Esta semana es el turno de Francisco Camps, presidente de la Generalitat. A menos de 100 días para las elecciones, se ha cansado de esperar que el PP nacional le proclame candidato y para evitar sustos ha decidido cambiar la estrategia. Hasta hace unos días, la portavoz de su Gobierno repetía por activa y por pasiva a quien preguntara que los candidatos populares se proclamarán en Palma de Mallorca el 4 y el 5 de marzo, pero la sombra del caso Gürtel se cierne sobre Valencia y Camps ha decidido apostar por sí mismo en un pulso de poder a Génova.

A algunos en el PP valenciano les pilló todo por sorpresa. El Comité Electoral regional se reunió de improviso y decidió proclamar a Camps candidato. Los estrategas valencianos intentan saltar así un nuevo obstáculo en su camino: sólo tres días antes la Fiscalía Anticorrupción presentaba su escrito de acusación en el que solicita 41.250 euros de multa por un delito de cohecho pasivo contra Francisco Camps por los famosos trajes del caso Gürtel. Ahora todo está en manos de Mariano Rajoy, que tiene que decidir si dar un golpe sobre la mesa de los valencianos, un fortín de votos para PP.

Publicado por Creu Ibáñez

Periodista que actualmente trabaja en lainformacion.com y que, a pesar de haber superado la treintena, aún cree en esta profesión.

Únete a la conversación

2 comentarios

  1. Yo no soy valenciano ni vivo en Valencia, pero estoy expectante sobre esta cuestión. Creo que es muy importante para la política en España que este asunto se resuelva y se cierre lo más limpiamente posible; si eso implica hacer rodar cabezas, Rajoy tendrá que ponerse firme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.