Arrow

Ciutadans marca el ritmo


2
David Espinós

Consultor de comunicación. Socio-fundador de BraveSpinDoctors. Periodista licenciado en Humanidades y postgrado en Ánalisis y Marketing Político.


Escrito el 15 de octubre de 2013 a las 9:15 | Clasificado en Cataluña

El partido liderado por Albert Rivera encabeza el protagonismo entre las formaciones favorables a que Cataluña permanezca en España.

Albert Rivera, presidente de Ciutadans, en la manifestación del 12 de octubre. (Facebook: Ciudadanos)
Albert Rivera, presidente de Ciutadans, en la manifestación del 12 de octubre. (Facebook: Ciudadanos)

El Partido Popular de Cataluña (PPC) y Ciutadans viven momentos antagónicos. Los primeros van a la deriva, los otros a velocidad de crucero. La última encuesta del Centro de Estudios de Opinión (CEO), publicada el pasado jueves por la mañana, le otorgaba una intención directa de voto al PP del 2,8%, sería la quinta fuerza política solo por delante de la CUP, 2,4%. Muy por detrás de Ciutadans, 5,8%.

La lucha por conseguir el liderazgo de los partidarios de mantener la unión de Cataluña y España se la disputan el PPC i Ciutadans. El PSC y su propuesta federalista viven entre dos aguas en tierra de nadie. Parece que Ciutadans está ganando la partida al PP, gracias a un posible escape de votos directos de un partido a otro y también de algunos que recibe del PSC.

En su salsa

Ciutadans se siente cómodo en este terreno desde el primer momento en que se empezó a tensar la cuerda hace un año con la manifestación de la Diada. Les va el cuerpo a cuerpo y nadar a contracorriente. Es su estado natural. Hace un año apelaron al lema “Mejor unidos” junto a la triple bandera, catalana, española y europea para presentarse a las elecciones catalanas. No tienen ataduras de ningún tipo y se les nota. Jamás se mueven en la indefinición.

También juegan con la ventaja de no haber gobernado nunca, lo que supone tener menor desgaste que los partidos que sí han tocado poder.  Y esto les permite, además de trabajar el eje nacional, centrarse en el de la regeneración democrática. Cuentan con un líder carismático, que es un gran orador y controla muy bien los tempos político-mediáticos.

Sin rumbo

La líder del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, que tiene a sus jefes en Madrid, y más concretamente en La Moncloa, parece desubicada. No se siente cómoda con el discurso  que sale de la calle Génova sobre cómo afrontar la situación que se vive en Cataluña, pero sabe que no puede contradecirlo. Está acorralada, porque su partido la ha llevado a un terreno sobre el que no sabe muy bien cómo pisar.

La semana pasada lo intentó pidiendo una mejora fiscal para Cataluña y fue desacreditada por De Cospedal al cabo de pocas horas. Las encuestas le auguran un descenso importante de votos. Puede que el declive no sea tan importante en el caso de que haya un importante voto oculto, pero aún así la tendencia es a la baja. El primer año y medio de Rajoy al frente del Gobierno incumpliendo su programa electoral tampoco parecen haber ayudado mucho a Sánchez-Camacho y los suyos.

Una imagen reveladora

Pocas horas después de conocerse los resultados del CEO se vivió una escena en el Parlament dónde se escenificó el cambio de papeles. En un momento dado, la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, decidió retirar la palabra al diputado de Ciutadans Jordi Cañas porque consideraba que no estaba cumpliendo el reglamento. Albert Rivera dejó pasar unos segundos y ordenó la retirada de sus diputados. Acto seguido, y ante un primer momento de sorpresa, los del PP decidieron hacer lo mismo.

Los votantes dicen...
  1. […] Artículo publicado en Sesión de Control […]

  2. […] y la CUP dicen sin tapujos que quieren votar y que están a favor de la independencia. Ciutadans apela al “mejor unidos” y marca el ritmo al PPC y algo menos, pero también, al PSC. ICV-EUiA se ha decantado desde el principio por defender la […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>