¿A quiénes quieren engañar?

El Gobierno del Estado español acaba de presentar un nuevo cuadro macroeconómico con la pretensión, que se nos antoja utópica, para su refrendo por las instituciones europeas tal como es legalmente preceptivo y para servir de soporte para sus “nuevas” políticas gubernamentales.