Arrow

Navarra ¿abocada a las urnas?


1
Jurdan Arretxe

Periodista. Trabajo en Noticias de Gipuzkoa. También soy profesor universitario en algunos ratos sueltos.


Escrito el 5 de marzo de 2013 a las 10:01 | Clasificado en Navarra

Tras la destitución en junio de 2012 del vicepresidente y socio, el socialista Roberto Jiménez, el Gobierno que dirige Yolanda Barcina se ha visto envuelto en rumores de adelanto electoral que la coyuntura económica, el caso Caja Navarra y la crisis interna en UPN han reforzado estas semanas.

Parlamento de Navarra (Fuente: Gobierno de Navarra)
Parlamento de Navarra (Fuente: Gobierno de Navarra)

Aunque están previstas para 2015, Navarra respira un ambiente continuo de elecciones anticipadas. Lo hace desde hace casi un año, junio de 2012, cuando su presidenta, Yolanda Barcina (UPN), echó del Gobierno a su vicepresidente y socio, el socialista Roberto Jiménez. Aquella crisis entre dos siglas históricamente bien avenidas abría de par en par la puerta a la inestabilidad que suelen presentar los gobiernos en minoría y que alimenta la hipótesis del adelanto electoral.

Es algo que Barcina ha rechazado de plano hasta la fecha, aunque tres cuestiones que llenan páginas en los diarios navarros pongan en solfa su continuidad en el Gobierno navarro. Por un lado, y como en muchas partes de Europa, la crisis económica. En segundo lugar y vinculado al primer factor, la evolución de Caja Navarra.

La entidad de ahorro pasó a formar parte en agosto de 2012 de Caixabank, tras una aventura que está resultando polémica junto a Cajasol, CajaCanarias y Caja de Burgos en Banca Cívica (2010). Todo eso es historia y más que la “desaparición” de Caja Navarra o el extraño capítulo del sobre en la muralla del popular Santiago Cervera, lo que distintos agentes políticos y sociales denuncian son las prácticas de la entidad.

Una oficina frente a la Casa Blanca en Washington, viajes para clientes VIPs, participación de Barcina en la compra de sedes de la propia Caja, dietas por reuniones de algunos órganos de dirección que no se sabía no que existían… Cada uno de esos capítulos copa titulares de la prensa de la Comunidad.

Aunque el expresidente de la entidad Enrique Goñi compareció en la Cámara a petición propia, no hay, sin embargo y por ahora, una comisión de investigación en el Parlamento, mecanismo al que, además de UPN, se ha mostrado reacio el PSN. Otra cosa son los procedimientos judiciales abiertos e iniciados contra Goñi, Barcina y el expresidente navarro Miguel Sanz.

La alianza, ¿con el PSN o con el PP?

El tercer factor que pinta en Navarra un cuadro abstracto de difícil comprensión es el lío interno en el partido de gobierno. Previsto para mayo, el congreso de UPN se ha adelantado para este mes —algo que hubo quien justificó “por las comuniones” de mayo, pero que la mayoría interpreta como señal inequívoca del adelanto. La presidenta, cuestionada en su casa, tendrá rival. Será el vicepresidente de UPN y presidente del Parlamento, Alberto Catalán. Aunque el sector de éste, respaldado implícitamente por Sanz y otros altos cargos regionalistas, reproche a Barcina haberse centrado tanto en el Gobierno que el partido va camino del colapso —que no es poco—, el principal motivo de discordia entre ambos es el político.

Mientras UPN ha construido sus iniciativas en los últimos lustros de la mano del PSN, la exalcaldesa no tuvo miramientos para romper el pacto que aseguraba su propio sillón al frente de Navarra. Para las generales de 2011, poco después de su llegada al frente del Ejecutivo foral, UPN apostó por aliarse con un PP que, de la mano de Cervera, volvía a tener su propia sucursal en Navarra. Esta alianza con el PP provocó muchas tensiones con el PSN —en decadencia, en 2011 obtuvo su peor resultado—, sobre todo en materia de recortes y controles económicos que el PSN —que seguía en el Gobierno— no estaba dispuesto a tolerar. Por eso, el sector próximo a Catalán considera imprescindible recuperar la sintonía con el PSN para garantizar la gobernabilidad de Navarra.

Más ahora “que vienen los vascos”. De cara a su congreso regional, UPN incluye en su ponencia la (insólita) exigencia a un tercero (el PSN) de que no pacte con “fuerzas nacionalistas”. La sombra de lo ocurrido en primavera-verano de 2007 en Navarra es muy alargada. Los socialistas, que en público suspiran por “liderar la alternativa” a UPN, tuvieron la oportunidad aritmética para, de la mano de Nafarroa Bai, poder relevar a los regionalistas del Palacio Foral.

Desde las elecciones de aquel mayo, Navarra asistió a un serial de episodios interminables inspirandos en la Yenca que acabaron con las cosas como estaban pese a las puertas al cambio que incluso dirigentes socialistas navarros habían abierto. Gobierno de UPN y apoyo del PSN desde la oposición. Frustrados, buena parte de los navarros, tradicionales ellos, no tardaron en bautizar lo ocurrido: ‘agostazo’.

Ahora, sin la violencia de ETA, los líos de Caja Navarra, problemas sonados en Educación o las comidas privatizadas de la Sanidad, y un PSN al que el progresismo navarro recuerda el ‘agostazo’ cada dos por tres, asoman en el horizonte EH Bildu y la Geroa Bai cuya cara más visible es la diputada Uxue Barkos.

El espectro abertzale, además, ha sufrido su propia clarificación. Si en 2011 Aralar —con peso específico en la Comunidad Foral— concurrió en unas elecciones junto al PNV e independientes (Nafarroa Bai 2011, de la que ya se habían marchado Batzarre a Izquierda-Ezkerra y EA a Bildu) pero a las siguientes ya con sus actuales socios de EH Bildu, los comicios forales dejarán a la propia coalición por un lado y a Geroa Bai por otro, mientras que I-E y el PP completarán un escenario en el que las fuerzas abertzales cuentan cada vez con mayor peso (un 17% del voto en las autonómicas de 1995; cerca del 30% ya en las últimas forales y generales).

Todo este escenario tomará una nueva foto en unas elecciones sobre las que Navarra, que le quedan tres meses para cruzar el ecuador de la legislatura, ya lleva hablando un año.

Los votantes dicen...
  1. alabimbombam dice:

    Bueno, eso de que UPN y PSN han sido formaciones histçoricamente bien avenidas…

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>