Arrow

La responsabilidad de Feijóo


0
Alfredo Berini

Licenciado en Periodismo, máster en Investigación Aplicada a la Comunicación y Técnico Superior en Producción. He producido cientos de directos para Telemadrid y Castilla-La Mancha televisión, una película y presentado informativos para Radio Voz Ferrol. Actualmente ejerzo la investigación y preparo mi tesis doctoral.


Escrito el 10 de noviembre de 2012 a las 15:35 | Clasificado en Galicia, Regiones

Hace menos de un mes se realizaron unas elecciones en Galicia en las que el Partido Popular obtuvo la mayoría absoluta. De las decisiones que adopte este reeditado gobierno dependerá el futuro de muchos gallegos y gallegas. Durante este periodo que se inicia, la tierra de Rosalía habrá de enfrentar importantes retos. Algunos de ellos están motivados por la propia idiosincrasia, otros son similares a los de otras tantas regiones.

Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia (fuente: Flickr del PP de Galicia).
Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia (fuente: Flickr del PP de Galicia).

Núñez Feijóo se encuentra desaparecido de las redes sociales tras los pasados comicios gallegos. Parece que el ‘popular’, que se había creado una cuenta de Twitter el pasado 8 de septiembre, ha decidido abandonarla el 21 de octubre tras conocer los resultados electorales y agradeciendo los votos recibidos con la frase: “Gracias a todos por vuestro apoyo. Es un honor y una responsabilidad. Haremos lo posible por estar a la altura. Galicia, Galicia, Galicia”.

El reelegido presidente de la Xunta tiene muchos temas en los que centrar su agenda y quizá esto pueda tener relación con la poca actualización de su joven perfil virtual.  También puede que simplemente se trate de un receso postelectoral o que sus asesores sólo quisieran utilizar esta tecnología para tiempos de campaña. Sea como fuere, Feijóo puede desaparecer de internet pero no de la realidad y ésta pasa por diferentes retos a los que tendrá que enfrentarse en los próximos cuatro años.

1) Paro. El presidente ha insistido, incluso en su primer discurso tras conocer los resultados, que trabajará por y para los desempleados. En los últimos datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Galicia suma otros 8.000 nuevos parados que pasan a engrosar una lista que ya supera las 260.000 personas sin puesto de empleo en la Comunidad. Habrá que ver qué medidas se toman desde la Xunta, ya que los ajustes presupuestarios nacionales pueden influir en las políticas activas que tome Galicia.

2) Déficit. Fue uno de los asuntos principales de la campaña y uno de los puntos fuertes de los que presumieron los ‘populares’. Los ciudadanos y la oposición centrarán su mirada en la gestión económica y en dónde gasta y deja de gastar el líder de los ‘populares’ gallegos. El reto anunciado por Feijóo de seguir siendo un ejemplo de buena gestión probablemente dependa de las cifras de empleo y de la recuperación económica nacional. Sectores como la sanidad y la educación estarán toda la legislatura bajo la mirada del electorado.

3) Sector Naval. Feijóo anunció en plena campaña un contrato con la empresa mexicana PEMEX para la construcción de dos floteles en los astilleros de Barreras y Navantia por valor de 300 millones de euros. La polémica surgió tras la negación de la existencia de tal acuerdo por parte de la empresa mexicana, si bien parece que finalmente sí se llevará a cabo. La viabilidad de los astilleros públicos pasará por el debate de la construcción de un nuevo dique y conseguir más apoyos institucionales en los concursos públicos a los que podría optar la empresa. Ignacio Naveiras, portavoz del Comité de Empresa de Navantia Ferrol, y Jorge Prieto, presidente del Comité de Empresa de Navantia Fene, afirman que la carga de trabajo de los floteles es insuficiente, piden que “no se utilice a los astilleros como reclamo electoral” y recuerdan que “la construcción del dique daría carga laboral a 800 personas durante más de año y medio”.   Los empleados siguen movilizándose a la espera de que las promesas se conviertan en realidades y atentos a los acercamientos de la Xunta y la empresa brasileña Petrobras.

4) Sector lácteo. Al finalizar este mes, como anuncia el sindicato Unións Agrarias (UPA) , comienza un calendario de movilizaciones de los productores lácteos. La primera de las acciones será una “huelga de entregas” para denunciar la situación de desamparo en la que se encuentra este sector estratégico. Javier Iglesia, secretario general de ganadería de la UPA, sostiene que Galicia es una de las Comunidades Autónomas con menor margen de beneficio por litro producido, tanto a nivel nacional como europeo. El futuro de la PAC y el control de los incendios forestales son otras de las principales preocupaciones del sindicato ganadero.

5) Sector pesquero. Feijóo es el presidente de una potencia pesquera y, con el apoyo del Gobierno de Rajoy, debe transmitir sus anhelos a Europa. Parece que el futuro pasará por que Galicia haga valer sus intereses ante una posible reforma de la Política Pesquera Común. El Gobierno gallego debe atender las demandas de los miles de trabajadores del mar y defender la pesca artesanal y el marisqueo. El problema del furtivismo y la contaminación de algunas rías también están dañando al sector mediáticamente y deberá ser tenido en cuenta.

6) Preferentes. Los miles de afectados por esta supuesta estafa se hicieron notar durante la campaña electoral con movilizaciones y protestas frente a entidades bancarias y ante los propios candidatos. Feijóo seguirá conviviendo con el problema y seguramente las asociaciones de damnificados le exijan mejores soluciones que las actuales.

7) AVE. La ministra de Fomento, la también gallega Ana Pastor, destacó en pasadas fechas que seguirá invirtiéndose en el AVE gallego. Feijóo ha pedido a su líder nacional el AVE para el 2018. Veremos en qué queda todo esto, pero está claro que las fechas y el tren de alta velocidad nunca se llevaron bien en Galicia.

8) Puertos exteriores. Sigue echándose en falta la mejora de la conectividad entre los puertos exteriores y el resto del territorio. Dependerá de los presupuestos, aunque todo apunta a que tardará más de lo deseable.

Sin duda, Feijóo cuenta con una mayoría absoluta que le permitirá llevar a cabo las políticas que desee sin tener que recurrir a pactos con otras formaciones. Esta independencia puede ser un arma de doble filo: si consigue solucionar los retos podrá optar a una nueva reelección o, incluso,  aspirar a cotas mayores; si, por el contrario, se ve superado por los mismos, no cabrá alegar excusa alguna, y, en consecuencia, podría resultar castigado por el electorado. De la habilidad de Feijóo dependerá su futuro y el de Galicia.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>