El año de todas las mareas

Las manifestaciones contra las políticas del Gobierno han tomado forma de mareas de colores. Este ha sido su año.

El desamor de UPyD y Ciutadans

La corriente de opinión favorable a la fusión de ambos partidos, representantes de una tercera vía a la española, ha arreciado en los últimos días. Sin embargo, si hasta ahora UPyD era la maciza altanera que desdeñaba sistemáticamente los ruegos amorosos de Ciutadans, su resurrección ha ha cogido con el pie cambiado a Rosa Díez.

Laicistas según y dónde

El PSOE registró el pasado lunes en el Congreso una proposición no de ley que insta al Gobierno a denunciar los acuerdos de 1979 con la Santa Sede. El texto insta al Gobierno a presentar en el plazo de seis meses una Ley de Libertad Religiosa y de Conciencia, la misma que Zapatero decidió no presentar al Congreso a pesar de que se había comprometido a ello.

Ucrania no entrará en la UE

Putin no se dejará arrebatar la pieza más grande y valiosa del antiguo imperio soviético en Europa. Además, la UE carece de fondos de maniobra suficientes para contrarrestar la oferta de Moscú a Kiev.

El republicano que quisieran los demócratas

El político acaba de ser reelegido gobernador en un Estado en el que el número de simpatizantes demócratas supera en 700.000 al de los simpatizantes republicanos. Chris Christie sería el tipo de republicano que gustaría a Will McAvoy, el ficticio presentador de noticias protagonista de la serie de Aaron Sorkin ‘The Newsroom’.

Primarias para outsiders

Enrique del Olmo, que ya ha anunciado que competirá con Lizzavetsky en Madrid, cree que tendrá “las mismas posibilidades de cualquier otro”. José Antonio Rodriguez, alcalde de Jun, lamenta que en Andalucía se rechazaran los avales electrónicos que sí contemplarán las primarias federales. Y son sólo dos ejemplos.

Los cadáveres políticos de Rajoy

El abandono más reciente es el de Santiago Abascal, hombre de mucha menos importancia en el PP que influencia entre sus bases. Antes que él cayeron otros, desde Pizarro hasta Vidal-Quadras, pasando por Cascos, Abascal, San Gil, Arístegui y aquel núcleo aznarista que le acompañó en la oposición.