Arrow

¿España contra Cataluña?


1
David Espinós

Consultor de comunicación. Socio-fundador de BraveSpinDoctors. Periodista licenciado en Humanidades y postgrado en Ánalisis y Marketing Político.


Escrito el 10 de junio de 2013 a las 10:27 | Clasificado en Cataluña

Una entidad dependiente de la Generalitat organiza un simposio con un lenguaje y contenidos que echan más leña al fuego del debate independentista ¿Una oportunidad perdida?

Programa del simposio 'España contra Cataluña'
Programa del simposio 'España contra Cataluña'

Quedan seis meses para que se celebre, pero la polémica ya está servida. “España contra Cataluña: una mirada histórica 1714-2014” es el título del simposio que ha organizado el Centro de Historia Contemporánea de Cataluña, que depende de la Consejería de la Presidencia de la Generalitat. Este acto se enmarca dentro de la conmemoración del 300 aniversario de la caída de Barcelona bajo el ataque de las tropas de Felipe V.

¿Han escogido el mejor título posible? ¿Es necesario tensar la cuerda para conseguir el referéndum anhelado por varias de las fuerzas políticas del Parlamento catalán y por muchos ciudadanos? ¿Es bueno potenciar todavía más la crispación ya existente? ¿Se ofrecerá una visión sesgada de la historia o tendrán cabida opiniones diversas? ¿La línea editorial del simposio será la de la confrontación o la crítica constructiva y propositiva?

Represión y opresión

Con los detalles que se conocen hasta el momento parece que primará la confrontación. En el documento predominan palabras como “represión”, “opresión” o “contra”, y en el cartel informativo aparecen frases como:

“El objetivo es analizar con criterios históricos, desde el siglo XVIII hasta nuestros días, las consecuencias que ha tenido para el país la acción política, casi siempre con carácter represivo, del Estado español en relación a Cataluña”

“La opresión nacional que ha sufrido el pueblo catalán a lo largo de estos siglos”

Todo indica que será un simposio para “convencer” a los ya convencidos. El camino: el victimismo. Es una opción, pero ¿es la mejor y más oportuna? Si lo que se pretende desde la Generalitat es conseguir seducir a ciudadanos dudosos ante un posible referéndum sería mejor quizá buscar la reflexión pausada y profunda con pros y contras y no la reafirmación del maltrato recibido. Dentro del discurso, para edificar un país del futuro conviene no basarse en las injusticias del pasado. Aunque estas hayan existido en diferentes etapas de la historia.

Crispar para resolver problemas

Hay un sentir importante tanto de los independentistas como de los no independentistas de que los Gobiernos españoles del PSOE y del PP no han cuidado a Cataluña como merecería cuando tocaba. Y también existe la convicción de que el Gobierno del PP no parece tener la más mínima intención de hacer ninguna concesión en este sentido y que ni siquiera abre una puerta al diálogo, un aspecto impensable en otros países democráticos.

La política requiere de diálogo, negociación, tiempo, amplitud de miras, responsabilidad, serenidad y empatía. Hoy en día predomina lo contrario: sermones, encontronazos dialécticos, inmediatez, oportunismo, dogmatismo y crispación.  La política tiene colores aunque algunos lo reduzcan interesadamente al blanco y negro.

Criticar al adversario, pero hacer lo que él

Quizá este foro podía haber apostado por fomentar la nueva política que piden a gritos los ciudadanos. De paso, aunque desde España siempre se busque cualquier desliz de los políticos catalanes para buscar un ataque frontal, se hubiese podido demostrar que en Cataluña se quiere hacer política de una manera más constructiva. Serviría para cargarse de argumentos no sólo de cara a los catalanes sino también ante el conjunto de españoles que encuentran lógicas y aceptables las demandas de muchos catalanes.

Este encuentro sería un buen lugar para debatir no sólo sobre hechos históricos, sino también sobre negociación, mediación, participación ciudadana, resolución de conflictos y valores como la libertad, la solidaridad y el respeto hacia el que piensa diferente. Pero parece que desde la Generalitat se opta por hacer lo mismo que tanto critica: radicalizar desde el extremismo.

Los votantes dicen...
  1. Pep44 dice:

    Todo son puntos de vista. Si el simposio se ha organizado con criterios científicos y se limita a llamar a las cosas por su nombre, entonces, que este nombre crispe o no, es secundario. Para resolver las situaciones, el primer paso és tener un diagnóstico acertado y una imagen fiel de la realidad. Aunque esta realidad resulte molesta para una de las partes. En cambio si el simposio se basa en un conjunto de mitos y leyendas sin fundamento, entonces no importa el nombre. Por muy amigable que el nombre sea el resultado no ayudará a ninguna solución acertada.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>