Gandía es la séptima ciudad en población de la Comunidad Valenciana.  Es la cuna de los clásicos de la literatura valenciana, del ducado de los Borja y de la fideuà. Cuenta con 80.000 habitantes, pero su población se multiplica por cuatro en verano. Sin embargo, este coloso del turismo teme al éxito de ‘Gandía Shore’. El programa de MTV España está consiguiendo una audiencia televisiva y repercusión social notable, que ya ha llevado a los directivos del canal a anunciar que habrá segunda temporada.

A pesar de no emitirse en un canal generalista, consigue buenos resultados de audiencia en el prime time de los domingos. En su estreno consiguió un 5%, pero si consideramos que va dirigido especialmente al público juvenil, su incidencia es del 21%. Su relevancia social, a través de las redes, también es destacada. En la emisión de sus seis primeros capítulos están manteniendo los números. El programa sigue el formato de docu-reality de su antecesor en EEUU, ‘Jersey Shore’, con jóvenes participantes de verbo básico, comentarios frívolos y actuaciones indecorosas, en este caso con un escenario especial: la playa de Gandía.

Mientras los productores celebran su éxito, en Gandía se teme que el programa tenga un efecto llamada, y potencie el llamado “turismo de botellón”. El ayuntamiento de la ciudad ha invertido en estos últimos años muchos recursos y esfuerzos por mostrar no sólo su galardonada playa, si no también su patrimonio y naturaleza. El pleno municipal llegó a solicitar a la productora que no utilizase “Gandía” en el título del programa. Esta decisión, unánime, vino precedida de semanas de debate político entre el partido del Gobierno, el PP,  y la oposición, PSOE y Bloc-Verds.

[do action=”ladillo”]¿Hubo apoyo público?[/do]

Todo empezó antes de la grabación de ‘Gandía Shore’, este verano. Los socialistas acusaron al gobierno municipal de mediar para que el programa se grabase en Gandía. Desde el Bloc se aseguró que la casa donde vivían los jóvenes, en la urbanización les Motes, recibía electricidad del alumbrado público. También se vinculó dicha vivienda y el chiringuito donde trabajan los jóvenes a personas del entorno del PP local. Días después, la grabación de ‘Gandía Shore’ saltaba a los medios por la supuesta agresión de una de sus concursantes, Core, a una joven, que interpuso denuncia. Dicha escena pudo verse en la emisión, aunque se difuminó no sólo el rostro sino también el cuerpo y manos de la denunciante, igual que se ha hecho con todos los cigarrillos, para adecuarse a la ley.

Fue a partir de entonces cuando el alcalde de Gandía, Arturo Torró, y su equipo cambiaron el discurso público sobre el programa. Se pidió, sin éxito, la retirada Gandía en el título del programa, y se mostró públicamente su postura contraria al mismo. Tras la emisión del primer capítulo se denunció a un participante por orinar en la vía pública. Sin embargo, desde el PP no consideran que el programa pueda dañar la imagen de la ciudad, como ya manifestó el portavoz del gobierno local, Víctor Soler, o incluso la consellera del gobierno valenciano, Lola Johnson, a preguntas de la prensa.

La productora del programa, Magnolia, no hizo caso a la petición municipal y mantuvo el nombre. Y ahora llega la segunda temporada. Tanto si se graba en Gandía como si se cambia de ubicación (en una de sus temporadas, Jershey Shore transcurre en Italia), mantendrá el nombre. Su repercusión es innegable, en parte gracias a la polémica. ‘Gandía Shore’ aparece entre los primeros diez resultados de la búsqueda “Gandía”, en Google. Su perfil oficial en Facebook cuenta con 42.000 fans y algunos de los participantes tienen más de 60.000 seguidores en Twitter.

En Gandía preocupa que este éxito les pueda perjudicar y que en lugar de potenciar al turismo en general y al ocio nocturno en particular, ese “turismo de botellón” atraiga escasos ingresos y muchos problemas de convivencia vecinal causados por el ruido y suciedad. La fama no siempre es buena.

Publicado por Víctor Rey

Periodista en televisión. Trabajé como redactor de informativos en Canal 9. Antes presenté un magazine en tele 7 Gandia. Redactor para elecciones 2011 en Safor Guia y corresponsal para ValenciaHui.

Únete a la conversación

1 comentario

  1. Pero cuanta incultura y falta de cerebro hay en estas tierras (hipocresía estúpida). A veces pienso que los políticos, representantes de la ciudadanía, son una rémora para la sociedad moderna. Los valores, ay! los valores. Yo viendo los números, la repercusión y por qué no, por ser un adicto al Jersey, Geordie y ahora al Gandía. Cuestionar estos contenidos clac-andose puñales en el peña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.