Arrow

“He decidido marcharme”


0
Cristina Puebla

Periodista, en la actualidad en la web de elEconomista, antes en la Cadena Ser (Hora 25) y en política en Europa Press


Escrito el 5 de abril de 2014 a las 9:35 | Clasificado en Madrid

Esperanza Aguirre ha protagonizado uno de los escándalos más bochornosos de los últimos tiempos.

Esperanza Aguirre. (Flickr: PP Madrid)
Esperanza Aguirre. (Flickr: PP Madrid)

La tarde del jueves, Esperanza Aguirre se dio a la fuga, cuando tras estacionar su coche en el carril bus en la calle más céntrica de Madrid, los agentes de movilidad le pidieron la documentación por la infracción que acababa de cometer. La ex presidenta de la Comunidad de Madrid no sólo se marchó, sino que en su huída arrolló la moto de uno de los agentes, y por si fuera poco, defendió su actuación a través de las redes sociales, de un comunicado, y de las entrevistas que concedió en varias radios.

Aguirre, que aparcó en mitad de la Gran Vía para sacar dinero de un cajero, aseguró en su comunicado que no se dio a la fuga, sino que simplemente decidió marcharse y que había avisado a los policías de que podían localizarla en su domicilio. No es la única salida de tono que ha tenido Aguirre, sino que además de todo esto ha acusado a los agentes de machistas, mentirosos y prepotentes.

A nadie se le escapa que si cualquier otro ciudadano de a pie hubiera actuado de una manera semejante las consecuencias habrían sido otras; tampoco que Aguirre, en su faceta política, polariza siempre la esfera pública con sus frases un tanto provocativas, como cuando aseguró que con su sueldo no llegaba a fin de mes.

Este comportamiento ha generado malestar en las filas populares. La que más se ha significado ha sido la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que ha asegurado que “la ley es igual para todos”, y que las declaraciones de los agentes de la autoridad tienen “presunción de veracidad”, después de que Aguirre les acusara de querer “salir en la foto”. También se pronunció la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que insistió en la igualdad ante la ley, y ha matizado que “habrá que esclarecer hechos y responsabilidades”.

Lo cierto es que Aguirre, lejos de mostrar arrepentimiento, sugirió que estudiará si presenta una denuncia contra la Policía por “retención ilegal” y aseguró que, por supuesto, no va a dimitir de su cargo. Seguro que otra opinión le hubiera merecido si el que llega a cometer esta infracción huera sido una persona de otro partido, y más aún si el argumento de sus excusas fuera que los agentes le tienen “manía”, y que sólo querían “hacerse la foto”, tal como ella ha señalado. Como si ese argumento tuviera algún tipo de peso y alguien se lo hubiera creído.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>