Arrow

Yo me pregunto, yo me contesto


1
Alfredo Berini

Licenciado en Periodismo, máster en Investigación Aplicada a la Comunicación y Técnico Superior en Producción. He producido cientos de directos para Telemadrid y Castilla-La Mancha televisión, una película y presentado informativos para Radio Voz Ferrol. Actualmente ejerzo la investigación y preparo mi tesis doctoral.


Escrito el 13 de abril de 2013 a las 9:23 | Clasificado en Galicia

Núñez Feijóo ha comparecido esta semana para dar cuentas de sus fotografías con un narcotraficante, pero ha preferido someterse a su propio cuestionario que a las críticas y preguntas de la oposición.

Feijóo comparece ante el Parlamento Gallego (Fuente: PP de Galicia)
Feijóo comparece ante el Parlamento Gallego (Fuente: PP de Galicia)

Los medios, los ciudadanos y los grupos políticos aguardaban con incertidumbre la visita voluntaria de Núñez Feijóo al Pazo do Hórreo. Su comparecencia ante esta institución, anunciada días antes, aparecía como una oportunidad para esclarecer una mancha del pasado a cuenta de las fotografías publicadas del actual presiente de la Xunta y el narcotraficante Marcial Dorado, además de las vinculaciones existentes entre las diferentes partes que componen este complejo puzzle mediático.

El máximo dirigente de la Xunta de Galicia se preparó a conciencia el discurso, conocedor de que su futuro se encuentra ligado cada vez más al modo en el que afrontara esta crisis. Por su parte, los partidos de la oposición PSdeG, AGE y BNG- aguardaban su turno en el Hemiciclo, dispuestos a hacer más largo el día del protagonista, con sus comparecencias listas para abrir fuego hacia el ourensano.

Feijóo fue directo al grano, pidió disculpas y dijo que las explicaciones están enmarcadas dentro de un ejercicio de “transparencia, humildad y sinceridad”. Pero conforme avanzaba, sus serias palabras y su intento de autocrítica se convertían en reproches a sus rivales políticos y al medio que ha desvelado la información.

Era de esperar que su ponencia defensiva acabase en ataque, pero lo que ha sorprendido es la autoentrevista que firmó desde el atril. Acostumbrado a estar ante un micrófono contestando sobre cualquier tema de actualidad, orientó el contenido de estos minutos a ejercer sobre sí mismo de juez y testigo.

PPdeG

Bajo la atenta mirada de todos los presentes, entre los que se encontraban miembros de la Asociación de Madres contra la Droga,  se formuló dos docenas de interrogantes que acabaron, en su gran mayoría, con respuestas cortas tipo test.

Para empezar, el presidente negó a mayores cualquier vinculación con el contrabandista fuera de la ya revelada existencia de amigos en común . También hizo alusión a otros supuestos viajes y a subvenciones de la administración que, según dijo, nunca partieron de su firma. Por último, negó conocer quién sacó a relucir este material, aunque recalcó la posibilidad de que la oposición pudiera estar detrás de todo esto.

PSdeG

En segundo término, las palabras del resto de partidos fueron duras. Durante las comparecencias se pidieron más explicaciones, más claridad, más datos… Mientras se emitían estas reclamaciones, Núñez Feijóo se encargaba de anotarlas  desde su escaño para, después, simplemente obviarlas. No contestó más de lo que tenía previsto, ni concedió una palabra más que las programadas: sólo quiso pronunciarse sobre aquello que traía preparado de casa.

Finalmente todo quedó en un ejercicio de opaca o insuficiente transparencia, basado en evitar el enfrentamiento dialéctico lógico de una institución como el Parlamento Gallego, y sustituirlo por un espectáculo de aplausos, insultos, veladas acusaciones e incluso algún sollozo.

AGE

La situación, tras lo ocurrido, queda con un Feijóo lidiando con la incertidumbre de si esto se olvidará fácilmente y con una oposición unificada y deseosa de clarificar mejor los hechos y sus consecuencias políticas.

Sea como fuere, unas imágenes procedentes de un carrete de los años ’90 siguen siendo una noticia de máximo interés para una sociedad cansada de corrupción.

BNG
Los votantes dicen...
  1. […] ha podido paladear, que no degustar, los primeros momentos de un gobierno que ya conocía. Las polémicas fotografías de Núñez Feijóo y Marcial Dorado,  y muchas de las principales disputas que han ocurrido en el Parlamento Gallego se quedan sin […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>