Arrow

El barco de Fabra, sin Vela


0
Víctor Rey

Periodista en televisión. Trabajé como redactor de informativos en Canal 9. Antes presenté un magazine en tele 7 Gandia. Redactor para elecciones 2011 en Safor Guia y corresponsal para ValenciaHui.


Escrito el 2 de diciembre de 2012 a las 9:55 | Clasificado en Comunidad Valenciana

El ex Conseller Jose Manuel Vela dimite horas antes de su imputación. Su salida podría obligar al presidente a remodelar su gobierno. Fabra podría dar salida a algunos consellers designados por Camps.

El exconseller Vela, presentando su dimisión junto al vicepresident (Fuente: Generalitat Valenciana)
El exconseller Vela, presentando su dimisión junto al vicepresident (Fuente: Generalitat Valenciana)

Fue cuestión de un par de horas, pero José Manuel Vela evitó que hubiera un conseller imputado en el gobierno de Alberto Fabra. El ya exconseller de Hacienda dejaba este pasado viernes tanto el gobierno valenciano. A pesar de haberlo negado días antes, presentó su dimisión. Lo hizo poco antes de su imputación por presunto delito de revelación de secretos, pero no se considera culpable. “He decidido presentar mi dimisión, eso sí, reiterando mi absoluta inocencia y la falsedad de los hechos que supuestamente se me achacan”, aseguraba, al tiempo que afirmaba que con su decisión pretende proteger a su entorno. Su decisión sigue la directriz de Fabra de evitar imputados entre sus cargos de dirección.

La cartera de Hacienda y sus responsabilidades las asume el todopoderoso vicepresidente, José Císcar, al menos de manera temporal. La salida de José Manuel Vela podría empujar a Alberto Fabra a una remodelación de su equipo de consellers, en la que podrían quedar fuera algunos dirigentes que el ahora presidente ‘heredó’ de su antecesor: de los nueve consellers restantes, siete fueron designados por Camps.

Un mal compañero de pupitre

En los hechos que se le imputan a Vela podría decirse que Rafael Blasco ha sido un mal compañero de clase, de los que se sientan en las últimas filas. Blasco tampoco ha salido a defender a Vela. Según publican varios medios de comunicación, la supuesta revelación de secretos ocurrió ni más ni menos que en la Cámara autonómica, a la vista del resto de diputados y cámaras de televisión, durante el debate de los presupuestos autonómicos el pasado 20 de noviembre. Tras su intervención, el conseller de Hacienda se sentó en su escaño, en primera fila. Fue entonces cuando, presuntamente, pasó un documento a una diputada que a su vez se lo hizo llegar a Rafael Blasco, exportavoz e imputado en el ‘caso Cooperación’.

De ser ciertos los hechos, el documento podría ser un informe o borrador del mismo del interventor para el propio juez del ‘caso ONG’, y avalaría el hecho de que se pagaran subvenciones anteriormente a su justificación. La jueza del ‘caso Cooperación’ pidió a la Fiscalía una investigación, de la que se deriva la posterior imputación, tanto para Vela como para el interventor de la Generalitat, Salvador Hernández.

El ya exconseller y catedrático de Economía Financiera negó y niega los hechos. Pero abandona el barco. Lo hace tras entrar como un perfil técnico en el Gobieno, dejando libre su puesto, al contrario que una decena compañeros del grupo del PP en les Corts imputados por diversas causas. Algunos dirigentes del PP consideran que la decisión de Vela “le honra”. Hacía 14 años que no dimitía un conseller en la Generalitat.

Posible remodelación del Gobierno

El barco de Fabra ha perdido un marinero, y por ello el capitán ha dado más trabajo a su segundo de abordo. Sin embargo, una cartera tan importante como la de Hacienda, con problemas de pagos a proveedores y un horizonte de austeridad, posibilita que Fabra aproveche para remodelar su tripulación, heredada en mayor parte.

De los siete consellers que fueron designados por Camps, dos se han erigido en hombres fuertes del Gobierno y del partido. Serafín Castellano, conseller de gobernación, fue nombrado secretario del PPCV en el congreso que eligió a Fabra como presidente regional del partido. José Císcar es el vicepresidente y portavoz.

Según algunos medios, una posible remodelación podría sacar del gobierno valenciano a uno o varios consellers. Entre esos nombres podría estar el titular de Sanitat, Luis Rosado, la responsable de Agricultura, Maritina Hernández, o el conseller de Justícia y Bienestar, Jorge Cabré. La consellera de infraestructuras, Isabel Bonig, ya estaba en el equipo de Camps, así como Lola Johnson, titular de Turismo y Cultura, que perdió la portavocía hace casi un año, en beneficio de Císcar.

Desde la llegada de Fabra a la Generalitat, el grupo de consellers sólo ha cambiado por el ascenso de los anteriores titulares. Enrique Verdeguer fue nombrado presidente de Adif, y dejó libre la cartera de Economía, que actualmente ocupa Máximo Buch. Una de las conselleras más cercanas a Camps, Paula Sánchez de León, salió del Consell tras ser nombrada delegada del Gobierno. Fabra cambió la asignación de carteras y propició la entrada de María José Catalá como Consellera de Educación.

La gestión de su equipo, en el Consell y en les Corts, debe llevar a buen seguro más de un quebradora de cabeza a Alberto Fabra. A la dimisión e imputación de Vela, se suma otra noticia: el grupo popular ya no cuenta con diez imputados, sino con nueve: Pedro Ángel Hernández Mateo ha sido condenado a tres años de cárcel por el Tribunal Superior de Jusiícia de la Comunidad Valenciana por los delitos de falsedad documental y prevaricación en en la adjudicación de un contrato de recogida de residuos sólidos cuando era alcalde de Torrevieja.

Según asegura @AlbertoFabra en su perfil de Twitter, Hernández presentará la dimisión.

Pero eso quizá no solucione el problema: su escaño lo ocupará Elisa Díaz González, hija de Luis Díaz Alperi, exalcalde de Alicante y con escaño en Les Corts, imputado también, en su caso por el ‘caso Brugal’.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>