixer. La pregunta es per què ho fan? Els hi va bé polaritzar? Els interessa que es parli del tema i així tapen d’altres tant o més transcendents? Res sembla casual ni improvisat. Salut i gràcies per les reflexions.

  2. di_tomassoa dice:

    4. Los independentistas se estan rompiendo los cuernos para presentar datos, propuestas, argumentos, ideas…en cambio desde el lado “dependentista” solo se recurre a la ley, la mentira y el miedo.

    • David Espinós dice:

      Hola di_tomassoa,
      ¿Propuestas, argumentos, ideas …? ¿De qué tipo? No he oído ninguna sobre cómo pretenden tratar la educación, ni la sanidad pública, ¿qué modelo tienen: seguir privatizándola o potenciarla? ¿Qué tipo de política exterior pretenden llevar a cabo?, ¿Qué medidas reales quieren poner en práctica para erradicar la corrupción? ¿Y sobre la transparencia? ¿Qué modelo de medios públicos quieren?… De momento, lo único que dicen con energía e ímpetu es que en una Cataluña independiente se vivirá mejor. Puede que sea así, pero estaría bien que empezasen a explicar como pretenden conseguirlo. Y hago la misma crítica a los partidos que optan por no independizarse. Apelar al mejor unidos o al federalismo no es suficiente. Es necesario que expliquen qué quieren mejorar y cómo pretenden hacerlo. De momento es un debate de lemas más qué de ideas, argumentos y propuestas. Saludos,

  3. Rubén dice:

    Interessant article que fuig de fonamentalismes i mira de fer crítica constructiva, sempre saludable i necessària. Ara bé, el dimecres també es va celebrar ‘EncerclemLaCaixa’, esdeveniment que complementa i dóna resposta a alguna de les qüestions que en l’article et formules. Una abraçada

    • David Espinós dice:

      Hola Rubén,
      Moltes gràcies pel comentari. Cert, la proposta d’Encerclem la Caixa que va fer Procés Constituent va tenir una bona acollida i sí que apostava per anar més enllà i reclamar també la defensa dels drets socials. Va tenir poca repercussió mediàtica. Per què? Estaria bé donar veu a tothom. Dins dels que defensen el dret a decidir i la independència hi ha qui vol anar més enllà, però sovint aquests són criticats per no anar en la direcció adient. El pensament únic mai es bo, vingui d’on vingui. Catalunya és plural, encara que alguns la vulguin reduir a dos únics bàndols, i estaria bé que tothom hi pogués dir la seva. Salut

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>