Arrow

Cataluña busca modelo


1
David Espinós

Consultor de comunicación. Socio-fundador de BraveSpinDoctors. Periodista licenciado en Humanidades y postgrado en Ánalisis y Marketing Político.


Escrito el 9 de noviembre de 2012 a las 8:43 | Clasificado en Cataluña

Arranca una campaña de las elecciones catalanas en la que hay tres votos: el nacional catalán, el nacional español o el social. Y luego, el del PSC.

Cartel electoral del PSC
Cartel electoral del PSC

Hace unas horas, esta medianoche, ha empezado la campaña electoral catalana. Un solo tema encima de la mesa: el debate nacional. Todo sigue igual que los últimos dos meses. El 11 de setiembre, la Diada, marcó un punto de inflexión en la política catalana. Un millón y medio de personas salieron a la calle bajo el lema ‘Catalunya, nou Estat d’Europa’. El mensaje era claro e inequívoco.

El Govern de CiU dio un golpe de timón al comprobar la dimensión de la marcha por las calles de Barcelona a la que acudieron ciudadanos de toda Cataluña. Cambio el rumbo repentinamente. Tras el ‘no’ de Rajoy a Mas para el pacto fiscal, el president de la Generalitat apretó el acelerador: propuso celebrar un referéndum en las próximas elecciones y adelantó las elecciones que se celebrarán el día 25 de noviembre.

El debate en los medios y entre los partidos es exclusivamente en clave nacional. Y aquí casi todos los partidos se sienten cómodos. Podríamos decir que todos menos uno: el PSC. Y además de no encontrar su sitio en esta precampaña vive, como le pasa al PSOE, uno de sus peores momentos.

CiU, ERC, SI y las CUP, que según algunas encuestas podría obtener representación parlamentaria, se disputarán el voto catalanista. El espectro ideológico entre algunos de ellos, como CiU y CUP, dista mucho, pero en principio plantearán la campaña en clave nacional.

Por otra parte, el PP y Ciutadans se disputarán el voto ‘unionista’. De hecho, desde hace semanas Ciutadans apela al lema del “Mejor Unidos”. Así como al PP las encuestas le vaticinan unos resultados similares a los de hace dos años, Ciutadans puede doblar el número de escaños y formar grupo parlamentario propio.

Por su parte ICV apuesta por una campaña en clave social. Sobre el tema nacional un mensaje claro: derecho a decidir. Así se pueden centrar en la gestión del Gobierno y los recortes en sanidad y la educación pública.

¿Y el PSC? El PSC lleva ya unos años buscándose y no se encuentra. Además de sus conflictos internos y de la falta de liderazgo de su líder actual, Pere Navarro, han caído una vez tras otra en las “trampas” que les ha puesto CiU. El PSC en el eje nacional no se siente cómodo porque tiene contradicciones. Y esas dudas llegan a los ciudadanos.

Se presentan como “La alternativa sensata: Federalismo. Ni Independencia, ni centralismo”. Más o menos todos los ciudadanos se hacen una idea de lo que implica o sería la independencia y pasa lo mismo con el centralismo. En lenguaje de campaña lo podríamos reducir a que independencia es “mandamos nosotros los catalanes” y centralismo “mandan los españoles”. Pero ¿y si preguntamos a los catalanes cómo definirían el federalismo en una frase sencilla y simple?

La mayoría no tendrán una respuesta clara. Y aquí el PSC tiene un gran problema porque se lo está jugando todo a la carta del federalismo, que para muchos catalanes es un gran desconocido. Quizá les hubiese ido mejor centrar su campaña en clave social.

Los votantes dicen...
  1. […] parece improbable que pueda modificarse este mismo año, sí parece seguro que se abrirá una reflexión sobre el modelo autonómico, la necesidad de modificar la prevalencia del varón frente a la mujer en la sucesión a la jefatura […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>