Arrow

Adiós al papable gallego


0
Alfredo Berini

Licenciado en Periodismo, máster en Investigación Aplicada a la Comunicación y Técnico Superior en Producción. He producido cientos de directos para Telemadrid y Castilla-La Mancha televisión, una película y presentado informativos para Radio Voz Ferrol. Actualmente ejerzo la investigación y preparo mi tesis doctoral.


Escrito el 15 de marzo de 2014 a las 23:37 | Clasificado en Galicia

Antonio María Rouco Varela ha abandonado el cargo de presidente de la Conferencia Episcopal coincidiendo con el primer aniversario del Papa Francisco al frente de la Iglesia Católica. Su legado, con un marcado carácter político, deja multitud de momentos para el recuerdo.

El Papa Francisco saluda a Rouco Varela durante la Visita Ad Limina de este año -Fuente Flickr CEE-
El Papa Francisco saluda a Rouco Varela durante la Visita Ad Limina de este año -Fuente Flickr CEE-

Rouco Varela nació en el año 1936 en la localidad lucense de Vilalba, curiosamente la misma localidad que vio crecer a uno de los artífices de la Constitución, el también católico confeso Manuel Fraga Iribarne. Comenzó sus educación sacerdotal en el Seminario de Mondoñedo, estudiando después Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca, y ampliando su formación en Munich, donde se doctoró en Derecho Canónico.

La actividad docente marcó el comienzo de su carrera profesional hasta ser nombrado obispo, consagrándose años después como arzobispo de Compostela (1984) y de Madrid (1994). De ahí, siguió obteniendo méritos, hasta ser elegido presidente de la Conferencia Episcopal Española en dos periodos (1999-2005 y 2008-2014).

De todas las instituciones que ha presidido, o en las que ha estado presente, esta ha sido la que le ha brindado una mayor presencia mediática. Su posicionamiento sobre diversos temas a lo largo de sus dos periodos de mandato ha hecho que su figura ocasione todo tipo de sentimientos encontrados entre la ciudadanía.

Ley del aborto

El cardenal arzobispo de Madrid mostró en infinidad de ocasiones su posicionamiento contrario a la reforma de la ley del aborto que tramitó el Partido Socialista. La Ley 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, fue aprobada por 184 votos a favor, 158 en contra y una abstención, pese a las críticas de algunos sectores y plataformas, que llegaron a manifestarse en las principales ciudades.

El purpurado apoyó estas protestas y dejó innumerables titulares sobre su desacuerdo con esta medida. La situación llegó a su punto álgido cuando los obispos amenazaron con excomulgar a los políticos que apoyaran este cambio. La reforma anunciada por el Partido Popular, en los últimos tiempos, calmó la situación y encontró el consentimiento del máximo exponente de la Iglesia en España.

La asignatura de Religión

El arzobispo encontró un segundo campo de batalla con otra de las legislaciones aprobadas durante el Gobierno socialista.  La Ley Orgánica de Educación 2/2006, de 3 de mayo, suprimía la religión católica de la educación primaria salvo en los colegios católicos. Rouco Varela mostró su desacuerdo con esta decisión, y atacó la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía, a la que llegó a calificar de”anticonstitucional”.

Matrimonio entre personas del mismo sexo

La Ley 13/2005, de 1 de julio, por la que se modifica el Código Civil en materia de derecho a contraer matrimonio, convirtió a España en el tercer país del mundo en aprobar leyes que  permitían el matrimonio entre personas del mismo sexo. No se hicieron esperar los reproches del cardenal gallego, que criticó duramente tales cambios legislativos. La Iglesia Católica también se unió a su disgusto, considerando esta nueva realidad un ataque a la institución del matrimonio.

Sin duda fueron los momentos más mediáticos del presidente de la CEE, plagados de duros ataques contra lo que consideraba  ”una rebeldía del hombre contra sus límites biológicos” ante lo que ”la familia quedaría absolutamente desprotegida”.

Rouco Varela también participó como actor importante, dejando en la hemeroteca sus aportaciones, en el debate sobre la estructura territorial de España, el movimiento ciudadano 15-M, o en los diferentes tipos de terrorismo que han azotado a España.

Consciente de su posición, como representante influyente en el sentir de multitud de ciudadanos, jugó un papel fundamental en gran cantidad de cuestiones sociales y políticas, para muchos quizá más allá de lo que sería deseable. En su despedida, volvió a demostrar su inmovilismo frente algunos de estos temas, dejando a un lado la emotividad que suele caracterizar este tipo de actos.

Algunos analistas afirman que desde Roma se querían cambios dirigidos a lograr una Iglesia más abierta, y que este vendría sumarse a la lista de tareas que tenía previsto realizar el  nuevo Papa desde su nombramiento. Comienza la nueva etapa de Ricardo Blázquez al frente de la Conferencia Episcopal. ¿Cambiarán las formas?, ¿variará el contenido?

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>