Arrow

Los océanos de Navarro


0
Daniel Tercero

Nacido en Barcelona en 1977. Soy periodista, actualmente redactor de La Voz de Barcelona. Licenciado en Historia por la Universidad de Barcelona. Mi blog sobre actualidad es 365 en LVdB


Escrito el 14 de marzo de 2013 a las 9:33 | Clasificado en Cataluña

Las encuestas siguen augurando descensos al PSC, Navarro no controla al partido internamente, Ciudadanos apunta a una opa hostil, Sánchez-Camacho y Herrera se disputan el liderazgo de la oposición en el Parlamento de Cataluña… Navarro tiene demasiadas batallas abiertas.

Pleno del Parlamento de Cataluña, con Pere Navarro en el centro (fuente: Parlamento de Cataluña).
Pleno del Parlamento de Cataluña, con Pere Navarro en el centro (fuente: Parlamento de Cataluña).

El Parlamento de Cataluña votó a favor de que el Gobierno y la Generalitat entablen una negociación que finalice con la celebración de un referendo independentista. La propuesta fue presentada por el PSC y es la misma que se votó en el Congreso hace solo unos días, a propuesta de CiU. Ahora, este miércoles, en la Cámara autonómica la iniciativa del PSC contó con 104 votos a favor, 27 en contra y 3 abstenciones.

La votación es entendida como respuesta de Pere Navarro a la jugada de los nacionalistas en el Congreso, que provocó la división del grupo parlamentario del PSOE, en el que se incluye el PSC. Estos votaron a favor, y la formación que lidera Alfredo Pérez Rubalcaba, en contra. Sabedores en CiU de esta división, no dudaron en plantearla abiertamente en la Cámara Baja.

“El tonto útil de CiU”

En el debate del Parlamento de Cataluña, las buenas intenciones de Navarro se vieron diluidas por la posición del PP y de Ciudadanos, que votaron en contra, y las palmadas en la espalda al PSC por parte de CiU, ERC e ICV-EUiA, que votaron a favor. Para resumirlo, con palabras de Santi Rodríguez (PP): “Nunca más el señor Navarro podrá decir aquello que decía en una entrevista hace poco: jamás seremos el tonto útil de CiU”.

Más allá de esta propuesta concreta, el PSC sigue envuelto en una disyuntiva de difícil solución: acercarse a las posiciones de los partidos nacionalistas en la defensa de la celebración de un referendo independentista solo en Cataluña -aunque sea para votar no- y conciliar su alianza con el PSOE, si bien es solo en el Congreso, pues en el Senado ya van cada uno por su lado, y los de Rubalcaba no existen en Cataluña.

Esta debilidad está siendo utilizada tácticamente por CiU, como se vio con la presentación como iniciativa propia en el Congreso de un texto del PSC que el PSOE no respalda. Pero también Ciudadanos está macerando una opa hostil para hacerse con el electorado socialista que no esté por la labor de dividir la soberanía nacional, pues este es el fondo de aceptar o no la celebración de un referendo independentista en Cataluña.

“Caballo de Troya del separatismo”

Albert Rivera, diputado autonómico y líder de Ciudadanos, escribió este miércoles una línea más para completar esta opa, pegando dialécticamente duro donde más duele en el PSC:

“¿Hasta cuándo va a hacer usted de caballo de Troya del separatismo en este parlamento? ¿Hasta cuándo? Siempre tiene que haber un Pere Navarro, en todos estos procesos, siempre, o un presidente chollo, como Montilla. ¿No tuvieron bastante con dos tripartitos, señor Navarro? ¿No han visto las consecuencias de hacer el trabajo sucio al independentismo? ¿No han tenido bastante con Maragall y Montilla, y con la pérdida de más de treinta escaños en una década?”.

Navarro, además, tiene que lidiar con Alicia Sánchez-Camacho (PP) y Joan Herrera (ICV-EUiA) para ser reconocido como líder de la oposición. Oriol Junqueras (ERC), que ostenta ese título honorífico que otorga el Parlamento de Cataluña, no cuenta. CiU sobrevive en la Generalidad por el apoyo diario de ERC, por lo que parece excesivo considerar a Junqueras oposición.

Por si esto no fuera suficiente, Navarro tiene en ‘stand by’ una auténtica revolución interna, cuya advertencia se mostró claramente con otra votación en el Parlamento de Cataluña, también sobre un asunto nacionalista: si Cataluña es o no sujeto político soberano. El sector nacionalista del PSC está vigilando todos y cada uno de los gestos (votaciones, declaraciones…) del primer secretario del PSC.

Navarro tiene demasiadas batallas abiertas. La herencia de José Montilla y Pasqual Maragall, que vivió lo mejor y lo peor del partido, no fue buena, cierto, pero lo que parecía una ventaja, “peor no vamos a estar”, se está convirtiendo en un auténtico calvario. A Navarro no le salen ni las encuestas. Y no será por los motivos que hay para hacer oposición.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>