Arrow

¿Galicia contagiada?


0
Alfredo Berini

Licenciado en Periodismo, máster en Investigación Aplicada a la Comunicación y Técnico Superior en Producción. He producido cientos de directos para Telemadrid y Castilla-La Mancha televisión, una película y presentado informativos para Radio Voz Ferrol. Actualmente ejerzo la investigación y preparo mi tesis doctoral.


Escrito el 9 de febrero de 2013 a las 8:06 | Clasificado en Galicia

La tierra de Castelao no está siendo ajena a los posibles casos de corrupción. El conflicto político va en aumento y ningún actor político en Galicia se ha quedado al margen del ‘caso Bárcenas’.

Montaje de un sobre con la bandera de Galicia.
Montaje de un sobre con la bandera de Galicia.

“Corrupción” y “transparencia” son dos palabras condenadas a entenderse en el discurso político actual. La primera, como si de una enfermedad se tratase, se extiende a lo largo  del territorio nacional, de este a oeste y de norte a sur, sin que nadie sepa cómo reaccionar. La segunda surge como posible placebo que pretende insuflar cierta calma en la preocupada sociedad.

Nadie quiere parecer enfermo, nadie quiere tener entre sus familiares a un infectado que pueda propagar los síntomas que tanta alarma social están generando. En Galicia, el nuevo brote viral, surgido desde el centro de la península y todavía no confirmado por expertos en la materia, ha tenido gran repercusión en los principales representantes ciudadanos y sus agrupaciones parlamentarias.

Desde el primer momento que surgió la supuesta ‘crisis sanitaria’, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha negado su ‘infección’, así como cualquier relación con el brote en cuestión. El máximo mandatario autonómico ha coincidido con Esperanza Aguirre en pedir la cabeza de Luis Bárcenas a través de la vía judicial. Ambos se han proclamado completamente inmunes al contagio al no tener relación alguna con la cepa principal ni con las transfusiones que allí se realizaban.

Reacción política

El Partido Popular de Galicia (@ppdegalicia)  guarda silencio en las redes sociales sobre este tema. La publicación de supuestas vinculaciones y facturas han llevado a la oposición, en cambio, a participar de forma activa en las redes sociales.  Twitter se ha convertido en el caldo de cultivo en el que se analiza y se propaga la alarma.

El Partido Socialista de Galicia (@PSdG), en concreto, ha pedido varias veces en los últimos días una comparecencia de Núñez Feijóo sobre este tema para aclarar la situación.  Uno de sus hombres fuertes, el ex ministro Francisco Caamaño (@fran_caamano), ha puesto en duda la no participación de Núñez Feijóo en los hechos y el silencio de Mariano Rajoy ante todo lo que se está publicando.

El resto de partidos que ocupan escaño en el parlamento tampoco se han quedado al margen. Alternativa Galega de Esquerda (@AlternativaGZ) ha acusado al PP de ser una “organización delictiva” y pide la dimisión de sus dirigentes y la convocatoria de elecciones. Xosé Manuel Beiras (@xmBEIRAS) ha criticado también la amnistía fiscal y lo que ha supuesto para este caso.

El Bloque Nacionalista Gallego (@obloque), por su parte, solicita también la presencia de Rajoy ante el parlamento para dar explicaciones. Francisco Jorquera (@jorqueracaselas), portavoz de la formación nacionalista, exige así mismo explicaciones a Núñez Feijóo y solicita la dimisión del presidente del Gobierno al que acusa de “tomarnos por tontos”.

La vacuna correcta

Mientras todo eso ocurre, la confianza en la clase política sigue dejando mucho que desear, según indica el último barómetro del CIS.  Como panacea, mientras la justicia hace su trabajo, el Partido Popular ofrece transparencia y la publicación de la declaración de la renta del presidente del Gobierno.

Núñez Feijóo ve positiva esta medida y también apuesta por mostrar a la sociedad el patrimonio y cuentas de los miembros del Parlamento gallego. Puede que esta acción haga remitir algunos de los síntomas, quizá sea la primera de las líneas de un prospecto farmacéutico futuro al que le falta todavía contenido, composición y modo de empleo. La brecha político social seguirá sangrando mientras la corrupción siga copando portadas y no se encuentre la fórmula y vacuna correcta.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>