Arrow

Ourense en el punto de mira


0
Alfredo Berini

Licenciado en Periodismo, máster en Investigación Aplicada a la Comunicación y Técnico Superior en Producción. He producido cientos de directos para Telemadrid y Castilla-La Mancha televisión, una película y presentado informativos para Radio Voz Ferrol. Actualmente ejerzo la investigación y preparo mi tesis doctoral.


Escrito el 25 de enero de 2014 a las 8:47 | Clasificado en Galicia

Gómez Besteiro lleva desde finales de año tratando de minimizar los daños colaterales que puede ocasionar en su partido la profunda división interna existente dentro de la alcaldía de la tercera ciudad gallega.

Gómez Besteiro, secretario Xeral del PSdeG. (Flickr: PSdeG)
Gómez Besteiro, secretario Xeral del PSdeG. (Flickr: PSdeG)

Cuando se analiza una crisis política como esta, muchos de los actores informativos suelen acudir a la investigación de los antecedentes -o intereses- que puedan explicar lo sucedido hasta la fecha. Al buscar el ‘leitmotiv’ de lo que está sucediendo en Ourense, todos los focos se han dirigido de inmediato hacia la figura de Pachi Vázquez, el anterior Secretario Xeral de los Socialistas Gallegos.

Para entender mejor esta situación hay que explicar lo sucedido. A mediados de diciembre, cinco de los once ediles del equipo de Gobierno Municipal de Ourense se ausentaron de una votación sobre la petición de compatibilidad de un asesor jurídico municipal. El alcalde procedió entonces, tras esta primera fractura, a reorganizar su equipo, dejando sin funciones a uno de ellos. Es ahí cuando comienzan realmente los verdaderos problemas, que han derivado en cruces de declaraciones, el anuncio de sanciones, diversos  intentos de mediación tanto a nivel regional como estatal y la apertura de diferentes expedientes informativos a los rebeldes.

Entre todas estas diferentes escenas vividas en el último mes destaca el posicionamiento del órgano provincial del partido. El PSdeG de Ourense, de marcado carácter ‘pachista’, decide dar un golpe sobre la mesa y muestra su poder con la tramitación de un expediente disciplinario contra Carmen Rodríguez Dacosta, secretaria de la agrupación municipal, a la vez que va poniendo en duda la legalidad de los expedientes abiertos.

Ante tal tempestad, muchos esperaban una pronta reacción de Gómez Besteiro, más proclive al diálogo y a la máxima de que los trapos sucios se lavan en casa, de forma interna. Sin embargo, al trascender públicamente la situación, y con el enfrentamiento sin visos de una solución clara, el nuevo líder se ha encontrado con la obligación de hacer valer su posición dentro del partido, denotando el fin de la paciencia y del diálogo.

El resultado es que la solución está todavía por llegar y dependerá de las decisiones que se tomen en las próximas fechas. El futuro del ejecutivo local, que actualmente gobierna en minoría, muestra una debilidad que poco le interesa a ninguna de las partes. Gómez Besteiro no quiere perder más poder en la provincia, mientras que Pachi Vázquez parece que pretende –directa o indirectamente- mantener su feudo o incluso reforzarlo ante las actuales circunstancias.

Si ya con los resultados de las primarias se podía intuir que el de Carballino seguía manteniéndose fuerte en su zona, ahora parece que puede llegar a serlo incluso más. El actual secretario xeral tiene ante sí una buena oportunidad de mostrar su capacidad para gestionar los diferentes intereses de algunos de los barones. De lo contrario, persistirán las dudas sobre las divisiones internas que tan poco resultado están dando al PSdeG en los últimos tiempos y que tanto gustan a sus rivales políticos.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>