Arrow

Emprender con papá Estado


1
Christian Cancino

Profesor del área Negocios en la Universidad de Chile. Doctor en Economía y Empresas por la Universidad Autónoma de Madrid. Asesor y consultor de empresas públicas y privadas


Escrito el 4 de enero de 2013 a las 10:38 | Clasificado en Economía

Los emprendedores son la niña bonita de la crisis. No por que les vaya bien, sino porque todos les nombran.

sss

La importancia para los gobiernos de fortalecer el espíritu emprendedor y el desarrollo de nuevos negocios en toda economía radica principalmente en el ‘spillover’ de beneficios que generan las actividades comerciales y productivas de los nuevos negocios. En otras palabras: el emprender es considerado un importante mecanismo para el desarrollo de un país, región o ciudad, por sus efectos en la generación de empleo, la innovación y el bienestar en general.

Por ello, se considera que las agencias de desarrollo económico de cada país (o región) debiesen potenciar y apoyar aquellos determinantes que estimulan el desarrollo de nuevos emprendimientos, especialmente, aquellos de rápido crecimiento. ¿Y qué es un crecimiento rápido? Una nueva empresa creada y gestionada de manera independiente (sin el control de otra empresa) que factura más de 100.000 dólares el primer año y tiene tasas de crecimiento sobre el 40%.

Existen diversos factores que explicarían el desarrollo de un mayor número de emprendimientos de rápido crecimiento, entre los que destacan la proactividad de las personas, su grado de aversión al riesgo y la disposición de recursos financieros necesarios para emprender. Para muchos, es la falta de estos últimos el principal obstáculo para llevar a la práctica una nueva idea de negocio.

El acceso al financiamiento de las nuevas empresas, especialmente de aquellas con proyectos inciertos y volátiles en cuanto al valor esperado de los retornos, se alcanza por medio de fuentes distintas al sistema financiero tradicional.

Es justamente en la etapa temprana de una empresa, despegue y puesta en marcha, donde mayor número de problemas existen para los emprendedores en la búsqueda de financiamiento para sus ideas de negocios. Primero, los fondos propios no siempre son suficientes y se requiere buscar fuentes complementarias de recursos. Segundo, no todos los emprendedores son sujetos de crédito para las instituciones bancarias, y si lo son, obtienen altas tasas y períodos cortos de financiación. Tercero, en la etapa temprana los emprendedores aún no llaman la atención de inversionistas ángeles, ni menos de fondos privados de capital riesgo.

Dado lo anterior, una fuente de financiamiento formal que cada vez toma mayor importancia para el desarrollo de emprendimientos de alto impacto en su etapa inicial lo constituyen los programas públicos de capital semilla, de capital riesgo y los llamados programas start-up, los cuales actúan, generalmente, como asignaciones directas de capital que van sumado con apoyo para la gestión administrativa y operacional de la empresa.

En este contexto, distintas agencias de desarrollo económico cuentan con muchas líneas de apoyo a disposición de sus clientes. Las líneas de apoyo son créditos y subsidios de carácter concursable, a las cuales las empresas o personas naturales pueden postular, ya sea para crear nuevos negocios, financiar proyectos para empresas ya establecidas, fomentar la exportación en ciertos sectores industriales, invertir en regiones…

En distintas partes del globo existe una oferta relativamente amplia de instrumentos públicos de apoyo a los emprendedores. Usualmente, estos programas se dirigen a proyectos de negocios innovadores que requieran recursos en sus etapas de conceptualización del negocio, validación comercial y tecnológica, e inicio de operaciones.

La tarea de cada emprendedor es estudiar dónde están esas fuentes de financiamiento que podrían apoyar el despegue de nuevos negocios. Muchas veces, el desconocimiento de estos fondos públicos que promocionan el emprendimiento privado provoca que muchas buenas ideas no tengan el capital inicial para comenzar con sus actividades productivas y comerciales.

Como ejemplo, un exitoso programa del Gobierno chileno llamado ‘Start-Up Chile‘, cuyo lema es “…to attract world-class early stage entrepreneurs to start their businesses in Chile”.

Evidentemente, este es sólo un ejemplo más de las acciones que están haciendo los gobiernos para promover el emprendimiento privado en nuestras economías. Su éxito depende de cuantos emprendedores se ven atraídos por este tipo de programas y de cuántos quieran tomar el desafío.

Los votantes dicen...
  1. Estimado Chrstian. me parecen perfectas tus reflexiones, lo que me gustaria saber es como desde u emprendimiento peqieño se comsigue finnciamiento, si no es via Bancaria
    ATTE
    ATULIO GALLARDO

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>