Arrow

Las cifras del turismo


0
Víctor Rey

Periodista en televisión. Trabajé como redactor de informativos en Canal 9. Antes presenté un magazine en tele 7 Gandia. Redactor para elecciones 2011 en Safor Guia y corresponsal para ValenciaHui.


Escrito el 7 de abril de 2013 a las 9:31 | Clasificado en Comunidad Valenciana

La playa no es gratis: convertir este maná en reclamo turístico requiera una fuerte inversión pública. Gracias a ella, la campaña arranca en Semana Santa con un 80% de ocupación en hoteles.

Playa de Benidorm. Autor: Javier Muñoz
Playa de Benidorm. Autor: Javier Muñoz

La Semana Santa es el punto de partida de la campaña turística en la costa, y este arranque ha sido positivo, a tenor de las cifras oficiales. La ocupación hotelera se sitúa por encima del 80% en la Comunitat Valenciana. Los datos sobre un sector privado los da una institución pública: la Agencia Valenciana de Turismo. La cifra es ligeramente mejor que la de 2012 (76%), por el clima y por las reservas de última hora. Gracias al efecto “Semana Santa”, también baja el paro, un 0’38% respecto a febrero (0’10 en toda España).

La Semana Santa es una auténtica lotería para los profesionales del turismo, que esperan su llegada para obtener los primeros grandes ingresos y así dar por inaugurada la campaña. Pese a su irregular clima, supone el primer respiro económico para hoteles o restaurantes, que ya no echan el cierre hasta después del verano.

La gallina de los huevos

Para conseguir buenas cifras, no basta con tener playa, hay que gastarse el dinero. Los encargados de esa inversión son los organismos públicos. Estos serían algunos de los gastos:

  • Playas limpias y accesibles. Cada municipio se encarga de la limpieza de su playa. Para Semana Santa ya se han instalado las pasarelas de acceso e instalado las duchas. Se licita la explotación de chiringuitos y se “montan” las playas que faltan: la regresión de la línea de costa afecta algunas playas, como por ejemplo en Tavernes de la Valldigna o Torrevieja. Este efecto se contrarrestaba con la regeneración, normalmente a través de aportes de arena.
  • Promoción. “Si Mahoma no va a la montaña, la montaña irá a Mahoma”. Los organismos de promoción turística hacen también una importante inversión en acudir a ferias de turismo. Fitur, en Madrid, es la más importante. Dependiendo del tipo de turista de cada destino, también se acude a otros certámenes fuera de España.
  • El palabro: desestacionalización. “Cuando el verano termina, desaparecen los turistas”. Esa es una de las quejas habituales de los profesionales del turismo. La solución pasa por potenciar eventos fuera de temporada, como los congresos, o conseguir que los turistas vengan el resto del año, atraídos por la gastronomía, el comercio o el ocio.
Las otras cifras

Además de la ocupación, hay otros números a tener en cuenta. Por ejemplo, el precio medio por habitación. Para conseguir mantener los índices de ocupación de años anteriores, los hoteleros congelan e incluso bajan los precios.

Por ejemplo, el gasto por visitante. Los turistas extranjeros gastan más que antes, los nacionales, cuyo poder adquisitivo se ha visto afectado desde el comienzo de la crisis, bastante menos. En Gandía, según los hoteleros, 20 euros menos.

La ocupación en hoteles es un índice fácil de medir (a través del registro y los datos que aportan), pero en la mayoría de playas supone un porcentaje muy bajo sobre los lugares donde pernoctar. La mayoría de turistas se aloja en apartamentos privados. Por tanto, la cifra de ocupación en hoteles no sería extensible a la situación de la campaña turística, puesto que falta una muestra destacada de visitantes. Benidorm es una de las ciudades europeas con más hoteles, y cuenta con unas 39.000 plazas. La población flotante en verano llega a los 400.000. En Gandía, las cerca de 6.000 plazas de hotel rivalizan con varias decenas de miles de apartamentos.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>