Arrow

Populismo industrial


1
Joaquín Ortega

Periodista. Participé en el arranque de varios medios digitales informativos y estuve en el mundo de la comunicación y la política, pasando por dos ministerios. También colaboro en la revista GQ.


Escrito el 19 de septiembre de 2014 a las 10:59 | Clasificado en Economía

El Gobierno presenta un plan para apoyar a la industria sin reformas explícitas o dotación presupuestaria, en un momento en el que España sigue en la cuerda floja

El ministro de Industria presenta la Agenda para el Fortalecimiento de la Industria (Minetur.gob)
El ministro de Industria presenta la Agenda para el Fortalecimiento de la Industria (Minetur.gob)

La palabra reindustrialización suena mucho estos días. Tanto desde el Gobierno como desde la oposición  ¿España no es un país de servicios, de sol y turismo? Pues no. El Gobierno tiene un plan, pero si a Podemos se le acusa de populista por proponer medidas supuestamente imposibles, el Ministerio de Industria no se le queda corto. El macroplan, pese a contar con toda la fuerza y acceso a los datos del Estado, es toda una declaración de objetivos sin explicar concretamente cómo lograrlos, qué reformar o cuánto dinero destinar.

Los expertos dan estos días la voz de alarma ante una situación cada vez más preocupante. La economía española ha dejado de hundirse pero no da síntomas de empuje. Los datos de las exportaciones llevan tres tandas mensuales en negativo, y a la debilidad de venta en el exterior de bienes de equipo, las más relevantes, se suma el frenazo de la economía europea y, por otro lado, la demanda interna vía el aún minúsculo crecimiento español, que afecta en negativo al déficit comercial.

Todo esto ¿en qué se traduce? En que el principal problema de la economía española, resolver el endeudamiento exterior, se aleja. Los analistas destacan que el gran motor exportador que nos permite reducir este endeudamiento es la venta al exterior de bienes de equipo, y para eso hay que tener industria, producir “desde lavadoras a trenes”.

Exportar bienes

Explican los doctores de la economía que ésta en general se divide en dos tipos de bienes: comercializables (industria, agricultura) y los no comercializables, como los servicios. Los primeros en general se exportan. Los segundos también, pero en mucha menor medida. Los servicios están sujetos a lo que pasa dentro de la demanda interna. Si el país va bien los servicios van bien. Como España se ha especializado en servicios nuestra capacidad para buscar oportunidades fuera de España es limitada.

Como además tenemos un problema de deuda externa que hay que pagar, los excedentes necesarios solo pueden venir de las exportaciones. “Hay que volver a crear industria nacional para ser capaces de exportar más deprisa. Ahora la industria manufacturera es como el 16% del PIB y la exportación de bienes representa el 80% de las exportaciones”, señalan los análisis de situación.

El Gobierno tiene un plan

Para convertir en realidad esta necesidad, el Gobierno ha presentado la Agenda para el Fortalecimiento del Sector Industrial en España, un “plan de acción que intenta responder a la estrategia comunitaria de recuperación del peso de la industria en la economía con 97 medidas encaminadas a mejorar su competitividad”.

El ministro de Industria, José Manuel Soria ha defendido que la recuperación económica “exige más industria”, así como “un cambio de modelo productivo” porque “el sector servicios se ve insuficiente para generar el crecimiento económico necesario para la generación de empleo”.

Sin embargo, analizado el documento en profundidad, más allá de la nota de prensa,  destaca la falta de concreción, y abundan los “avanzar, reforzar, promover, apoyar…”, palabras de costumbre en los programas electorales donde ya, en el siglo XXI, se evita especificar cuánto dinero se destina a una política determinada para evitar el incumplimiento. O qué reforma legal o que cambio normativo está previsto para conseguir un determinado objetivo, y en qué plazo se ha pensado alcanzarlo.

Sin embargo, esta falta de detalle llega hasta el extremo de que, por ejemplo, en el apartado de la defensa internacional de la industria, el documento pide, o, mejor dicho, se pide a sí mismo: “el diseño de una estratega de apoyo institucional a las empresas” (pág 47). En la búsqueda de medidas definidas, el plan defiende la puesta en marcha de un plan para que se consuman productos ‘made in Spain’ y pone los ejemplos de buenas prácticas de Alemania (pág 14).

Plan “muy voluntarioso”

El responsable de industria de MCA-UGT, Manuel García, ha señalado a Efe que este plan es “muy voluntarioso”, ya que llega en el tercer año de la legislatura, “a mitad de partido”, y sin dotación presupuestaria. La paradoja es que la propia UGT sale en el documento como impulsor del plan (pág 50).

Tal y como señalaba Javier Gallego en ElDiario.es, “de un tiempo a esta parte, todos los caminos conducen a Podemos. Todas las conversaciones acaban en Podemos. Todos tienen en la boca a Podemos”. Y aquí no vamos a ser menos, porque si este plan, en vez de ser presentado públicamente por  la plana mayor del ministerio de Industria solemnemente, lo hubiera hecho Pablo Iglesias desde el Círculo de Bellas Artes, sería populista por vender falsas esperanzas y promesas que no se dice cómo se van a cumplir.

Los votantes dicen...
  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: La palabra reindustrialización suena mucho estos días. Tanto desde el Gobierno como desde la oposición  ¿España no es un país de servicios, de sol y turismo? Pues no. El Gobierno tiene un plan, pero si a Podemos se le …

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>