Arrow

“Taguas sabe”, dice Taguas


3
Borja Ventura

Periodista. Escribo en Tiempo, eldiario.es, JotDown y Yorokobu. Enseño Periodismo en la Universidad Carlos III. Fui jefe de coordinación de lainformacion.com y coordinador de Actualidad en 20minutos.es. Ahora trabajo en Terra Noticias.


Escrito el 17 de febrero de 2014 a las 18:09 | Clasificado en Economía

David Taguas, exjefe económico de Zapatero, presenta un libro de análisis y remedios ante la crisis que se inició cuando desarrolló sus responsabilidades.

David Taguas, durante la presentación de su libro
David Taguas, durante la presentación de su libro

Hace unas semanas tuvo lugar una inusual escaramuza política, especialmente por el tiempo pasado desde los hechos: destacados personajes del equipo económico que formó a su alrededor el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero empezaron a airear trapos sucios y a lanzarse críticas en público. El origen de aquello fue un libro, el publicado por el exministro y exvicepresidente económico Pedro Solbes, y el final (de momento) es otro libro, el del que fuera jefe de la oficina económica de Moncloa durante año y medio, David Taguas.

El rifi-rafe contó con dos bandos. A un lado Pedro Solbes, autor de unas polémicas memorias, y quien siempre tuvo la imagen de actuar como Pepito Grillo del presidente Zapatero, augurando una crisis terrible que el siempre sonriente exmandatario negaba. Al otro, otro exministro e íntimo de Zapatero, Miguel Sebastián, y el propio David Taguas, a quien las memorias de Solbes no gustaron. Según tuiteó para iniciar su sonora irrupción, consideraba “una vergüenza que nadie del PSOE haya defendido al presidente frente a los ataques de Solbes”. Así que dicho y hecho, aunque él no sea parte del PSOE, se puso a enmendarle la plana a su ahora rival.

Primer round

Según Taguas, el elegido no era Solbes, sino Sebastián, que a su juicio lo hubiera hecho mucho mejor

 

Segundo round

Según Taguas, Solbes no cumplía sus obligaciones como ministro de Economía en los albores de la peor crisis conocida

 

 

 

 

Tercer round

Taguas directamente acusa al exvicepresidente de haber colocado a dedo a un buen número de personas de su entorno mientras tuvo posibilidad

Hasta aquí el pasado. Desde aquella trifulca el número de seguidores de David Taguas en Twitter no ha parado de crecer, con un crecimiento de casi el 100% en aquellos días de cuchillos largos. La gráfica de lo rentable que fue para su proyección aquel encontronazo es bastante elocuente. De hecho, el combate llegó pocas semanas después de otro sonoro encontronazo con el actual ministro, Luis de Guindos.

Evolución de los seguidores en Twitter de David Taguas (Fuente: TwitterCounter)
Sus remedios a la crisis

Por aquel entonces Taguas ya ultimaba su libro. Uno propio, como el de las memorias de Zapatero o el de Solbes, que inició la polémica. Editado por Deusto, lleva por título ‘Cuatro bodas y un funeral‘, igual que aquella película de hace dos décadas con Hugh Grant y Andie MacDowell. Lejos de ser una biografía o una narración de su vivencia de aquellos diecisiete meses en los que estuvo codo con codo con Zapatero, de los que cinco fueron el inicio de la crisis en EEUU, propone un diagnóstico del mal económico mundial y  una serie de soluciones.

De hecho, el título se refiere a los estímulos necesarios, según su visión -a saber gasto público, consumo, poder adquisitivo y crédito- para el funeral de la deuda y el desempleo. De hecho, el título auténtico, que describe una de las ideas centrales del libro, es ‘Cómo salir de la crisis sin salir del euro’. Sin Europa, asegura, sólo hay pobreza para nosotros.

Durante los últimos días Taguas ha paseado su libro por actos públicos, platós de televisión y estudios de radio. De hecho, estuvo arropado en la puesta de largo de la obra por el propio expresidente Zapatero al que tan vehementemente respaldó frente a Solbes, además de personajes de todo signo político y ascendencia económica, como Luis del Rivero, Elvira Rodríguez, César Molinas o Josep Piqué. Muchos titulares han comprado el marketinano concepto que Taguas defiende acerca de la crisis, y que sirve para conjurar muchas de las críticas: que la crisis es mutante.

Porque claro, sería lógico criticar que alguien que tuvo tan alta responsabilidad económica cuando la crisis apareció y se extendió se ponga a apostolar, siete años después, sobre posibles soluciones al mal que no se supo atajar. Y ahí entra lo de ‘mutante': la crisis no ha sido una, sino varias concatenadas, una consecuencia de la anterior -o de las medidas que se tomaron para atajarla- y, ahora sí, se ve claro qué se puede hacer para controlar los males.

Portada del libro de David Taguas (Fuente: Planeta de libros)

En opinión de Taguas, expuesta en un desayuno de prensa muy reducido previo a los fastos de la presentación, las cifras de endeudamiento y déficit público de España siguen siendo alarmantes, además de indicadores como el PIIN (saldo de valores de un país en el contexto internacional) o las cifras de ahorro público, y exigen actuaciones concretas. ¿Cuáles? Seguir con la contención del gasto privado como hasta ahora, a pesar de sus efectos en las economías familiares, e iniciar esta contención en un sector público del que él ya no forma parte y que, a su juicio, no ha empezado.

“Si me preguntan a mí diciendo que no saben de dónde recortar, dejen, Taguas sabe”, explicaba vehemente durante su prologada exposición ante la prensa. Habló de “copiar tal cual” el modelo educativo noruego, de cerrar todas las diputaciones y empresas públicas, de buscar solución a los 3,5 millones de personas no cualificadas de nuestro sector laboral -en su opinión, el empleo cualificado no ha tenido un impacto tan severo, algo que las cifras contradicen- y otros mensajes similares.

Dejó muchas frases rotundas, del estilo “España nucna ha recaudado más de un 41% de su PIB y gastamos el 48%”, “No recuerdo nunca un momento donde la inversión fuera menor que hoy”, “El ahorro de todas las familias juntas no basta para pagar el déficit, algo en lo que somos el único país del mundo” o “Cuando empezó la crisis había un mayor ahorro que ahora”. De hecho, casi parecía político, con su rotundidad, su discurso dilatado y esa particular fábrica de titulares que algunos tienen en la cabeza.

En general Taguas, con su voz profunda, su vehemencia y sus larguísimas intervenciones, lo ve fácil: “¿Cómo se sale de una crisis de deuda? Con ahorro”.

El problema es, como ha pasado con las ‘mutaciones’ de la crisis -por seguir su discurso- de la crisis, a veces las actuaciones para atajarla son las que han hecho que la crisis empeore ¿Qué efectos tendría sobre la economía que las familias siguieran teniendo ingresos bajos? ¿Sólo el ahorro, sin incentivar el consumo, basta? ¿No es cierto que manteniendo el ahorro no se creará empleo, por lo que el Estado seguirá teniendo que pagar un enorme volumen de prestaciones de paro y seguirá sin recaudar impuestos por los sueldos que no se pagan? ¿Qué efectos sobre nuestros servicios públicos, como la Sanidad, la Justicia o la Educación tendría el emprender una reforma como la que defiende?

No hay mejor forma que poner remedios a la crisis que hacerlo con años y distancia, así que quizá habrá que esperar otros siete años para que algún alto cargo económico de algún Gobierno pueda responder a esas preguntas. Cabe desear que para aquel entonces estemos más en las bodas y menos en los funerales, en cualquier caso.

Los votantes dicen...
  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Hace unas semanas tuvo lugar una inusual escaramuza política, especialmente por el tiempo pasado desde los hechos: destacados personajes del equipo económico que formó a su alrededor el expresidente José Luis Rodríguez Z…

  2. […] David Taguas: "Todo hubiera sido distinto si Miguel Sebastián hubiese sido Ministro en la prim… […]

  3. […] de análisis y remedios ante la crisis que se inició cuando desarrolló sus responsabilidades. “Taguas sabe” cómo arreglar esto, dice él mismo 18 febrero 2014 SesiónDeControl.com Sin comentarios […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>