Arrow

De nuevo, Gipuzkoa


1
Jurdan Arretxe

Periodista. Trabajo en Noticias de Gipuzkoa. También soy profesor universitario en algunos ratos sueltos.


Escrito el 1 de octubre de 2013 a las 8:02 | Clasificado en Economía, Euskadi

El acuerdo entre el PNV y el PSE -que aborda, sobre todo, medidas fiscales- podría dificultarle a Bildu la aprobación sus presupuestos en Gipuzkoa.

Juntas Generales de Gipuzkoa. (gipuzkoa.net)
Juntas Generales de Gipuzkoa. (gipuzkoa.net)

Cerrado el pacto entre el PNV y el PSE a falta de un tercer socio para los tres territorios de la CAV, las miradas se vuelven a dirigir al que gobierna Bildu. Las Juntas Generales de Gipuzkoa afrontan hoy el pleno de política general. Salvo el de presupuestos, la Cámara territorial afronta hoy la sesión plenaria más importante de un año y lo hará con los cambios que puede provocar el entendimiento entre ‘jeltzales’ y socialistas, por un lado, y, por otro, el haber cruzado ya el ecuador de la legislatura y el empezar a atisbar en el horizonte las elecciones forales de mayo de 2015.

Hasta ahora y debates -algunos muy enconados- aparte, la Diputación guipuzcoana gobernada por Martin Garitano ha conseguido aprobar los dos presupuestos que le ha correspondido presentar. Primero, con el PNV, con quien llegó a un acuerdo que al poco tiempo saltó por los aires. Para 2013, su socio, además de la consabida abstención del PNV, fue el PSE. Lo que se barruntó como una probatura de cara al hipotético y futuro entendimiento de izquierdas también ha acabado mal. Sólo les quedaría el improbable apoyo del PP para aprobar las Cuentas de 2014. La portavoz del Gobierno foral, Larraitz Ugarte, trasladó hace dos semanas el mensaje de que se mantendrá el mismo nivel de ingresos que este año, dejando la puerta de la prórroga presupuestaria entreabierta.

¿Qué ocurre mientras tanto? Si la Diputación guipuzcoana fue la única institución vasca destacada que aprobó presupuestos para 2013 antes del 31 de diciembre de 2012, este año puede ser justo a la inversa. Tras las experiencias pretéritas y después de su acuerdo, PNV y PSE no están por la labor de entrar en el juego del Gobierno. Más cuando EH Bildu ha descartado sumarse al pacto fiscal de PNV-PSE porque considera “un paso atrás” respecto a la reforma ya aprobada por Bildu y PSE en Gipuzkoa. La respuesta de estos, que los nuevos tipos propuestos calcan prácticamente lo ya aprobado.

Porque la competencia fiscal en Euskadi reside en las juntas generales de cada uno de los tres territorios y solo si se desarmonizan sobremanera entre ellos, entra en escena el Parlamento Vasco. En circunstancias normales, la Cámara autonómica no tiene nada que decir en materia fiscal. Si el acuerdo entre PNV y PSE salva números al Gobierno Vasco en el Parlamento y tampoco necesita de aliados en Bizkaia, sí los requiere tanto en Gipuzkoa como en Araba (donde gobierna el PP, algo más proclive al acuerdo) para llevar a cabo las reformas fiscales y otras propuestas.

Por esta razón, la atención pública de Euskadi -si operaciones policiales como la del lunes lo permiten- gira a Gipuzkoa y atiende qué postulados defienden en su Cámara EH Bildu, PNV, PSE y PP. Porque de lo que digan y de cómo lo hagan pueden salir pistas de lo que se vaya a ver en la política vasca en los próximos meses y en lo que queda de legislatura hasta las elecciones de 2015.

Los votantes dicen...
  1. […] otros podrían ser un mal trampolín de salida para un 2015 que también en Euskadi, y sobre todo en Gipuzkoa, se presentará […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>