La privatización que viene

Qué mejor forma de empezar a cerrar las heridas del ‘tamayazo’ que anunciando la construcción de hospitales. Esperanza Aguirre proclamaba solemne una mejora en la “calidad de nuestro sistema sanitario” en su discurso de investidura como presidenta de la Comunidad de Madrid (noviembre de 2003) con el levantamiento de siete nuevos complejos hospitalarios. Y cumplió sobrada su promesa: construyó ocho.

De estos ocho flamantes hospitalazos, siete son públicos y uno está gestionado de forma integral por una empresa privada (Infanta Elena, Valdemoro); a partir de 2013 siete estarán explotados por empresas privadas (Infanta Sofía, San Sebastián de los Reyes; Infanta Leonor, Madrid; Infanta Cristina, Parla; Del Henares, Coslada; Del Sureste, Arganda del Rey; y Del Tajo, Aranjuez) y solo uno continuará siendo de gestión pública (Puerta de Hierro, Madrid).

La CAM sacará a concurso en 2013 un ‘hardware’ de más de 375.000 metros cuadrados con posibilidad de acoger unas 1.400 camas para más de un millón de potenciales pacientes repartidos en casi un centenar de municipios. Para desarrollar el ‘software’ suenan Capio Sanidad, Ribera Salud, Sanitas Hospitales, Quirón y Hospitales de Madrid.

Aquí están y así son los seis hospitales de ‘hardware’ público que funcionarán con ‘software’ privado a partir del año que viene:

Israel Cuchillo

Nacido y criado en La Roda (Albacete) para no desmerecer el apellido. Periodista y editor, vivo en Madrid

Un comentario sobre “La privatización que viene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.